Le Coq Santiago Café y el pollo de El Ensanche

En Santiago de Compostela, los mejores platos de pollo se sirven en Le Coq Café. Jamás se podría entender la ciudad sin El Ensanche. Al igual que la hostelería no puede separarse del trabajo de las mujeres. Desde hace décadas, el casco histórico convive con la zona nueva donde, hasta no hace mucho, solo había huertos. Aquí te contamos cómo llegó la vida a este barrio gracias a restaurantes como Le Coq, regentado por una mujer, y la llegada de los hijos adoptivos de Santiago.

Le Coq Santiago Café y el pollo de El Ensanche

¿Cuándo nació El Ensanche de Santiago de Compostela?

Hay muchas formas de ver Santiago de Compostela y los hijos adoptivos de la ciudad saben mirar más allá del casco histórico. Como ocurre en cualquier capital, lo extraño es encontrar a una persona autóctona o con una línea genética puramente santiaguesa. En la década de 1950 empezaron a llegar personas de otros puntos de Galicia para trabajar en Compostela.

Buscaban oportunidades laborales y establecerse con sus familias en la ciudad. Así nació El Ensanche de Santiago de Compostela, con la mezcla de los que habían vivido ahí desde siempre y los forasteros. Los vecinos más longevos recuerdan aquellos años dejando en evidencia la gran transformación de lo que hoy conocemos como la zona nueva. Lo que antes eran pequeños huertos y casas de una sola planta, ahora son bloques de edificios, pequeños comercios y restaurantes.

Pero detrás de esos muros de hormigón, hay historias que merecen la pena ser contadas. Aquellos primeros estudiantes que llenaron el Campus Sur de la Universidad de Santiago y que hoy reavivan el comercio local; los locales nocturnos que amenizaron tantas noches de los noventa y los que pinchan nuevos ritmos; los ultramarinos de siempre que ahora atienden a los jóvenes que buscan productos ecológicos… 

Y como El Ensanche sabe bien qué es arropar al que no es de Compostela y conseguir que se adapte rápido a la rutina de la ciudad, Le Coq Café está regentado por una hija adoptiva. Nació más allá del Atlántico, pero eligió instalarse en la zona nueva de Santiago.


Le Coq Café, el mejor pollo de Santiago de Compostela

A los mandos del Le Coq Café está una mujer que dejó su país de origen y la arquitectura para abrir un restaurante. Emprender un proyecto hacia lo desconocido es algo que ya le viene de familia, es hija de un navarro y una gallega que emigraron a Venezuela. Hace más de 17 años, Irene dejó Latinoamérica y comenzó una nueva etapa en Galicia.

Le Coq de Santiago de Compostela

Cuando tuve la oportunidad de hablar con Irene, la regente de este singular local especializado en el pollo, me contó que inició esta aventura en el 2017. Y la localización no fue una simple cuestión de azar, ella veía que Compostela no solo vivía de cara a la catedral. Sabían que un restaurante podría funcionar en El Ensanche de Santiago de Compostela. Al parecer, estaba en lo cierto.

Aunque Irene está a cargo de la regencia del local, le gusta hablar en plural e incluir a todo el equipo porque funcionan como engranajes de una misma maquinaria. Juntos han ido cambiando la carta, estrechando lazos con los vecinos que ahora son clientes habituales y apostaron por una nueva decoración en la que el pollo sigue siendo el protagonista.

Si te gusta el pollo, Le Coq Café es tu sitio. Es el único restaurante especializado en este tipo de carne y los que se han atrevido a probar interesantes combinaciones. Enlazan sabores latinoamericanos con platos típicos de la gastronomía gallega, unas arepas mechadas con pollo o un raxo (lomo) de pollo siempre causan curiosidad, ¿verdad?

La carta de Le Coq Café

Entre los platos que nos han recomendado pedir en Le Coq, la mayoría con pollo pero también otras combinaciones, aparecen los siguientes:

  • – Pollo crujiente estilo americano.
  • Raxo (lomo) de pechuga de pollo.
  • – Hamburguesas de pollo a la gallega, con pimientos de Padrón y queso del país.
  • – Hamburguesas de ternera gallega.
  • – Croquetas caseras.
  • – Tequeños y postres elaborados en Le Coq: tiramisú de oreo, tarta de queso, brownie, sofres y helados artesanos italianos.
  • – Arepas, tiras de pollo, lasaña, nachos, bocadillos de tortilla española…

La Mujer en la hostelería

Le Coq Café surgió de la cabeza de una venezolana adoptada por El Ensanche compostelano. En la mayoría de las ocasiones, veremos bares y restaurantes regentados por familias o que la regencia es responsabilidad de un varón. Ya sea por los horarios nocturnos, las dificultades para conciliar la vida familiar, los estereotipos que relegan a las mujeres a cargos alejados de la dirección… El hecho es que la hostería sigue siendo un mundo masculinizado.

Le Coq Café, el mejor sitio de Santiago de Compostela para comer pollo.

Para Irene se trata de un trabajo más. Le gusta lo que hace y es consciente del aprendizaje, porque han sido años probando nuevas recetas tanto en la cocina como en su vida personal o profesional. Nadie nace aprendido y la mejor forma de avanzar es rodearse de un equipo que aporte valor.

El 75% de la plantilla de Le Coq está compuesta por mujeres. La regente reconoce que se siente muy a gusto trabajando con compañeras y que las tareas de liderazgos se vuelven más sencillas. Por supuesto, también hay hombres trabajando en el local.

¿Cuántas mujeres trabajan en hotelería?

Hemos venido con datos para presentar la situación real de las mujeres en la hostería y la industria de la alimentación. En el año 2018, Women’s Foodservice Forum realizó un estudio sobre el porcentaje de mujeres que trabajaban en 249 compañías dedicadas a la restauración y qué posiciones ocupaban.

Dicho estudio norteamericano incluía cadenas de comida rápida y establecimientos tan conocidos como Starbucks, McDonald’s, Panera Bread…

  • – De los 64.000 empleados que sumaban las 249 compañías de la industria de la alimentación, solo el 38% de los mánagers eran mujeres.
  • – En una encuesta, el 45% de los varones afirmaron que las mujeres sí que estaban representadas en su empresa, frente al 72% de las mujeres que opinaban lo contrario.
  • – En total, más de la mitad de los puestos de trabajo (el 53%) eran desempeñados por mujeres, pero pocas llegaban a cargos de decisión. 
  • – 1 de cada 5 mujeres llega a ser mánager y únicamente 1 de cada 25 mujeres afroamericanas consigue lo mismo.

Y en España, ¿cuántas mujeres trabajan en hostelería? Según los datos que encontramos en el artículo España superó en 2019 la cota de 9 millones de trabajadoras, ¿a qué se dedican? de El Confidencial: 

Se ha disparado el empleo femenino en la hostelería, otro sector en el que las mujeres son mayoría, superando el 54% del total. Este sector da trabajo a 105.300 mujeres más que antes del estallido de la crisis del 2008.

Datos de El Confidencial

Por otra parte, en hosteleriadigital.es afirman que en el año 2018: De los 1,6 millones de trabajadores del conjunto del sector hostelero 875.075 son mujeres, un 53,5% del total, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), del INE. 

Irene, propietaria y gerente de Le Coq Café, demuestra que en El Ensanche de Santiago de Compostela se pueden dar pequeños pasos para cambiar las cosas. Ella representa a la minoría de mujeres que regentan un local.

Manual básico de hostalería

El libro que recomendamos esta semana es Manual básico de hostelería de Patricia A. Janeiro. En él encontrarás los testimonios de mujeres que trabajaron en bares y restaurantes en Santiago de Compostela, especialmente en la década de los 90 y principios de los 2000.


¿Cómo es trabajar en hotelería durante el Coronavirus?

La crisis del Coronavirus nos pilló por sorpresa a clientes, hosteleros y gobiernos. Muchos restaurantes tuvieron que adaptarse a las restricciones e intentar seguir trabajando en esta nueva normalidad. Le Coq Café no fue la excepción, sus herramientas de trabajo pasaron a ser las redes sociales y su web.

Desde hace tiempo, apostaron por tener presencia en internet. Les gusta recibir a los clientes en el local, pero también cuentan con servicio a domicilio desde hace un par de años. Los pedidos siguieron llegando durante la crisis sanitaria del COVID-12.

Carta de Le Coq, Santiago de Compostela

Nadie se quedó sin su plato de pollo, aunque el personal del local se perdiese la sonrisa que pusieron los clientes al oler el paquete. Por supuesto, no fue sencillo lidiar con la familia, los mensajes difusos sobre el estado de alarma, reducir el aforo, el confinamiento obligatorio… pero Irene se apoyó en su equipo para que Le Coq no echase el cierre.

Al final de la conversación que tuve con la encargada, admitía que habían sido semanas agobiantes, pero que supo adaptarse gracias a las palabras de apoyo de sus clientes y las ganas de trabajar de su plantilla. En definitiva, con fuerza de voluntad siempre se puede sacar el lado positivo de las situaciones más complicadas.

En el futuro, no descarta abrir otros locales en Santiago de Compostela aunque se sienten muy cómodos y queridos en el número 26 de la Rúa de Santiago de Chile. 


En Sen Enderezo, queríamos enseñar la parte de Compostela que no se suele enseñar. La zona nueva también tiene vida y El Ensanche consigue unir historias de personas que nacieron a kilómetros de Galicia, pero que terminan siendo uno más. La próxima vez que pases por El Ensanche, no olvides pedir un plato de pollo en Le Coq.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: