Papeles de residencia: burocracia en Rumanía para españoles

Vivir en otro país siempre significa papales, filas que no terminan y ventanillas que nos dan miedo. Todo depende de un sello. Aquí te cuento cómo ser residente en Rumanía.

Una mujer con nacionalidad española que quiere ser residente en Bucarest, ¿dónde se ha visto eso? Sé que normalmente ocurre a la inversa, que un rumano emigra a España y lucha con la burocracia para lograr regular su situación laboral y familiar. Las cosas nunca son negras o blancas. Y ahí va mi historia.

¿Por qué decidí quedarme en Rumanía?

Después de seis meses viviendo en Craiova y colaborando con un proyecto de cooperación, el contrato estaba por terminar. Necesitaba un plan b si quería quedar en Rumanía. Como otros muchos jóvenes, en España tengo a mi familia y amigos pero un futuro laboral que mata todas las ilusiones.

Me esforcé en la universidad, trabajé duro para mantener mis becas e hice todo lo que las mujeres de mi casa no pudieron: ser independiente, formarme y decir por mí misma. Elegí la carrera que quería y me licencié. Luego me di de bruces contra la realidad, la vida no iba de títulos. Contratos temporales en todas las áreas, trabajar prácticamente gratis y encima dar las gracias por ello. Hay algo que siempre me ha gustado y es llamarle a las cosas por su nombre.

Terminé cansándome, no tenía energía para enganchar otro contrato por una semana. Busqué trabajo fuera de España, conseguí un proyecto europeo, hice las maletas y me planté en Rumanía. Conocí el país hace más de tres años, pero esta vez venía para quedarme. 

Si sabes idiomas en Rumanía, resulta sencillo encontrar un trabajo

¿Cómo conseguí trabajo en Rumanía?

Lo primero para conseguir un trabajo es buscarlo y hacerlo bien. Mandan tu currículum a cualquier empresa en formato copy-paste no es buscar un empleo, eso es perder el tiempo y hacer que otra persona haga lo mismo. Hice muchas entrevistas en los últimos años, no las he contado aunque rondarán las cincuenta, en la mayoría me dijeron que no era el perfil que buscaban o no me dieron ningún tipo de respuesta. A veces los procesos de selección son rápidos y el entrevistador es claro y viceversa. 

Di muchas vueltas hasta que me pregunté qué quería hacer. Y solo tuve una idea: yo aporreando un teclado. Quería escribir. No importaba si se trataba de un periódico, una agencia de publicidad o las frases de los mensajes de las galletas de la suerte. Ocho horas juntando palabras y punto. Y me puse a ello.

Diseñé un currículum totalmente sincero, atractivo y personalizado en función del receptor. Personas de mi confianza revisaron el inglés, hicieron sugerencias y me dijeron esto sí y aquello no. Socióloga, con experiencia en tal y cual, que habla varios idiomas… busca empleo como redactora. 

¿Dónde buscar trabajo?

Y finalmente, recibí un correo electrónico de una empresa de Bucarest a través de Linkedin. Me preparé mentalmente para las entrevistas, superé varias pruebas en inglés y español, esperé una respuesta sin perder mucho los nervios… y la suerte estuvo de mi parte. Recibí un sí. Empezaba una nueva aventura. Estaba ya trabajando en la empresa y no tenía casa, dejé mi piso compartido en Craiova cinco días antes de entrar por la puerta de la oficina. Pagué una habitación compartida en un hostel y en una semana ya tenía un departamento para mí sola, pero ya escribiré con más detalle sobre ello.


Burocracia en Rumanía

¿Cómo solicitar los papeles de residencia en Rumanía?

Si eres un ciudadano de la Unión Europea, el proceso es mucho más sencillo de lo que parece. No hagas caso a todos los comentarios negativos sobre la burocracia rumana o el carácter del funcionario de turno, especialmente si viene de alguien que nunca ha estado en esa situación. No sé si simplemente tuve suerte, pero todos los dolores de cabeza fueron sin razón alguna. 

Lo más complicado ya lo tenía: un contrato de trabajo. Como española no necesito un visado en Rumanía, por razones administrativas y personales, tenía que solicitar la residencia en el país. Consulté una fuente fiable, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Leí con atención los documentos que citaban, que son los siguientes:

Residencia por actividad laboral: 

En el plazo de tres meses desde su llegada a Rumanía, deberá Ud. inscribirse en la Dirección Provincial de la Comisaría de Extranjería correspondiente a su lugar de domicilio aportando, según el caso, la siguiente documentación:

3.1. Contratados por una empresa local

3.1.2. Formulario de solicitud.

3.1.3. DNI / pasaporte (original y copia).

3.1.4. Contrato de trabajo (original y copia) o certificado expedido por el empleador (original).

3.1.5. Una copia de la “Impresión de pantalla” del Registro General de los empleados correspondiente a la sección donde figuran los datos del contrato de trabajo, sellada y firmada por el empleador para confirmar la autenticidad del documento presentado.

3.1.6. Tasas

Documentos para solicitar la residencia en Rumanía

Tenía la duda con respecto a la cita previa, a qué oficina dirigirme y si alguien se dirigiría a mí en inglés. Pues después de un par de preguntas y un poco de búsqueda por google, me dirigí a la oficina de migraciones del centro de Bucarest:

Strada Nicolae Iorga 29, București 010436, Rumanía

Dirección de la Oficina de Inmigraciones de Bucarest. Muy cerca de Piata Romana, puedes verlo en google maps
Horario de atención de la Oficina de Inmigraciones

Datos importantes

  • No hace falta cita previa. Ni te molestes en llamar al teléfono que aparece en internet, no funciona. Le pedí a un amigo que preguntase en rumano qué documentos necesitaba y otros detalles, como la fecha límite para realizar los trámites. Te presentas allí y esperas tu turno en una fila.
  • El horario es de 8:30 a 12:30 para pedir papeles. Y la recogida de documentos es el mismo día de 14:30 a 18:30. Toca volver a esperar en una fila, cuando yo fui no funcionaba la pantalla con números y no hay muchos bancos para sentarse. 
  • Me atendieron dos mujeres y ambas hablaron conmigo en inglés. No dije ni una palabra en rumano, están acostumbrados a hablar lenguas extrajeras y fue simple explicarme. Cinco minutos y ya tenía los sellos.
  • Hay tres ventanillas: documentación para ciudadanos europeos, familias rumanas o de otro país de la Unión Europea y extranjeros de fuera del espacio común. Presta atención, pregunta para asegurarte y espera en la fila que te corresponda. La primera vez que intenté arreglar mis papeles llegué a la oficina a las nueve de la mañana de un lunes, había tanta gente que ni siquiera veía al personal para preguntar. Volví al día siguiente a las 8:00, media hora antes de abrir, y fui la segunda persona en la fila y la primera en ser atendida en la ventanilla de europeos. Vete pronto y espera fuera del recinto, el guardia no deja pasar hasta la hora exacta.
  • Algo importante para no tener ningún tipo de problema es demostrar tu dirección postal. Cuando busqué piso, le dejé claro al casero que necesitaba un contrato de alquiler con todas las de la ley. Encontré a una persona seria y registró el documento en la oficina de mi sector. Y presenté una fotocopia en la oficina. Alguien me dijo que en su caso solo presentó un acuerdo en papel con firmas del casero y el inquilino, pero intenta hacer las cosas bien para no tener sustos.
  • Desde la firma del contrato, tienes tres meses (según la web del Ministerio de Exteriores) para solicitar la residencia. Pagar diferentes impuestos, tienes derecho a votar en las elecciones europeas desde este país o elegir al alcalde, seguro médico (la mayoría de los rumanos por desgracia habla muy mal del servicio público de salud)… El siguiente paso será registrarme en el Consulado de España como española residente en el extranjero, no quiero renunciar a mis derechos.
  • Contaba con sacar una fotografía totalmente postureo con mi tarjeta de residencia y me quedé con las ganas. Me entregaron un papel con un tacto muy fino en formato diploma del instituto. Pregunté si tenía que volver en otro momento por la tarjeta estilo DNI y la funcionaria dijo, con cara extraña, que aquello era mi documento de residencia en Rumanía. Pues nada, una fotocopia y para la cartera.
  • Cuando pidas los documentos, te van a preguntar por la carpeta. A pocos metros de la oficina de inmigración hay una pequeña librería, por 2 lei debes comprar un portafolio de cartón. Con mi rumano básico le expliqué a la mujer qué necesitaba y me entendió perfectamente, todos lo compran ahí. Queda en la acera de la izquierda, me dio las indicaciones la mujer de la ventanilla.
  • No pagué tasas de ningún tipo, solo la carpeta de la que he hablado que fueron 2 lei.
La burocracia en Rumanía es igual que en cualquier país. Consulta todos los documentos, haz todas las preguntas que necesites y mucha paciencia.

Si has tenido una experiencia completamente diferente o similar, no dudes en dejar tu opinión en los comentarios. Al igual que si sabes algún documento que suelan pedir o información relacionada con la burocracia rumana. No pierdas la paciencia y, por experiencia propia, no te desesperes antes de preguntar. El día anterior a trabajar, estaba de los nervios pensando que alguna desgracia pasaría. Completamente irracional, a la semana estaba todo listo. 


Artículos relacionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s