Aborto legal en Rumanía y otras luchas feministas

Se relaciona Europa del Este con mujeres sumisas atrapadas en el machismo. Víctimas de trata o madres de cinco hijos. De eso nada, en Rumanía el aborto libre es legal desde 1990.

Vivir en Rumanía significa aprender algo nuevo cada día. Revisar mi discurso feminista y darme cuenta de lo equivocada que estaba. No tenía ni idea de las incansables luchas de las mujeres de Europa del Este que no permiten dar un paso atrás en materia de sus derechos reproductivos, económicos o las libertades más básicas. En la escuela jamás me hablaron de Alexandrina Cantacuzino (1876-1944), una de las mujeres que luchó por el sufragio femenino en Rumanía que se consiguió en 1939.

Congreso feminista en Bucarest en 1932 (Cantacuzino es la tercera por la derecha de la primera fila)

Las mujeres rumanas son madres y no

El país que ahora es mi hogar no goza de gran prestigio en España. Los trabajos menos cualificados y más duros los realizan inmigrantes, muchos de ellos rumanos, pero después se cree que su país de origen es atrasado. Deben de pensar que aquí estamos en la Edad Media y como mujer joven no puedo poner un pie en la calle. A menudo me preguntan cuántos hijos tiene de media una mujer rumana. Sí, siempre en femenino porque parece que un hombre no pinta nada en la creación de un ser humano.

Hace un par de semanas le pregunté a unos amigos rumanos si tenían hermanos. Somos todos de la misma generación, nacidos en los años noventa. Me sorprendió ver que casi todos son hijos únicos. Un golpe de realidad y un prejuicio menos, en Rumanía las mujeres no tienen hijos como conejos (por favor, que se note el sarcasmo de este comentario completamente machista).

En 2017, la media de hijos por mujer en Rumanía (que sí, que tener hijos es cosa de mujeres) fue de 1,71 y en España de 1,31. Yo nací en Pontevedra en 1994 y tengo un hermano que me quita tres años. Mis compañeros de colegio tenían al menos un hermano, crecí pensando que era raro no tener con quien jugar en casa (alerta: educación patriarcal). Pues ya ves, al final compartimos pirámides de población donde la gente parece que no quiere o no puede tener hijos.


Aborto legal, gratuito y seguro

Legalizar el aborto garantiza los derechos más básicos de las mujeres. El control sobre nuestros cuerpos. Tomar decisiones como adultas sin que nos tutelen. De la mano de políticas públicas que apoyen la educación sexual, las relaciones basadas en la equidad de género o medidas no discriminatorias para las que decidan traer un hijo al mundo. La maternidad jamás puede ser impuesta ni interpretada como el triunfo personal.

Reportaje ganador de Periodista Sin Riesgo 2018. Más información en mi artículo sobre Feminismos en Latinoamérica

Todas abortamos. Algunos prefieren ignorar esta realidad, poner trabas administrativas o simplemente insultar a las mujeres que defendemos este derecho. Y no, el aborto no tiene la culpa de que no nazcan niños en España o Rumanía. No vayas por ahí…

Aborto libre legal en Rumanía

Redoble de tambores, el aborto libre fue legal antes en Rumanía que en España. Parece ser que no somos una sociedad tan avanzada como recalcan algunos. Veinte años de diferencia, casi nada. Volvamos al siglo XX, la URSS fue el primer país europeo en legalizar el aborto. No era libre, solo era legal por razones médicas o casos de incesto y violación. Un primer paso.

En 1936, los soviéticos cambiaron de opinión y solo se permitió el aborto legal en casos en los que la vida de la mujer corría peligro. Dos años después de la muerte de Stalin, en 1955, se legalizó otra vez. Siempre he sido más fan de Clara Zetkin que del famoso Lenin. Y prometo escribir pronto sobre Ravensbrück, con mujeres tan fabulosas como lo fue Neus Català, y el poco conocido feminismo romaní.

Rumanía legalizó el aborto libre por primera vez en 1957, mientras que España esperó al 2010. Las mujeres no necesitan autorización médica, un informe escrito por un extraño cuya opinión contase más que la de una mujer con todas sus capacidades, se podía interrumpir el embarazo en los primeros tres meses sin restricciones. Pasado ese período, era necesaria la opinión profesional de un médico.

  • Recalco opinión profesional, limitada a explicaciones médicas y no éticas. La historia de siempre, el aborto es legal pero se pasa el plazo mientras esperas en la ventanilla de turno.

Cuando el Estado se cree padre

Las calles de Rumanía ahora

Me inspirado en el artículo de Míriam Torrens y su trabajo en el proyecto “Desigualdades sociales y diferencia cultural en el ámbito de la salud” desarrollado en Cataluña con inmigrantes rumanas. Entre 1966 y 1967, con Ceaușescu dirigiendo Rumanía, se ilegalizó el aborto libre.

Se nota el sesgo ideológico del documental, pero es útil para conocer parte de la desconocida historia de Rumanía

Este hombre, Ceaușescu, tuvo la genial idea (sarcasmo) de relacionar la legalización del aborto con el descenso de la natalidad. En la nueva Rumanía necesitaban niños soviéticos que luchasen por los derechos de los trabajadores y la autonomía del país. Por lo tanto, las mujeres rumanas pasaron a ser productivas y reproductivas. Mano de obra en la fábrica y parturientas en casa.

En 2007 por fin se habló de una película rumana,4 luni, 3 saptamini si 2 zite, que cuenta cómo era abortar en la clandestinidad.

El aborto solo era legal para las mujeres mayores de 45 años, con más de cuatro hijos (que ya habían contribuido a la patria), aquellas que fuesen violadas o víctimas de incesto y casos extremos en los que peligraba la vida de la mujer. En definitiva, que no abortaba nadie en una clínica legal. Entre 1966 y 1989, la época de Ceaușescu, unas 10.000 mujeres murieron por abortar en la clandestinidad. Y estos datos no son reales, no se han contabilizado los secretos de familia.

Algunos datos…

  • Las madres rumanas podían jubilarse a los 55 años.
  • Había bajas por maternidad, de paternidad no he leído nada.
  • Bonos económicos para las familias con hijos que estuviesen estudiando o fuesen menores.
  • No se conseguían fácilmente métodos anticonceptivos.
  • La mujer era vista como la madre que inculca valores soviéticos a las futuras generaciones. Incluso se veía a Elena Ceaușescu no era más que un florero a las órdenes de su marido, ¿alguien ha hablado de paternalismo machista?
  • La homosexualidad era ilegal. De hecho los doctores no podían escribir la palabra SIDA en sus diagnósticos, hasta que en 1988 se conoció el primer caso de un menor. Se relacionaba la homosexualidad con la enfermedad y la ignorancia con respecto al SIDA era enorme. Recomiendo ver una película catalana que me encantó: Estiu 1993.
  • Los orfanatos no contaban con medios suficientes para ofrecer condiciones mínimas a los niños sin padres. En la década de los noventa aumentaron las adopciones internacionales y el gobierno organizó campañas como si se tratasen de productos en oferta.
  • En 1977 se legalizó una ley que decía que las mujeres de más de 25 años, con capacidad reproductiva, debían pagar una multa mensualmente porque todavía no eran madres. A partir de julio yo tendría que pagar.
  • El divorcio no era libre. El Estado obligaba a la reconciliación incluso cuando la mujer sufría violencia de género, casos de infidelidad, enfermedades que impedían la vida familiar…
  • Otros Estados pensaron que podían ser padres (en sentido paternalista, como tutores) y dueños de los cuerpos de las mujeres. En Perú, durante la Dictadura de Fujimori en los años noventa, se realizaron imperdonables esterilizaciones forzosas a mujeres de pueblos originarios.

Después de 1989…

Unas 10.000 mujeres muertas cuando el aborto era ilegal

En 1990, se legalizó de nuevo el aborto libre. Tema que continúa siendo polémico y algunos partidos políticos proponen extravagantes medidas. A partir del 2008 fue legal el aborto con medicamentos. En 2012, Sulfina Barbu propuso que las mujeres que pensasen abortar debían asistir a una especie de tutorías que las asesorasen. Se alzaron voces en contra del estrés y la tortura psicológica que producía la obligación de ver vídeos inadecuados, consentir que otra persona diese su opinión sobre el cuerpo de una mujer, el tiempo de espera que supondría el fin de las primeras catorce semanas para la interrupción del embarazo…

Ley del 2014

Una imagen vale más que mil palabras

El Artículo 201 castiga la realización de un aborto cuando se realiza bajo cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Instituciones médicas externas u oficinas médicas autorizadas para este fin.
  • Por una persona que no sea un médico certificado en el campo de la obstetricia y la ginecología y que sea libre de ejercer esta profesión.
  • Si el embarazo ha superado las catorce semanas. Se establece una excepción al límite de catorce semanas, que estipula que la realización de un aborto no es un delito si un médico certificado lo realiza con fines terapéuticos hasta las veinticuatro semanas de embarazo e incluso después de las veinte. Límite de cuatro semanas, si el aborto es necesario con fines terapéuticos “en interés de la madre o el feto”.
  • Si la mujer no consintió el aborto; si ella fue gravemente herida por el procedimiento; o si ella muere como resultado de ello, las penas se incrementan – las secciones (2) y (3) del Artículo 201. Si los actos son cometidos por un médico, además del castigo penal, el médico también tiene prohibido ejercer la profesión. en el futuro: la sección (4) del artículo 201. La sección (7) del artículo 201 estipula que una mujer embarazada que provoca su propio aborto no será castigada.
En contra del acoso callejero

Artículos relacionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s