Cirque de Troumouse (Pirineo Francés)

Ya había adelantado que este viaje iba de senderismo y rutas en entornos naturales. El Cirque de Troumouse pertenece al Parque Nacional de los Pirineos y el pico más alto se llama Munia. Es una visita obligada y al tener coche, resultó bastante sencillo llegar. Por supuesto, habla la que no estaba al volante y no hizo miles de kilómetros.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasamos dos noches en un camping cercano, con instalaciones decentes y de nuevo era el único que tenía personal en recepción a la hora que llegamos. En este caso, había más tiendas de campaña que caravanas. Todos tenían coche, excepto una pareja joven que viajan con las mochilas. Comprendo perfectamente su cara, horas con la mochila a cuestas y todo encajado para que entre la tienda, la ropa y la comida. Empezaron a sacar las cosas y montaron una preciosa Coleman. A partir de ese momento, nosotros miramos con cierto desprecio nuestra austera tienda de Decathlon.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2aec
Cirque de Troumouse
UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2ae9
France

Los más gracioso del lugar eran dos ingleses. Una pareja de ancianos que viajaba en un descapotable de los años veinte (intuición porque no entiendo nada de coches). De verdad, debe ser impresionante hacer un viaje así. Entrañables, esa es la palabra. La primera noche llovió muchísimo, algunas tiendas se inundaron. Por ejemplo, nuestro vecino (un alemán de mediana edad) acabó durmiendo en el coche. Es importante un buen equipamiento, en los Pirineos hace mal tiempo: nosotros pasamos frío (enlace) y en este camping la tienda tuvo algunas goteras. Repito lo mismo: oda a Coleman.

Lo importante de aquel lugar fue caminar por el Cirque de Troumouse. Las vistas desde la cima son impresionantes, plena naturaleza y un paisaje con unos colores atípicos. Si te gusta la fotografía, es tu sitio. Aunque no todo iba a ser maravilloso, ocurrió algo que hoy ya es anécdota. Dani estaba sacando fotografías con la cámara, apoyó la mochila en unas rocas y perdió su teléfono móvil. Poco tiempo después, nos dimos cuenta. Revisamos las fotos y él supo el lugar exacto. Llegamos y no había nada, era evidente que alguien se lo había llevado.

Preguntamos a varias personas y nadie sabía nada. Cuando terminamos la ruta, fuimos al refugio y a un bar por si alguien lo había dejado allí. No hubo suerte. Empezó a llover y descartamos la idea de seguir buscando por la montaña. En este momento, quedarte con el móvil de otra persona no sirve para nada. Puedes bloquear todo y ya está, un trasto inútil. No duele su valor, fastidia que alguien te haga esa faena y más cuando estás en el extranjero. Las personas deberíamos ser más cívicas.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2aed
Pirineos franceses
UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2af0
France

Hoy, nos reímos de ese momento y las vueltas que dimos. Mi móvil está hecho un desastre y tengo contratados pocos megas, así que oficialmente nos quedamos sin gps. Además, los anuncios de blablacar los poníamos con la cuenta de Dani. Yo también utilizo la app, pero como pasajera y no conductora porque en aquel momento no tenía coche. Probamos, pero nadie contestó lo que queríamos escuchar porque mi cuenta no tiene referencias como conductora. Quedar sin móvil significó perder dinero en todos los sentidos.

Las anécdotas del viaje no siempre son buenas, no hay que idealizar nada. Por supuesto, no nos arrepentimos de visitar el Cirque de Troumouse, donde Dani dijo au revoir a su LG.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2aeb
Dani dijo au revoir a su LG
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s