¿Cuál fue mi presupuesto para un viaje por los Pirineos franceses?

La pregunta recurrente en cualquiera de mis comidas familiares o cuando tomo un café con mis amigos. Algunos deben pensar que soy millonaria, que he recibido una herencia de un pariente lejano que me permite conocer mundo. Nada más lejos de la realidad, no tengo propiedades ni una fortuna a la que recurrir cuando se me ocurre emprender un viaje. Soy una joven normal, cuyo presupuesto mensual es austero. Lo más importante es saber administrarse, organizarse y determinar cuáles son las prioridades.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Existen millones de formas de viajar, todas válidas. No voy a entrar en un eterno debate sobre: el buen mochilero. De paso podían ser inclusivos e incluir a las mujeres, nosotras también mochileamos. Para mí lo relevante es salir de los cerrados circuitos turísticos, conocer a gente local y aprender cosas útiles sobre el lugar. En este artículo podrás leer mi opinión con más detalle: ¿Por qué viajo como mochilera?.

Hablemos de números, que parece que es el tema que más interesa. Nuestro viaje a Francia fue despreocupado, con un presupuesto mochilero no pasamos penurias e incluso nos dimos algunos caprichos como comer solomillo. Después de trabajar o estudiar todo el año, merecíamos esos placeres de la vida. En total, repito que sin privarnos de nada, gastamos unos 650 euros (es decir, 325 euros cada uno). Dos semanas de viaje y 3.000 kilómetros en coche.

Es cierto que hubiese gastado menos en mi casa, pero tampoco habría una gran diferencia. Echa cuentas: alquiler, transporte, gastos de la casa, comida… Se puede viajar bien, sin grandes sacrificios, y sin necesidad de reventar la tarjeta de crédito. El que gasta mucho viajando, es porque va a lugares que nacieron con el objetivo de sacarle el dinero a los turistas. Fin de la discusión. Siempre hay alternativas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Transporte:
    • Fuimos a los Pirineos Franceses e hicimos una ruta por los cátaros del sur de Francia. Era imposible plantearnos este viaje sin incluir el coche. No hubiésemos conocido ni la mitad de los lugares de haber utilizado el transporte público.
    • El diésel en España es más barato que en Francia, hay que llegar con el depósito lleno e intentar no recurrir a las gasolineras francesas.
    • El coche da completa independencia, cunde no depender de horarios e ir a tu ritmo.
    • Alternativas para ahorrar:
      • Básico: usar blablacar. De Compostela a Bayonne, una mujer francesa compartió los gastos de viaje con nosotros. ¿Para qué viajar dos en un coche, si cabe más gente? Ella aportó 45 euros, que nos vinieron genial.
    • Inconvenientes:
      • La vuelta la pagamos nosotros. Tuvimos el imprevisto de perder el móvil de Dani y no conseguimos a nadie que hiciese el mismo trayecto (mi cuenta tiene menos referencias y nadie se animó). Si quieres leer más: Cirque de Troumouse.
      • Dani se tragó miles de kilómetros. En aquel momento, yo todavía no tenía el carné de conducir. Evidentemente, me ahorré todo ese esfuerzo. Este verano, si vamos en coche, ya podremos turnarnos.
      • La mitad de nuestro presupuesto para el viaje, fue para el diésel: unos 350 euros (a dividir entre dos). Además de algunos tramos de autopistas francesas.
UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2b67
Foix
  • Alojamiento:
    • Couchsurfing. No queríamos ir a Francia para pasearnos por lugares turísticos y pagar hoteles de varias estrellas. Creemos que no es necesario, tenemos otra mentalidad y somos jóvenes: podemos soportar dormir en una tienda de campaña y, además, disfrutar el viaje. Couchsurfing permite conocer locales, los mejores contadores de historias y los verdaderos guías. Conocimos personas interesantes y que salvo en un caso (Bayonne, puedes leer más en este enlace) nos trataron estupendamente. En Compostela yo también ayudo a los viajeros, es una forma de devolver el favor y siempre es bueno conocer a gente de otros países para librarnos de todos los prejuicios. Y algo importante: couchsurfing es una comunidad altruista, sin transacciones de dinero.
    • Acampada libre. Teniendo tienda de campaña, la vida es más sencilla. No hay que complicarse, se puede acampar en cualquier sitio mientras tengas sentido común. No es lógico pretender plantar la tienda en el centro de la ciudad, menos si es un casco histórico. De hecho, repito lo que nos dijeron algunos franceses que conocimos: está socialmente aceptado. Dormimos varias noches sin pagar, donde no molestábamos a los vecinos. No nos robaron ni nos multaron. Además, las cosas de valor estaban en el maletero del coche. Se agradece un poco de intimidad y andar a tu aire, sin depender de los horarios de un host.
    • Camping de pago. Aviso: en Francia es un alojamiento barato. Excepto Carcassonne, todos costaron menos de 8 euros por persona. El motivo principal para pagar un camping, es tener acceso a una ducha con agua caliente. Cuando hicimos acampada libre, teníamos que usar las fuentes o el río. Los Pirineos no es un sitio con un clima cálido. Si se puede, sería estupendo encontrar los puntos de acampada juvenil.
    • Hostales: dormimos dos noches en hostales de carretera, no había opción a un hostel. En un pueblo cerca de Lourdes, donde pagamos 30 euros en total (15 euros por persona) y en Santander (entre 30-40 euros en total) cuando regresamos a Compostela. No tenían un precio elevado, claro que no, pero tenemos otras prioridades.
UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2ade
Parc national des Pyrénées
  • Comida:
    • Desde conservas que cogimos en nuestras casas de Compostela, a restaurantes donde probamos la comida francesa. Nuestro mejor banquete fue a la vuelta, cuando comprobamos que habíamos gastado menos de lo estimado y cenamos como si no hubiese mañana: solomillo, vino, postre… Fue nuestra forma de cerrar el viaje. Lo que quiero decir, es que se puede viajar con poco dinero y sin llegar a ser miserable con la comida.
    • Teníamos camping gas, íbamos al supermercado y cocinábamos para no alimentarnos a base de bocadillos. También te ahorras muchos desayunos cuando tienes la ocurrencia de llevar una cafetera pequeña, igual que si estuvieses en casa. Y en las casas de couchsurfing, nos trataron genial y usamos sus cocinas.
    • La comida en Francia es más cara, pero en el supermercado tampoco hay una grandísima diferencia. Hay que mirar bien los precios y comprobar en google cuáles son las cadenas más económicas.
    • Tampoco renunciamos a nuestras cervezas, para eso siempre habrá presupuesto. El alcohol es caro, como en cualquier país europeo.
UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2ad8
Lac de Gaube
  • Otros gastos:
    • Los castillos, algunos parques naturales y sitios de interés turístico requieren el pago de una entrada. Para los estudiantes (como es mi caso) hay descuentos. En otras ocasiones, tuvimos un golpe de suerte cuando comprobamos que el castillo de Carcassonne (y otros) son gratuitos para menores de 26 años. El cumpleaños de Dani es en septiembre, salvados por la campana.
    • Por supuesto, si vas a otro país economizas en absolutamente todo menos en los monumentos históricos. Son lugares que no podrás sustituir por ninguna cosa. Prefiero dormir en el suelo que dejar de visitar un castillo medieval.
    • Siempre se compra alguna cosa del lugar, lógicamente. Cuando viajas mucho con la mochila, te das cuenta de lo molesto e innecesario que es andar con millones de kilos encima. He aprendido que el mejor recuerdo, queda en la memoria o recogido en las fotografías que saco o las postales que compro. No necesito una sudadera que diga a los cuatro vientos que he estado en un lugar. Sí, tengo una de Cambridge pero ya han pasado cuatro años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Creo que he sido clara, con poco se puede hacer mucho. Sin necesidad de mendigar o sufrir catástrofes. Cada mes, cualquiera puede apartar unos euros para viajar a alguna parte. Aunque no sea muy lejos. Los Pirineos franceses hacen frontera con España, pero durante la narración de mi viaje habréis podido ver que es otro panorama. Viajar merece la pena.

Puedes volver a leer nuestro viaje con un solo clic:

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2adb
Dani, fotógrafo oficial de este viaje.

Más enlaces de interés:

Anuncios

4 comentarios en “¿Cuál fue mi presupuesto para un viaje por los Pirineos franceses?

    1. Olá Telma,

      Acho que esta web fala dos pontos de acampamento juvenil: http://anpaej.fr Porém, nao tenho muita informaçao porque eu também nao conhecia esta modalidade para viajar. Con certeza, é perfeito para viajar sem muito dinheiro. Se eu tiver mais informaçao, eu vou escrever um novo post.

      Obrigada e beijinhos,
      Laura

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s