15 días de aventura. Sur de Francia en coche

RDespués de barajar opciones, decidimos hacer un viaje en coche. El avión se encarece demasiado durante los meses de verano. No estábamos dispuestos a dejarnos un riñón, así que redactamos un anuncio en blablacar y compartimos gastos con otros viajeros. En esta ocasión no viajo sola, he engatusado a mi actual pareja. El 16 de agosto, fuimos directos al sur de Francia.

A ambos nos atrajo la idea de atravesar los Pirineos y conocer algunos pueblos franceses donde se encuentran castillos de cuento. En las semanas previas a la partida, debatimos sobre la ruta y también dependíamos de la demanda de blablacar. Al final, conseguimos que una mujer de 66 años viaje con nosotros hasta Bayonne (Francia). Perfecto.

Mandamos varios mensajes por couchsurfing, disfrutando de experiencias de todo tipo. Un inicio complicado, otra realidad diferente a la que pensábamos, pero que mejoró con las siguientes familias con las que contactamos. No todo es ideal. Impresionante la hospitalidad de la gente del lugar. Los que no pudieron hospedarnos, ya que son unas fechas muy malas, nos aconsejaron sobre lugares donde podemos aparcar gratis y otros consejos útiles.

Por lo tanto, todos los artículos sobre esta aventura van a ser diferentes. Es la primera vez que viajo con la mochila y el coche. Acompañad, convencí a mi pareja. Usando blablacar, aunque en realidad, fue Dani quien se tragó 3.000 km al volante.

En resumen, en los siguientes enlaces podrás conocer un viaje lleno de…

  • Anécdotas. Al final me pongo al teclado con el único motivo de relatar mis aventuras viajeras, en este caso muy bien acompañada. Me encantaría que otra persona leyese estas líneas y se animase a coger la mochila. No hace falta ser millonario para conocer mundo.
  • Rutas de senderismo. Me da exactamente igual cuál es tu condición física, hay muchas alternativas y frente a la pantalla está una asmática. Los paisajes son impresionantes, unos colores que solo he visto en los Pirineos. Merece la pena hacer un esfuerzo.
  • Aventuras con la tienda de campaña. Hay muchos lugares donde echar la tienda, en este enlace puedes leer mi opinión sobre la acampada libre. Hablando con franceses, afirmaron que está bien visto siempre que seas una persona cívica y te comportes. Pagar un camping es más barato que en España, en general incluso el servicio es mejor. En último lugar, mencionar los puntos de acampada juvenil donde se paga un euro por la ducha y tres por una parcela (prácticamente gratis).
  • Experiencias couchsurfing (primera vez que Dani se alojó en la casa de otra persona). Viajar es conocer a locales y ver los verdades sitios interesantes, no queríamos quedarnos con una mera fotografía turística. El primer host, fue un fracaso, pero las familias que nos alojaron después fueron un auténtico amor.
  • Buena compañía. Viajar sola es maravilloso, lo he hecho en varias ocasiones tanto en Latinoamérica como Marruecos o Europa. Sin embargo, es obvio que de vez en cuando apetece ir acompañada de alguien. La típica situación en la que se estrechan lazos o se termina por tirar trastos a la cabeza del otro. Pasar 24 horas con alguien, no siempre es fácil, por eso hay que buscar un buen candidato. No tengo queja, un auténtico acierto. Me alegra haber compartido esta experiencia viajera.

Ruta de los Pirineos:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruta de los cátaros:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s