Tryavna, el pueblo del Renacimiento búlgaro

Viajar es huir de las grandes ciudades y buscar la tranquilidad de los pueblos. En Bulgaria hay numerosas opciones, es un país verde con bellas localidades en sus montañas. 

A 40 kilómetros de Veliko Tarnovo se encuentra Tryavna, la cuna del Renacimiento búlgaro.


¿Cómo llegar en tren desde Veliko?

La forma más barata de viajar por Bulgaria, seguiré diciendo que es moverse en tren. Los billetes son muy económicos, jamás superan los diez euros, y hay estaciones en todos los pueblos. Los locales utilizan este medio de transporte, hagamos casos a los que de verdad conocen el país.

Búlgaros en cualquier parte de Tryavna. En la fuente se pueden ver las marcas de las rutas de senderismo.

Compré mi billete en la estación de tren de Veliko Tarnovo. La señora que estaba en la taquilla no hablaba inglés, intentó explicarme en búlgaro algo relacionado con mi trayecto. No entendí absolutamente nada, interpreté que tenía que hacer un transbordo. Pagué 3 lev (1,50 euros) y busqué a alguien que hablase mi idioma. Encontré un chico búlgaro con un buen nivel de inglés, estaba mochileando con una alemana, me explicó que mi tren iba directo a Tryavna y que no me preocupase de nada.

Con la Torre del Reloj al fondo, la fotografía más repetida en Tryavna

Otro idioma, no es una barrera

A continuación narraré el trayecto de tren más surrealista de mi viaje a Bulgaria. Los asientos no están enumerados, subí en el primer vagón que vi y coloqué mi mochila en la clásica estantería. Saqué un libro, en este viaje llevé Prohibido nacer de Trevor Noah, y me metí por completo en aquella historia en pleno Apartheid. 

Lo extraño empezó cuando pasó la revisora del tren. La mujer, con el correspondiente uniforme, nos pidió los billetes para comprobar que habíamos pagado y que estábamos en el tren que correspondía.Obviamente, hablaba su idioma y no entendí nada. Era evidente que estaba hablando demasiado, lo normal era decir: 

Buenos días, ¿me permite ver su billete de tren? – la revisora comprueba que está todo en orden- Muchas gracias, que tenga un buen día. (Todo este diálogo en búlgaro y tú, sin entender nada, con una permanente sonrisa en la cara).

Búlgaros en cualquier bar de Tryavna

Aquella mujer estaba usando más palabras, por lo que el mensaje tenía que ser diferente. Le hablé en inglés, dejando claro que no era capaz de entender nada en búlgaro. Puso un gesto que a mi entender fue algo así como no es mi problema y se fue.

Estaba viajando con mi pareja, no entendimos nada y simplemente pensamos que era una borde. Incluso nos hizo gracia su gesto, porque nadie entiende búlgaro. Nos parece un idioma muy diferente, como en polaco o el serbio, si fuésemos a esos países solo podríamos hablar inglés.

Diez minutos después volvió la misma mujer acompañada de otro revisor. Habíamos hecho algo mal, estaba claro. Ella miró para los dos y le hizo gestos a mi pareja para que se levantase. Se fueron de ese vagón, dejando la mochila atrás y yo mirando con cara de qué está pasando aquí. Cabe destacar que la que habla inglés soy yo, mi pareja se quedó en el verbo to be del instituto (aunque entiende más de lo que piensa, solo es un hater).

Mujeres búlgaras tejiendo la revolución

En los cinco minutos que estuvo hablando con ellos, por mi cabeza pasaron miles de hipótesis nada lógicas:

  1. En Brasil, concretamente en São Paulo, se ven tres tipos de vagones: para mujeres, hombres y mixto. Es una forma de evitar el acoso callejero que sufrimos todas las mujeres con indiferencia de la ciudad en la que nos encontramos. Tal vez en Bulgaria había líneas que seguían esa filosofía, en nuestro vagón solo estábamos nosotros.
  2. Aquella barba nos traería problemas. Bulgaria es la vía de acceso a Europa de muchos refugiados, personas que huyen del terror de la guerra y buscan un futuro. La imagen llena de prejuicios que imaginamos es un hombre moreno, con barba y musulmán. En Bulgaria casi no hay turistas, seguro que no les encajaba un gallego en un tren de gente normal.
  3. Lo más sensato era pensar que estábamos en el tren incorrecto, que estábamos yendo en dirección contraria y se lo estaban contando a él porque era un hombre, siguiendo la idea de que las mujeres no entendemos de mapas (nótese el sarcasmo).
Por el centro de Tryavna…

Es increíble la cantidad de prejuicios que tenemos en nuestras mentes, actos involuntarios que nos han inculcado desde el día que nacimos. Recibí una educación eurocentrista, sin que fuese la intención de mi madre. Estudié una carrera con pensamiento crítico, reflexión y aceptación de otras culturas. Me encanta viajar y conocer otras formas de vida. A pesar de todo eso, pensé esa cantidad de estupideces durante unos minutos.

Aquella mujer que calificamos de borde, se tomó la molestia de recorrer todo el tren para encontrar alguien que hablase inglés. Después fue a nuestros asientos y le pidió por favor a mi pareja que la acompañase. El otro revisor le explicó a una chica búlgara, con todo tipo de detalles, que la vía estaba cortada y el último tramo del viaje teníamos que realizarlo en autobús. El horario era el mismo, pero querían que nosotros entendiésemos que todos bajarían del tren antes de nuestro destino. Si no nos lo hubiesen explicado, seguiríamos al rebaño sin entender qué estaba pasando. La joven búlgara, estudiante de no sé qué carrera, hizo una perfecta traducción al inglés.

Escuela laica de la Bulgaria del siglo XIX

Mi pareja estaba matándose de risa cuando volvió a nuestro sitio, entendió lo más importante y me explicó lo que había pasado. Jamás podemos llevarnos por nuestros prejuicios, que todos los tenemos, si no entendemos qué está haciendo alguien que no habla nuestro idioma. Pensamos que nos había mandado a paseo por no hablar búlgaro, cuando en realidad nos estaba diciendo que había obras en las vías. La mejor forma para romper con las ideas preconcebidas, es viajar y mezclarse con otras culturas.


¿Por qué debes visitar Tryavna?

La revisora del tren, la de la historia surrealista, era toda una revolucionaria. Cuando subimos al autobús que haría los últimos 10 kilómetros hasta Tryavna, empezó a protestar en búlgaro porque llevaron un autobús demasiado pequeño. La mayoría de las personas íbamos de pie y con la mochila a la espalda. Aquella mujer era maravillosa.

Tryavna es una visita obligatoria para quien viaja a Bulgaria

Por fin estaba en Tryavna, el pueblo búlgaro donde mejor se conserva la arquitectura renacentista (S. XVIII-XIX). En la actualidad, es un reclamo turístico para los enamorados de las montañas y la Bulgaria tradicional. Ya había habitantes en los tiempos de los tracios, pero no es hasta el Renacimiento cuando Tryavna es situada en el mapa y empieza a recibir visitas de artesanos e intelectuales. 

La torre del reloj
Torre del Reloj, Tryavna

No es un pueblo muy grande, en una tarde se puede ver todo y reservar la mañana para realizar una ruta de senderismo. El caso es que no puedes irte sin ver la Torre del reloj (1814). Fue declarada monumento arquitectónico de interés en 1967.

La antigua escuela de Tryavna
Antigua Escuela de Tryavna

En Tryavna hay varios museos de arte y es la casa natal del revolucionario Angel Kanchev (1850-1872). Entre todas las opciones que ofrece este pueblo, me quedo con la antigua escuela. Fundada por Petko R. Slavejkov, quien defendía la enseñanza laica en el siglo XIX. Podrás ver cómo era estudiar en esa época, si eran varón puesto que en las fotografías no vi ninguna niña. La entrada son 2 lev (1 euro) para los estudiantes y 3 lev (1,5 euros) el resto.

Trabajadora de la Antigua Escuela

Horario

22 de marzo a 23 de septiembre: 
de lunes a domingo: 9.00 a 18.00

24 de septiembre a 21 de marzo: 
de lunes a domingo: 9.00 a 17.00

Los talleres de artesanía
Tienda tradicional de Tryavna

Tryavna empezó a crecer gracias a sus artesanos. Se pueden visitar antiguos talleres y ver cómo trabajan la madera con las mismas técnicas que sus padres. Puedes comprar todo tipo de objetos y recuerdos para colocar sobre el mueble del salón de tu casa. Me gustó mucho este pueblo, pero sí que es cierto que me vi como en una postal. La mayoría de los negocios están enfocados al turismo, me pregunto dónde compra el pan un búlgaro que ha vivido aquí toda su vida. Entiendo perfectamente que buscan la forma de ganarse la vida, pero me recuerda a los pueblos de Lugo por donde pasa el Camino Francés. Aldeas para el turista madrileño, comida a buen precio y un bastón con la vieira. 

Me gustaría ver que la esencia de Tryavna, como pueblo que conserva los edificios renacentistas y que ha trabajado la madera con las manos, no queda difuminada por los euros frescos de turistas de países con economías más fuertes.

La religión siempre está presente en Bulgaria

¿Dónde dormir en Tryavna?

De nuevo, booking echó una mano y la reserva se hizo en dos minutos. En otros viajes no realizo reservas, depende de si son lugares muy turísticos y la época del año. Estuve en Bulgaria el pasado agosto, temporada alta en Europa.

Hotel Plavis

Un hotel de dos estrellas, en el centro de Tryavna, por 20 euros la noche una habitación doble (aceptan tarjeta de crédito). Una tarifa normal en Bulgaria, de hecho un poco más alta que en otras ocasiones. No esperes grandes lujos, las instalaciones tienen lo justo y necesario. La decoración me recordó a los años ochenta, esperaba encontrarme con las gemelas de El Resplandor por uno de esos pasillos.

Habitación doble por 20 euros la noche

¿Y qué restaurante?

No encontré ninguna opción de comida tradicional en Tryavna, entré en el primer restaurante que vi porque tenía hambre y no podía pensar. Una pizza familiar tamaño XXL cuesta unas 18 lev (9 euros). Hay varios restaurantes con estas ofertas, los búlgaros están locos por la cocina italiana y el kebab en todas sus versiones.Con frecuencia hay un camarero que habla inglés y puede traducir la carta, aunque pedir a ciegas también es divertido.

Antigua Escuela

Si alguien conoce un restaurante bueno, bonito y barato que apoye la gastronomía búlgara, que deje su opinión en el apartado de comentarios.


Rutas de senderismo por Tryavna

En la oficina de turismo de Tryavna (abierta de lunes a viernes de 9:00 a 17:00) se puede conseguir un mapa donde vienen marcadas las tres posibles rutas de senderismo que llevan a Bojentzite. La línea azul, amarilla o verde se diferencian por decidir ir por determinados senderos, pero en total son unos 7 kilómetros.


Publicado por mijnviedeoos

Artículos de interés

Veliko Tarnovo, ¿qué ver en la antigua capital de Bulgaria?
Conocer la verdadera Bulgaria en el Monasterio de Bachkovo
Viaje a Bulgaria, ofertas como la Fortaleza de Asen
Plovdiv: tracios, romanos, otomanos y bizantinos en la misma ciudad
Bansko, la ciudad búlgara donde se vive con la muerte

2 comentarios en “Tryavna, el pueblo del Renacimiento búlgaro

  1. Me ha gustado tu post y por supuesto, me ha encantado “Трявна”. Dices que no has encontrado un sitio típico para comer, pero si los hay, nosotros hemos comido en un sitio que se llama, “Cervecería Triavna” (Пивоварна “Трявна”), tienen cervezas artesanas y los típicos platos búlgaros y al menos en noviembre de 2017, había también una camarera que hablaba español, de hecho es peruana; te pondría un par de fotos del sitio, pero aquí no es posible. A la entrada del pueblo, también hay una “Mexana” típico restaurante búlgaro, su nombre es “старата къща” (La casa vieja) no llegamos a entrar, pero tenía muy buena pinta, me encantan los restaurantes típicos búlgaros. Me estoy pasando de largo, tan solo quería señalar, para el próximo que lea tu post, que si hay sitios típicos donde comer, pero cuando hablo de Bulgaria, se me dispara la imaginación, me encanta, igual que tu post.

    Me gusta

    1. Hola Jose,

      Muchísimas gracias por tu comentario y esta información tan útil. Estaba convencida de que había restaurantes de comida búlgara, pero no encontré ninguno porque estaba muerta de hambre y me metí en el primero que vi. Gracias de nuevo, tomo nota para la siguiente vez. Bulgaria es magnífica y merece otra visita.

      Un saludo,
      Laura

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s