Valle de Aosta

El Piamonte. Estoy por asegurar que mucha gente que visita Italia, no se le ocurre ir a este lugar. El Valle de Aosta es querido por todos los amantes de los deportes de invierno, es un lujo poder esquiar en el Monte Blanc. Pero no todo se reduce a la montaña y el pico más alto e imponente de toda Europa. Todos los pueblos que componen el Valle de Aosta muestran una Italia poco conocida, o al menos era desconocida para mí, guardan la esencia tradicional del país. Las casas, las calles empedradas o el trato con la gente… en nada se parecen a la ciudad. Merece la pena patear esta parte del país de la bota, no todo es el Coliseo Romano.

Autor: Laura O. Sánchez

(Comarca do Deza, 1994) Socióloga, feminista e inmigrante en Rumanía que aporrea el teclado de Sen Enderezo desde junio del 2014. Nací una tarde de julio soñando con viajar sola por el mundo. La escritura vino más tarde, en 2º de la ESO, cuando Pilar me dejó mi primer libro feminista y creé mi cuarto propio. Ahí empecé a darle a las teclas. Soy una mujer simple: me gusta el café negro sin azúcar, hablar con retranca gallega a 3.600 km y viajar con una perra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .