¿Quién escribe Sen Enderezo?

Soy Laura O. Sánchez y escribo Sen Enderezo desde hace más de 6 años

Nací en un pueblo de Pontevedra en julio de 1994. Mi madre me contó que estaba en una comida, lista para comer salmóncon patatas y yo interr umpí el encuentro. Llegué al mundo sin ganas de esperar. Las madres siempre tienen razón, nunca he sido capaz de cruzarme de brazos y ver qué pasa. A mí me va la marcha. Tampoco tenía ganas de escuchar las historias viajeras de otras personas en vez de crear las mías propias. Empecé con pequeñas escapadas de fin de semana y viajes cortos con amigos. Lo gordo pasó cuando cuando me fui a estudiar a Chile durante un año con un Erasmus Bilateral.

 Ahí uní mis dos amores: viajar y escribir. Quería guardar en la memoria las experiencias en Latinoamérica. Hacer público lo que estaba viviendo, también ayudaba a otras mujeres que estaban a punto viajar con la mochila o todavía se lo estaba pensando. Si yo viajé sola a 7 países latinoamericanos, cualquier mujer podía hacer lo mismo. Cuando volví a Europa trabajé un tiempo como au pair en Londres e Italia, puse mis pies en Marruecos y pasé semanas recorriendo en solitario Europa del Este. Años después, volví a Rumanía para trabajar como Copywriter y sigo viviendo aquí. Nunca he sido de esperar, sigo uniendo países a mi lista-


¿Cómo nació Sen Enderezo?


Empecé a escribir este blog de mujeres que viajan solas en 2014. Estaba en el tercer año de carrera y me fui de Erasmus Bilateral a Valparaíso (Chile). Quería contar mis experiencias en Latinoamérica y las de otros estudiantes de intercambio, especialmente mujeres.

Al principio, solo lo leía mi madre y después otras mujeres mostraron interés. Así parí Sen Enderezo.

Aquí, tienes tu espacio. Sen Enderezo significa sin dirección postal en gallego, mi lengua materna, porque tú también escribes este blog.

Yo estuve en la misma situación que tú. En diciembre del 2014, quise cumplir un sueño: viajar sola por Latinoamérica y no lo tuve fácil. No hay fórmulas mágicas. En mi caso, dejé de escuchar las voces que decían que no podía y me lancé.

Intenté reflejar todo lo que estaba sintiendo y animar a otras mujeres a viajar solas. Latinoamérica me cambió la vida. Aprendí a valorar realmente lo importante: hacer lo que te hace feliz.

¿Qué hay en este blog para ti?

Puntuación: 5 de 5.

Historias de una mujer que viaja sola

La mayoría de mis viajes fueron en solitario. Viajar sola me abrió millones de posibilidades y me encantaría que mis palabras te animen a dar el paso. Sin embargo, esto no va solo de mí. Escribe, pregunta, critica… en definitiva, comparte. Sen Enderezo es una comunidad viajera.

Puntuación: 5 de 5.

Curiosidades de otras culturas

Amo la historia, mezclarme con gente local y hacerme muchas preguntas. No creo en tops 10, me mueven otros detalles minúsculos. No sabemos cuántos prejuicios tenemos en la cabeza hasta que vivimos en otro país. Y como todo se puede aprender, aquí te cuento las cosillas de las que me voy dando cuenta.

Puntuación: 5 de 5.

Feminismos para viajar

Tardé años en darme cuenta de que soy feminista poscolonial, que los géneros no pueden definir cómo debes vivir. Ser mujer y viajar sola, no es una locura. Al final, es una decisión como otra cualquiera. No queremos vivir con miedo, conquistemos nuestros espacios públicos y privados.

Puntuación: 5 de 5.

Trucos para viajar barato

Este blog ha hecho como propio el lema: hazlo tú misma. Utiliza el transporte público, busca alojamiento barato o gratuito, apúntate a becas o intercambios… El dinero jamás volverá a ser una excusa, ¿sabes un truco viajero? ¡Compártelo!

Puntuación: 5 de 5.

Rutas de senderismo

El senderismo y el trekking te llevan a fotografías imposibles, paisajes verdes alejados de la ciudad y experiencias diferentes. También es una forma de hacer amigos, ¿qué te parece el plan?


¿Qué hago para viajar tanto?

Estudié Sociología y, como ya te he contado, fui alumna de intercambio en una universidad de Chile. No vengo de una familia millonaria, todo se lo debo a la educación pública. Presenté mis solicitudes de beca todos los años y, con esfuerzo, me las concedieron.

Crecí escuchando historias de la emigración de mis abuelos, los viajes de mi tío cuando tocaba en un grupo y mi hermano venía de la universidad contando sus locuras por Europa.

A mí nadie me iba a parar, ¡yo también quería viajar! Y al ser una mujer, a todos les parecía que no podía hacerlo sola. Yo también pensaba esa estupidez.

Cuando volví de Chile en 2015, como regalo de cumpleaños, me regalaron un billete de avión a Rabat. Dijo que era para pensar qué quería hacer después de un año fuera de mi país. Sí, la famosa depresión posterasmus.

Y viajé sola a Marruecos. Un tortazo de realidad, me avergüenzo de mis prejuicios.

Cuando volví a España, decidí terminar la carrera a distancia. Necesitaba ver mundo. Conseguí trabajo como au pair en Londres e Italia. Y me metí en Antropología por pura vocación. Los temarios estaban disponibles online y los exámenes eran presenciales en unas fechas concretas.

¿Desde dónde escribo?


Actualmente, aporreo el teclado desde Rumanía. ¿Crees en el destino? La verdad es que yo no, pero quizá debería cambiar de opinión. Después de mi experiencia como au pair en Italia en 2016, me fui de viaje mochilero por Europa: Rumanía, Moldavia y Grecia. Cuatro años más tarde, vivo en Bucarest.

Trabajé en España, como todos los jóvenes, de forma precaria y áreas completamente alejadas de mis estudios. Curraba en un local de comida rápida y me despidieron. En realidad, fue un favor. Nunca máis!

Tras mucho luchar, aceptando contratos basura para ganar experiencia profesional/ pagar facturas, tuve que emigrar. No quería saltar de empleo a empleo. Llegué a hacer más de 35 entrevistas y firmar trece contratos en un año.

Después de una jornada en un empleo de tres días sosteniendo una bandeja, ¿te suena? Me conecté al wifi de mi casa y busqué algo. Tenía que haber alguna salida.

Menor de 30, estudios universitarios, idiomas… ¡bingo! Acepté un Erasmus Plus de ocho meses en Rumanía. Un proyecto de una ONG sobre liderazgo juvenil en Craiova.


¿Por qué me quedé a vivir en Rumanía?

Por la razón más poderosa de todas: la gente. Cuando quedaban dos meses para terminar mi Erasmus Plus, me pregunté qué quería hacer realmente.

Hay dos cosas que me encantan: escribir y viajar. Y fusioné ambas en un proyecto llamado Sen Enderezo, exactamente, el blog que estás leyendo ahora mismo.

Seis años de dedicación eran mi mejor presentación, lo que empezó como un diario de viajes o un simple hobby, se volvió algo serio. Descubrí una profesión que me motiva, para la que hace falta creatividad y actualizarse cada día, ¿te suena el SEO?

Hice perfiles en todos los buscadores de empleo. Preparé varias plantillas para un currículum perfecto. Pedí consejos a todas las personas que trabajan. Ensayé las respuestas de la entrevista. Estudié inglés, hice cursos online, vi vídeos que me animasen….

Tropecé, me levanté, dudé, reí, lloré…

Y conseguí mi objetivo. Un futuro viajando. Un futuro viendo mundo. Un futuro descubriendo quién soy.

Me quedé en Rumanía porque hubo gente que me dio la oportunidad de trabajar como redactora. Me quedé porque hubo gente que vio que valía y una compañía quería apostar por formarme. Me quedé porque hubo gente que me mostró las cosas buenas de Europa del Este. Me quedé porque hubo gente que me recordó que este blog se llama Sen Enderezo.


¿Dónde he publicado artículos?

Documentos TV (RTVE)

Voces contra el silencio de Documentos TV, fue premiado con el Globo de Oro en el World Media Festival de Hamburgo del 2018.

Sermos Galiza

Viaxar surfeando entre sofás, entrevista sobre couchsurfing en Sermos Galiza.

Hala Bedi

Kasakatxan 3.32: Género y viajes, entrevista en Hala Bedi.

Cadena Ser Euskadi

Historias de mochileros, entrevista en Cadena Ser Euskadi.

La Voz de Galicia

Radio Galega

Varias entrevistas sobre viajes, mujeres viajando solas y feminismo. Además de promover el turismo de ciudades gallegas, etapas del Camino de Santiago y los mejores locales para comer.


«He colaborado con diversas revistas de Sociología y Antropología, tanto en Latinoamérica como en España. Por ejemplo, Revista Imaginación Sociológica de la Universidad de Arequipa (Perú). Y con portales feministas.».

— Artículos de Laura O. Sánchez

Últimos artículos de Sen Enderezo

Feminismo de Bangladesh y derechos de las mujeres

Blangladesh se independizó en 1971 y las mujeres jugaron un papel activo. Ellas llevaban décadas luchando por sus derechos más básicos: acabar con el matrimonio infantil, la dote, acceso al divorcio… ¿Te apatece conocer el movimiento feminista de Bangladesh?

Feminismo en la India: cuándo empezó y actualidad

¿Qué sabes sobre el feminismo de la India? Las mujeres de este subcontinente luchan contra los abortos selectivos, las violencias machistas en el hogar, el acoso sexual en el trabajo… Y en Sen Enderezo queríamos contarte de dónde vienen estas feministas y qué hacen en la actualidad.

Feminismo tailandia

Feminismo en Tailandia: cómo ser feminista en el budismo

Las mujeres tailandesas también son feministas. Algunas son budistas y creen en el feminismo religioso, otras creen en las redes sociales y las hay que trabajan legislado leyes. ¿Quieres conocer el feminismo de Tailandia?

¿Quieres seguir Sen Enderezo?

Ahora que me conoces un poco mejor y has terminado en un blog para mujeres que viajan solas, puedes recibir en tu correo todas las novedades de Sen Enderezo. O todavía mejor, ¿quieres escribir en el blog? En esta comunidad feminista de viajeras también tenemos colaboradoras. ¿Conectamos?

2 Comments on “¿Quién escribe Sen Enderezo?”

  1. Hola Laura,
    Solo quería felicitarte por este blog que me tiene enganchada desde hace dos días. Que buen trabajo!
    Con la intención de ir cogiendo ideas para montar un viaje por Latinoamérica me encuentro con estas líneas untadas de 3 pilares fundamentales en mi vida: Viajar, autonomía y feminismo.
    Que forma más constructiva de empoderar.

    Me gusta

    • Hola Silvia,

      Muchas gracias a ti por comentar en el blog y traernos buena energía. Cuando empecé a publicar artículos tenía la esperanza de que fuesen útiles para otras mujeres, que se animasen a viajar y perdiésemos todas un poco el miedo. Me emociono cada vez que recibo un mensaje como el tuyo, porque me anima a seguir escribiendo y buscar más historias que nos unan.

      Si yo di el paso y viajé sola por Latinoamérica, cualquiera puede. Es así de simple. A mí este continente, aunque esté ya muy vista la frase, me cambió la vida. Al final, el feminismo no es otra cosa que construir puentes y tejer redes entre nosotras.

      Espero que disfrutes mucho de la experiencia, que nos vayas contando tus aventuras y que sigamos dando estos pequeños-grandes pasos. Te deseo mucha suerte y ¡vívelo!

      Un abrazo,
      Laura

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: