Foix, empezando la ruta de los châteaux

Nuestro host de Bayonne, un hombre que no nos pareció simpático (puedes leer más, haciendo clic), nos dijo que la ruta que teníamos pensada era una locura. Nos trató de ineptos cuando comentamos qué pretendíamos hacer en Francia. Según su forma de pensar, lo pasaríamos mejor si fuésemos a Andorra (mes de agosto) que a Foix o el Parque Nacional de los Pirineos. No podía estar más equivocado, no me hubiese perdonado perder estos paisajes por estar dentro de un centro comercial o comprando una camiseta de: I (L) Andorra.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2b67
Lo que nos íbamos a perder…

Foix es una ciudad que nació alrededor de su castillo (S. XI, aunque sus torres son posteriores), con calles muy animadas y ocio de todo tipo. Está a 80 km de Toulouse. Se caracteriza por la conservación del casco histórico y los barrios en altura, alcanzando los 600 m. Los ríos que atraviesan la ciudad son el Ariège y el Arget.

El desarrollo de la ciudad fue posible gracias a la fundación de la abadía de San Volusien (siglo IX). Se construye el castillo y las murallas, con el fin de defender la autonomía de Foix. Con la caída del Antiguo Régimen, la ciudad es caldo de cultivo de las nuevas ideas liberales y un lugar destacado de la Revolución Francesa (1879). En los callejones, se respira historia.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2b6c
Fotografía tomada desde el otro lado del río.

Por criticar algo, verano no es la mejor época para viajar al sur de Francia porque hace mucho calor. Creo recordar que  dormimos cerca de Foix, buscamos otro lugar para acampar gratis, cualquier trozo de suelo donde no molestásemos a nadie. Por pura casualidad, encontramos un punto de acampada juvenil (Point Accueil Jeune) donde pasamos dos noches.

En Francia parece ser que es común. Son lugares habilitados para la acampada, donde solo pagas 1 euro por la ducha y 3 por plantar la tienda (dinero que es empleado para conservar la zona). A media tarde, pasó una chica de Eslovaquia que ahora trabajaba allí. Fue muy amable, no llevaba mucho tiempo en el país y hablamos en inglés sin necesidad de decir una palabra en francés (mi nivel es pésimo).

Algunas personas acamparon sin pagar nada, dependía de la hora de llegada ya que no había recepción. En el aparcamiento, se instalaron varias caravanas. Por estar colocando la tienda, me perdí una anécdota muy graciosa. Dani estaba lavando algo de ropa y llegó un señor mayor de origen francés (lo supimos por la matrícula de su caravana). Sin mediar palabra, se desvistió hasta quedar desnudo y se echó por encima un cubo lleno de agua fría. Imagino la cara de mi pareja ante tal escena. Para empezar, si hubiese pagado un euro tendría derecho a diez minutos de agua caliente en una ducha. Aquel hombre era un personaje. Cuando me lo contó, no podíamos parar de reír.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2b6b
Foix, una ciudad medieval muy bien conservada.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s