Couchsurfing: siendo host en Compostela

A finales de enero alojé en casa a dos chicas brasileñas. Me hizo ilusión porque llevaba meses sin ser host en couchsurfing. No vivo sola, siempre he compartido casa con otros estudiantes o mi familia, por lo que no podía decidir por mí misma. Sara y Letícia son estudiantes de intercambio en la USC, necesitaban una casa mientras buscaban su piso. Comprendí perfectamente la situación, yo también fui estudiante erasmus: Mi año de Erasmus en Chile.

No es fácil atravesar el océano y empezar de cero en otro país. Las clases en otro idioma, un temario nuevo y no conoces a absolutamente nadie. Lo cierto es que tampoco tenía mucho tiempo porque estaba a punto de pasar mis exámenes del final del semestre, pero intenté ayudar en la medida de lo posible. Couchsurfing no es solo pedir, es dar. Yo he usado esta página un montón de veces y mayoritariamente para pedir alojamiento, era el momento de colaborar. 

Fui a recogerlas a la estación de tren, ya por la noche y vinimos a casa. Fue la ocasión perfecta para mejorar mi portugués y olvidar todo tipo de vergüenza que supone hablar un idioma que no es el materno.

Visitamos la ciudad, paseamos por la zona vieja de Compostela y las llevé a los bares más típicos. Obvio, comimos tortilla en La Tita aunque también les gustó la que cociné yo. Quedaron en casa cuatro días, hasta que encontraron un piso y se fueron a vivir con otra brasileña y una mexicana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s