El sur de Francia: Château de Montségur

El castillo está en la colina de una montaña a 1.200 metros del suelo. Es uno de los grandes atractivos del sur de Francia, visitado por personas de diferentes nacionalidades. Se encuentra a unos 80 km de la ciudad de Carcasona, en las regiones de Languedoc-Midi-Pyrénées. Cuando aparcamos el coche, pudimos escuchar familias escocesas con su peculiar inglés y otras personas con un francés diferente al de la zona. Es un reclamo turístico, no pudimos disfrutar el castillo con plena libertad pero mereció la pena.

Captura de pantalla 2018-02-14 a las 13.45.28
Mapa para situar el Château de Montségur

El castillo alberga numerosas leyendas, crecientes tras su trágico final y la decadencia de los cátaros. La construcción del castillo se atribuye a rituales mágicos y los fenómenos naturales como el viento, que hicieron posible construir la fortaleza en lo alto de una gran roca. Hay diferentes teorías, desde las religiosas a las más exotéricas, pero parece ser que el motivo de su construcción fue la defensa militar de la zona.

En las fiestas de San Juan, personas de las poblaciones cercanas, tienen la tradición de peregrinar al castillo. Por mero interés histórico, manteniendo tradiciones de la zona, o por una razón religiosa. El hecho es que visitar estos restos arqueológicos, traslada al visitante a una época en la que el departamento de Ariège gozaba de autonomía hasta su asedio.

Es necesario subir a pie, siguiendo un camino empedrado pero factible para casi todo el mundo. Veíamos subir a personas mayores o niños. Al llegar a la mitad, aparece una taquilla y es el momento de pagar los cinco euros de entrada. En el siguiente enlace conseguirás más información: turismo en Francia.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2b6e
Château de Montségur
UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2b74
Una peculiar pareja…

Del siglo XIII y bien conservado. Sin desmerecer las vistas. Algo curioso que nos pasó fue encontrarnos con una pareja bastante llamativa. Ella paseaba con una especie de bombo, un instrumento que empezó a tocar después de rociarse de incienso. Un ritual que no comprendimos y unos cánticos que él empezó y que nosotros jamás hemos escuchado.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2b70
Las vistas…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s