La Serena, recorriendo la Región IV de Chile

Aprovechando el fin de semana largo visitamos algunos lugares de la Región IV: La Serena, Coquimbo y Andacollo. En esta ocasión me centraré en contar qué he visto en La Serena, haré una nueva entrada con los otros lugares.

La semana pasada pensamos cuál sería el destino, un factor determinante fue el precio. Por no variar nuestro presupuesto era limitado, somos estudiantes. Lo que queríamos era visitar varias zonas, gastar poco, conocer a otras personas y hacer cosas nuevas. Después de ver varias opciones decidimos ir a la Región IV.

 

Mapa Región IV de Chile

Los precios suben cuando está cercano un festivo, como es lógico, nosotros compramos los boletos tres días antes por lo que con mayor antelación probablemente podríamos haberlos encontrado más baratos. El billete de ida costó 6.000 pesos chilenos y el de vuelta 10.000, aproximadamente son 20 euros con Pullman. El viaje duró siete horas en autobús, cuentan con todo tipo de comodidades y pagando más se puede elegir un sillón-cama. Salimos a las ocho y media de la mañana del quince de agosto, exigen estar veinte minutos antes para saber cuál es el andén y guardar el equipaje, la verdad es que ese día había mucha gente en la terminal de Viña del Mar.

Autobús de Pullman

Pusieron varias películas, no había demasiadas paradas intermedias e íbamos por autopista. A las tres y media llegamos a La Serena, ya habíamos mirado albergues. No había demasiados hostels donde elegir, al final nos decantamos por uno llamado Hostal el árbol. Dos días antes hice la reserva y me respondieron con un e-mail confuso, me explicaban que había dos lugares donde podríamos alojarnos puesto que ambos eran de su propiedad. Las indicaciones no estaban claras, dimos algunas vueltas pero al final encontramos el sitio. Nos atendió una señora que se encargaba del albergue de la calle Eduardo de la barra, le expliqué varias veces que habíamos hecho una reserva para un cuarto de cinco camas. Me decía que no había constancia de ello, pero que había libre una habitación privada (más cara), me negué. Llamó a otra mujer que se encargaba del hostel de la playa, buscó de nuevo nuestro nombre y apareció. Amablemente nos comentó que debíamos alojarnos en el otro albergue porque ese estaba lleno, nos llevó en su coche y nos enseñó parte de la ciudad. De este modo quedó aclarado el mal entendido.

Costaba 8.500 pesos (11 euros) cada persona, era lo más barato que encontramos. El acceso al albergue era un poco complicado, estaba ubicado en una zona agrícola y los caminos eran de tierra. Al ser la primera vez que veíamos aquel lugar fue complicado encontrar la parcela, la señora nos lo explicó y después nos quedó claro. Para orientarnos debíamos recordar que la terminal de autobuses estaba al lado y tan sólo había que cruzar una pasarela cercana.

Habitación para cinco personas

Nuestra habitación

Lo curioso de La Serena es que la ciudad creció olvidándose del borde costero, por lo que esta zona continúa siendo agrícola. La playa está al lado del albergue, si se camina cinco minutos por el paseo marítimo se llega al faro. Se puede montar a caballo por esa playa, es muy caro y un poco timo (2.500 pesos) pero la verdad es que me hizo ilusión, puesto que nunca lo había hecho.

Faro de La Serena

Montando a caballo por la Playa del Faro

Después de ver el faro fuimos andando hasta el centro de la ciudad, vimos varias iglesias del siglo XVII y la Plaza de Armas donde había muchos puestos con artesanía local, el sitio más recomendado para comprar recuerdos es en un mercado llamado Recova (también se encuentra cerca).

Cine centenario de la Plaza de Armas de La Serena

Mercado la Recova

No podíamos irnos sin haber visto el Museo arqueológico. Abre de martes a viernes de 9.30 a 17:50 h., sábados de 10:00 a 13:00 h. y por la tarde de 16:00 a 19:00 h., y domingos de 10:00 a 13:00 y con entrada liberada. El resto de los días cuesta 600 pesos aproximadamente.

Otro lugar que no nos queríamos perder era el Parque de Pedro de Valdivia, el cual es gratuito al contrario que el Parque Japonés (1.000 pesos cada adulto). Por ello decidimos ir al primero, es precioso y enorme. Hay numerosas actividades para niños, sitios para comer o hacer deporte, un pequeño zoo, un tren turístico…

Parque Pedro de Valdivia

Al salir del parque vimos de casualidad un circo, había un cartel que ponía que anunciaban una promoción 2×1. No recuerdo la última vez que vi una función de este estilo, ya había anochecido por lo que decidimos pagar 6.000 pesos por dos entradas y ver el Circo de las águilas humanas (decían que era uno de los más famosos de Chile con más de ochenta años de historia). Nos gustó mucho, sobre todo los acróbatas.

Circo las águilas humanas

Se pueden visitar un montón de sitios de la Región IV (Valle de Elquí, Vicuña, Los Vilos…), pero no teníamos mucho tiempo y menos dinero todavía. Al día siguiente fuimos a Coquimbo y Andacollo, pero escribiré pronto otra entrada para comentar cómo fue mi experiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s