Albufeira; viajar con la tienda de campaña

En cuanto salió la luz del sol, Mara y yo cogimos el primer autobús que salía desde Faro hasta Albufeira. Fue caro, tres euros y medio, el Algarve es muy turístico y sus precios nada tienen que ver con el norte de Portugal u otras zonas. La estación de autobuses de Albufeira tenía wifi, buscamos un camping donde echar la tienda y dejar nuestras cosas. En la página web solo puedes ver los precios de bungalows, no de las parcelas. Decidimos ir a: Camping Albufeira. Aunque hicimos una pequeña parada en la playa, una escena graciosa, todo el mundo llevaba la toalla a la espalda y nosotras unas mochilas.

Llegamos caminando al camping, cerca de 4 kilómetros porque estábamos fuera del pueblo. Preguntamos a varias personas y todas nos dieron indicaciones precisas. 

Teníamos miedo de que fuese muy caro, mi tienda es una para dos personas que compré en Decatlhlon por 22,90 euros. Las dimensiones son mínimas pero suficientes para dormir nosotras. Cuando llegamos, lo primero que preguntamos fue cuánto nos constaría pasar ahí la noche: 6 euros por persona + 6 euros por la tienda (a dividir entre dos), es decir, 9 euros por persona. Es la misma tarifa para tiendas de hasta cuatro personas, además tú eliges el lugar porque no hay parcelas señalizadas. Era el Algarve portugués, mes de julio, el precio era perfecto.

dsc_3734
Mi tienda de campaña. Bautizada como: La Maura (Mara+Laura), muy original.
dsc_3749
Calles de Albufeira

El camping tenía piscina, una pequeña tienda con precios más caros sin pasarse demasiado, la chica de recepción era muy amable y los baños estaban limpios. Había wifi solo en la zona del bar. En la puerta del camping había una parada del autobús urbano, la línea llegaba hasta el centro, se puede hacer caminando en 20-30 minutos.

Pasamos la tarde en la playa y caminando por las calles del pueblo. Había muchos turistas, sin que le quitasen encanto al lugar. El tiempo acompañaba, hacía calor y el cielo estaba completamente despejado.

Autor: Laura O. Sánchez

(Comarca do Deza, 1994) Socióloga, feminista e inmigrante en Rumanía que aporrea el teclado de Sen Enderezo desde junio del 2014. Nací una tarde de julio soñando con viajar sola por el mundo. La escritura vino más tarde, en 2º de la ESO, cuando Pilar me dejó mi primer libro feminista y creé mi cuarto propio. Ahí empecé a darle a las teclas. Soy una mujer simple: me gusta el café negro sin azúcar, hablar con retranca gallega a 3.600 km y viajar con una perra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .