Bansko, la ciudad búlgara donde se vive con la muerte

Este lugar no tiene nada que ver con las grandes urbes. Aquí convive la tradición con la modernidad, los negocios de siempre con las multinacionales, el esquí con los locales de copas… Si no hubiésemos visitado Bansko, no entenderíamos nada sobre el significado de la muerte para los búlgaros.

43623131_10212813421239400_4554994404330307584_o
Señoras de Bansko. Aquí también sacan las sillas a la calle para hablar de sus cosas
¿Dónde dormir en Bansko?

A través de booking reservé una habitación en una guest house: Gondula Apartments & Suites. Pagamos 15 euros por noche, teníamos una habitación con cocina y baño privado. Está a menos de un kilómetros de la góndola que sube al Pirin.

Es cierto que no era un hostal de lujo, los vasos y los tenedores estaban contados, pero el dueño fue muy amable aunque llevamos un susto. Hicimos una peregrinación de tres autobuses para llegar desde el Monasterio de Rila: ¿Cómo ir a Pirin desde Rila? Los buses en Bulgaria funcionan bien. Padeciendo mi gastroenteritis que acabaría obligándome a sobrevivir a base de suero. En uno de los trayectos conocimos a un simpático niño alemán y su peluche. En una hora nos hicimos íntimos amigos aquel oso y yo. Pero a lo que iba, cuando bajé del último bus, vomité todo lo que llevaba dentro.

43698300_10212813420439380_4638502376884404224_o
Ruta de senderismo en Pirin

Esperé a que se me asentase un poco el estómago y empecé a andar hacia la guest house. Quedaba en la otra punta de la ciudad, muy conveniente si vas a ir a Pirin pero no tanto si pateas desde la estación de autobuses. Serán unos dos kilómetros. El caso es que llegamos a la puerta, estaba abierta y pasamos. Aquí llegó el disgusto: la recepción estaba cerrada. Nos cayó el alma a los pies, me encontraba fatal y necesitaba una cama para reponerme.

Había un papel con un número de teléfono y unos horarios que no se correspondían con la realidad, no era hora de cierre. Llamamos, dando por hecho que tendríamos que esperar una eternidad. En una pésima pronunciación inglesa, se notaba que tenía grandes dificultades con el idioma, dijo que tardaría unos 20 minutos. En menos de cinco se presentó allí.

Fue gracioso ver a un hombre de dos metros ante un escritorio minúsculos, el típico de fornica. Estaba enferma, pero era tan entrañable que me hacía reír. No sabía inglés, pidió disculpas, aunque no importaba porque al final nos entendíamos. Hicimos el check-in por dos días, 30 euros en total. No aceptan tarjeta, como suele ocurrir en Bulgaria.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pirin y su pico de 2.914 m

La cordillera de 40 kilómetros de longitud se caracteriza por estar formada mayoritariamente de granito y rocas metamórficas. Una de sus rutas de trekking más famosas lleva hasta la cima del Vihren a 2.914 mRuta de 10 km por Pirin. Una experiencia increíble porque puedes caminar por las piedras con la ayuda de una línea de vida, una cuerda a la que te puedes agarrar. Los fotografías son impresionantes.

Senderista en picos de montaña de roca de Pirin
Foto de Senderismo por Europa

La góndola para subir a Pirin

En total son 20 lev (10 euros) por un billete de ida y vuelta. El recorrido vuelve a ser largo y es posible subir en coche, de hecho muchas familias lo hacen. El teleférico no deja de ser una atracción turística. Al final del día, decidimos hacer autostop aunque habíamos pagado la vuelta porque me encontraba mal. Paró el primer coche, era un matrimonio de unos 60 años que no hablaban nada de inglés, no importaba. En todo el trayecto no hablaron, entre ellos solo comentaron un par de cosas, y nos dejaron en el centro de Bansko. Es su forma de socializar.

43650778_10212813419399354_8963818057826828288_o
Pirin en estado puro

Nuestra fallida ruta

Intentamos hacer la ruta, pero fracasamos. Bajamos de la góndola y llegamos al refugio de Vihren. Nada mal si tengo en cuanta que cada veinte metros tenía que parar porque necesitaba vomitar o me iba por la pata abajo, cualquiera que haya pasado por una gastroenteritis sabe de lo que hablo. Estaba deshidratada y me alimenté a base de pan y suero de la farmacia. En mi estómago no aguantaba nada.

Nuestra idea era caminar 7 km, leímos información de esa ruta en internet, pero no nos dimos cuenta de que empezaban a contar desde el refugio. Si partes de la góndola, son 15 km. La última góndola baja a las 18:00 aunque no entienda ese horario. No todos los viajes salen perfectos.

Iglesia de la Santísima Trinidad

Como ya he dicho, Bansko es la ciudad que está a los pies del Pirin. Cuenta con la estación de esquí más importante de Bulgaria, al menos la que tiene fama, pero en verano continúa recibiendo visitas porque se pueden practicar rutas, bicicleta o deportes de aventura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es una de las iglesias más grandes de todo el país. Se construyó en 1835 por las manos de artesanos locales por lo que le da un estilo peculiar. Por regla general, todos los edificios antiguos de Bansko son del Renacimiento (S. XVIII – XIX) y fue declarada zona protegida por la UNESCO en 1983.

43736327_10212813421879416_7942386057864019968_o
Esta es la entrada de la iglesia, a continuación hablaré de todas esas esquelas…
La muerte en Bulgaria

Cada sociedad honra a sus muertos de una determinada manera. Hasta hace poco, los gallegos hacíamos velatorios de cuerpo presente en nuestras casas, sin pisar un tanatorio. Puedes leer este artículo de El Faro de Vigo: El fin de los velatorios caseros. Mi abuela me contó el entierro de su abuelo, era pequeña pero lo recordaba perfectamente. El difunto estaba en su cama, con la mejor ropa y aseado. Todos los vecinos y familiares fueron a darle su último adiós. Las mujeres rezaban el rosario y los hombres tomaban unas cuncas de viño en la cocina.

Pues Bulgaria tiene su propio sistema, con raíces históricas y etnográficas. Para alguien que le gusta conocer otras culturas con ojos de antropóloga, le gustará saber más sobre estos temas. Ellos le dan mucha importancia a las esquelas.

Las esquelas búlgaras

Los gallegos también ponemos esquelas en los pueblos y las aldeas, en las ciudades es menos común, pero es completamente diferente. Las familias suelen poner el nombre del fallecido, su localidad de origen y el día del velatorio. No se añaden fotografías, salvo casos especiales. Hay tableros para esto o se ponen en los postes de la luz de las zonas rurales.

En Bulgaria si alguien fallece, empapelan las calles con su esquela. Solo los lugares que solía frecuentar esa persona: su casa, el trabajo, la tienda donde compraba… Hay que seguir una serie de normas que determinan el formato, por ejemplo si se pone fotografía o un tipo de letra. Cada cierto tiempo (una semana después del fallecimiento, dos meses, un año…) las esquelas se irán sustituyendo por otras con el nuevo formato.

Sabía que esa variedad de esquelas debía ser por algo, que todo tiene su razón de ser. Así que preguntamos de forma educada a los búlgaros que conocimos. Es un tema delicado, no se trata de pensar que es arcaico cuando ellos podrían pensar lo mismo de nuestras tradiciones. Nos explicaron los formatos y el significado.

43672036_10212813422479431_7053401980202385408_o
Portal de una casa cualquiera

La tradición dice que es la lluvia o el viento los que deciden el momento de la marcha de un ser querido. Llegará el día que desaparezca el papel y significará que esa persona ya no se encuentra entre nosotros. Me pareció una bonita forma de simbolizar la despedida, aunque ahora la gente hace trampas con el plástico.

43747837_10212813420639385_8601473781849915392_o
Las calles de Bansko están frecuentadas por difuntos. Los vivos comparten espacio con los que han partido. Estas esquelas tienen formatos determinados, que corresponden a fechas diferentes
Los clubs

Algo que llama la atención de esta ciudad, además de las esquelas y los edificios de piedra, es la cantidad de clubs de alterne que hay. Locales donde se pone precio al cuerpo de una mujer, esclavizándola y aprovechándose de su situación que vete a saber cuál es. Se suele relacionar Europa del Este con la trata, pero no seamos hipócritas cuando hace unos años cerraron un infierno en A Golada (Pontevedra).

Toda la publicidad, ni me molestaré en describirla, es lamentable. Las mujeres son simples mercancías para el uso y disfrute de hombres con dinero, tampoco tendrán que ser millonarios. Oferta de locales lujosos y otros más austeros. Las cloacas y la peor cara del turismo. Mientras haya clientes, habrá víctimas.

Artículos relacionados

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s