¿Cómo visten las musulmanas a la moda? Con Modest Fashion

Modest Fashion es el estilo favorito entre las musulmanas y las judías. Nació para incluir a las mujeres con creencias religiosas en los circuitos de la moda. Porque ya era hora de ver un hijab sobre las pasarelas, otras puntadas y patrones que concuerdan con una forma de vida no occidental. Entonces, ¿es la Modest fashion inclusiva o represiva? En Sen Enderezo, te presentamos un análisis feminista. Tuyas son las conclusiones.

¿Qué es Modest fashion? ¿Inclusiva o represiva?

¿Por qué nació la Modest fashion?

La Modest Fashion es muy joven. El 28 de julio del 2015 se lanzó una campaña en Turín (Italia) enumerando las características de estas prendas. La condición básica es que la vestimenta deje respirar al cuerpo, rechazando costuras que se ciñen a la piel y se trabajan más metros de tela. Las normas sociales relacionadas con la religión están presentes, pero no se trata de ocultar. En realidad, a mí me parece una exhibición de intenciones.

  • El público femenino en países musulmanes o más religiosos que Occidente, demandaba variedad en la moda.
  • Las prendas europeas no siempre se adaptan a su personalidad. Quieren salir a la calle mostrando su identidad.
  • Las generaciones más jóvenes creen que el Islam y la moda no tienen que entenderse por separado.
  • En el 2016, se organizó en Estambul la Modest Fashion Week, para más tarde llevar los desfiles a Dubai y otras localidades.
  • Y aquí va uno de los puntos más fuertes, al menos desde mi punto de vista, no hay mayor visibilización política que un hijab. Al menos ante los ojos de un europeo.

Yo soy una mujer europea, criada en España y bajo una laxa educación católica. Así que me parece de justicia poner sobre la mesa qué opinan las expertas en Modest Fashion.  Para ir abriendo apetito, por la cabeza se me pasan las siguientes preguntas:

  • ¿Estas tendencias solo obedecen a la feroz demanda del capitalismo que en 2021 generará 368 USD billones
  • ¿El objetivo es incluir a las mujeres con religión en las herméticas pasarelas de París y Milán? 
  • ¿Una prenda Modest fashion empodera a la mujer?

La historiadora Shehnaz Suterwalla está especializada en moda. Cuando explica por qué es tan importante la Modest Fashion en los países árabes, siempre responde que es una forma de expresarse en Occidente. Es decir, que intencionadamente las mujeres señalan que el hijab también es una cuestión pública. Más allá de ser un trozo de tela rodeando la cabeza, simboliza toda una cultura ancestral y una realidad que, a veces, se separa de la visión europea.

Halima Aden, la primera mujer que desfiló en una pasarela luciendo su hijab.

En los tiempos frenéticos en los que vivimos, la moda no podía ser ajena a millones de mujeres en el mundo. Iman Aldebe y Faduma Aden son ejemplos de creaciones Modest Fashion feministas.

“Hace poco más de un año, no había ni un solo hijab en la pasarela. En 2017, pude ser ese cambio en la alta costura, dentro y fuera de la pasarela”, afirma Aden.

Las grandes firmas también se han hecho eco de esta tendencia. Diana Taylor, experta en moda y feminismo, recalca que en muchas ocasiones el hijab solo se visibiliza como parte del teatro. Una simple prenda sin profundas connotaciones. Una interpretación que suele llevar acento europeo, con un claro paternalismo. 

  • Desde la antropología, siempre se ha dicho que la vestimenta debe analizarse dentro de un contexto social determinado. 
  • Alejado de prejuicios o al menos haciendo el intento. De modo que la globalización debe mezclar culturas, credos y tradiciones sin traducirlos en un ranking. 

Por lo tanto, los movimientos feministas no tienen sentido si se acuñan a una nacionalidad. Los Derechos de las Mujeres unen diferentes puntos cardinales. Y las que ocupan los márgenes, ya tienen su propia voz, solo tenemos que dejar de hacer ruido. Los feminismos son tan generosos que tienden puentes entre sus particulares islas.

Modest Fashion es para mujeres de religión musulmana, judía y cualquiera que no busque prendas ceñidas al cuerpos. Diseños sencillos que vuelven más cómoda nuestra vida.

La emergencia de la Modest Fashion se debe en parte a la emigración. Hoy vivimos en un planeta interconectado. Saltamos de un país a otro usando aeropuertos internacionales. En la televisión y la ventana de internet podemos ver qué se lleva en el hemisferio sur y norte. Las mujeres de las minorías musulmanas y judías en Europa (y otros lugares del mundo) quisieron compaginar creencias con corrientes de su patria de acogida. O, en realidad, provienen de una familia de origen musulmán y son tan ciudadanas como cualquier otra.

  • En noviembre del 2018, dos mujeres fueron las pioneras en llevar velo en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Acto de las demócratas Ilhan Omar de Minnesota y Rashida Tlaib de Michigan. 
  • Halima Aden, un par de años antes, se presentó al concurso Miss Minnesota de EE. UU. vistiendo un burkini de diseño. Llegó a la ronda final.
  • En Cataluña, Najat Driouech ganó su puesto en la cámara presentándose con ERC. Demostrando, una vez más, que entre los catalanes hay mujeres de todo el mundo y credos. Mohammed Chaib, político de origen marroquí y candidato por el PSOE, llegó al Congreso de los Diputados. Él, igual que otros muchos inmigrantes, reside en España desde hace décadas.

Entonces, si en las urnas se demanda representar a las minorías musulmanas, ¿por qué iba a ser diferente el mundo de la alta costura? Modest Fashion implica visibilizarse en las redes sociales, las pasarelas y las calles de las ciudades cosmopolitas. Apoyan la cultura pop y, bajo sus propias normas, rompen con las imposiciones. De hecho, se afirma que estas prendas se han vuelto un grito a favor del pluralismo democrático.

Mientras por otra parte se critica que las firmas internacionales se apropian de las culturas no occidentales, convirtiendo el velo en un complemento en vez de un estilo de vida. 

  • Uniqlo se ha asociado con la diseñadora de moda Hana Tajima para lanzar una colección de hijabs.
  • Y en el mercado de lujo, DKNY, Oscar de la Renta y Tommy Hilfiger se han atrevido con colecciones únicas durante el Ramadán. 
  • Dolce & Gabbana se subió a la ola con una gama permanente de hijabs y abayas. 

Estos datos abren multitud de debates.


¿Qué campañas se han hecho con mujeres Modest fashion?

En varias ocasiones, el estilo Modest fashion ha captado todas las miradas. Como hemos ido adelantando, parece que ver un velo es algo que no deja indiferente a la gran maquinaria de la moda. Aquí, vamos a mencionar las campañas más conocidas.

Si tienes un cuerpo, llevas una atleta dentro

Halima Aden fue la estrella de la Milan Fashion Week. Trabajaba con Alberta Ferretti y MaxMara. La intención de las firmas era incluir en la colección a una mujer de cultura musulmana, con unos rasgos y estilos definidos. En una entrevista afirmó que era necesario fomentar historias positivas para naturalizar la presencia de la mujer musulmana en Occidente. 

En julio de 2017, la joven fue portada de Allure bajo el rótulo: Conoce a Halima. Musulmana. Modelo. Destruyendo los estereotipos. Vestía ropa de Nike a juego con su hiyab. El eslogan final era simple: Si tienes un cuerpo, llevas a una atleta dentro.

Diseñar ropa de deporte con velo

En la industria textil, encontramos otro ejemplo de Modest Fashion en Fatimah Hussein. Ella creó la primera línea de ropa deportiva orientada a las musulmanas. Diseña un chándal que encaja a la perfección con el pañuelo. La joven somalí, cuando practicaba deporte, se dio cuenta de lo incómodo que era moverse con la ropa convencional. 

Sabía que todo lo que consiguen las mujeres musulmanas es gracias a las mujeres musulmanas, así que se puso a diseñar. En una entrevista de 2018, declaró que le gustaría pensar que creando ropa ligera de Modest fashion, más chicas se sentirían cómodas con su decisión de llevar hijab


¿Es una libre decisión vestir Modest Fashion?

No lo sé. Esta pregunta resulta filosófica. Crecemos rodeadas de mensajes socializadores. Construimos una realidad ante nuestros ojos. Nos hacemos mayores y vamos tomando decisiones. Algunas más acertadas que otras, aunque siempre depende de la mirada que nos observe. 

Como no hay una respuesta para esta pregunta, habrá que negociar. Tenemos en cuenta que la Modest fashion puede ser un icono para las musulmanas, en especial las que viven en Occidente, donde existe una desgastada imagen negativa sobre sus colectivos. 

Campaña de Modest Fashion en Vogue.

Repitiendo las palabras de Faduma Aden, diseñadora sueca, el mercado ha ignorado durante demasiado tiempo la ropa elegante de negocios demandada por las musulmanas. Según ella, esta intencionada ausencia expulsa a cientos de mujeres de los consejos de administración y los cargos de relevancia. Por ese motivo, Faduma fundó su marca y trabaja para todas las clientas que busquen moda discreta. 

  • Su lanzamiento empezó con un blog en lengua inglesa. Aden reunió sus diseños y siete invitadas.
  • La ropa Modest fashion que presentó al mundo causó respuestas inmediatas. Y no solo porque una de las modelos era Dalia Mogahed, la primera mujer en llevar hiyab en la Casa Blanca durante el gobierno de Obama.

¿Qué dicen las mujeres que desfilan con Modest Fashion?

Las redes sociales han revolucionado la moda. Asha Mohamud posa con prendas Modest Fashion en su blog. Tiene más de 27.000 seguidores en Instagram y su lema es que las modas modestas están siendo inclusivas. 

Siento que ahora las mujeres no se están vistiendo sexy para los hombres, sino que lo hacen para ellas mismas.

  • Jodie Marriott-Baker define la Modest Fashion como una tendencia que no es solo para personas mayores
  • Me siento segura y, lo que es más importante, cómoda.”.

Mariah Idrissi saltó a la fama con una campaña modesta de H&M. Cuando le preguntaron su opinión sobre su trabajo, respondió: . “La modestia es una forma global de vestir. Es algo que está abierto a todas. Creo que los mejores desfiles son los que tienen miradas (occidental y árabe) de ambos lados (…) Es importante que todas sientan que pueden encontrar la moda que les funcione a ellas y a su estilo individual “. 


Libros sobre feminismos, el hijab y las periferias políticas

A lo largo de los años, he intentado ponerme al día con las teorías feministas que siguen en las antípodas. Nuestro mayor pecado es mirar solo para el ombligo occidental. Sin embargo, hay un buen remedio contra este paternalismo: escuchar. Los libros que te presento a continuación me hicieron reflexionar mucho. 

El Harén de Occidente, Fatima Mernissi

Mernissi es un clásico que debería estar en la librería de cualquier feminista. Si fuese posible crear un decreto sobre este tema, yo lo apoyaría desde el minuto uno. La socióloga marroquí se atrevió a hablar de los derechos de las mujeres en su país y en la cultura musulmana en general. 

A diferencia del hombre musulmán, que establece su dominación por medio del uso del espacio (excluyendo a la mujer de la arena pública), el occidental manipula el tiempo y la luz. Esto último afirma que una mujer es bella solo cuando aparenta tener catorce años.

El harén es la máxima expresión de la explotación sexual de las mujeres. Un lugar sin luz, con prisioneras y una cárcel de por vida. Mernissi rechaza por completo la imagen idealizada que se ha construido en torno al harén. Y va más allá, ya que su objetivo es destruir cualquier tipo de jaula física y mental. Una tarea que lleva a cabo de la mano de otras mujeres musulmanas, por supuesto, con sus identidades e historias propias en el centro.

El himen y el hiyab de Mona Eltahawy

Mona vivió en varios países masulmanes, por ejemplo Egipto y Arabia Saudí. De joven llevaba hiyab y no por eso dejó de ser feminista. En el libro narra todo un proceso de autoconocimiento y deja por escrito todos los interrogantes que pasaban por su cabeza. Ya adulta, abandonó el velo en el armario y empezó otro estilo de vida.

No quiero hacer spoiler, solo deseo dejarte claro que estas hojas remueven. A mí, Eltahawy me quitó un grueso vendaje que llevaba en los ojos. No tenía ni idea de qué están haciendo las feministas musulmanas. Y lo tengo claro, hasta que no haya libertad para todas, seguiremos dando la turra.

Yo soy Malala 

Un lápiz, un libro y un profesor pueden cambiar el mundo. La niña que defendió la educación en Pakistán nos mostró lo complicado que lo tienen las mujeres de otros países. Malala es una figura pública que lleva pañuelo. Su autobiografía, con toques de su padre y otras personas importantes para ella, merece la pena.

Ni putas Ni sumisas de Fadela Amara

La protagonista de la obra cuenta cómo viven las minorías musulmanas en los suburbios de París y otras capitales.

La tradición pasa por varias generaciones de inmigrantes y nacidos en Europa. Puedo asegurarte que vas a devorar las páginas en pocas horas. 


La industria Modest Fashion mueve millones de dólares al año. Habría que ser necio para no ver el beneficio económico que supone ampliar el negocio textil por los países de mayoría musulmana. No obstante, las prendas modestas pueden ser una gran puesta en escena. Cuando una mujer mezcla tradición y modernidad, suele salir un cóctel interesante. El hijab no es un simple trozo de tela, simboliza un estilo de vida. ¿Empoderamiento o represión? Sigo sin tener una clara respuesta, al igual que me pasa con otras modas, pero sí que tengo muchas preguntas. Por el momento, seguiré escuchando a las protagonistas de esta historia.


Bibliografía y fuentes sobre Modest Fashion

Moda Historias

Aquí hablamos de la historia de la modo desde la perspectiva de género. Visibilizando cómo influyen las prendas de vestir, nuestra piel social, en el día a día. La industria textil está escrita con nombre de mujer y aquí queremos dejar constancia de su huella.

Últimos artículos del blog

Por qué las mujeres hacen gracia

¿Cuántas mujeres conoces que se dedican a la comedia? Las mujeres hacen reír a todo el mundo, no solo a un nicho, porque el humor es universal. Te presentamos a 9 humoristas, unos podcast, un libro moldavo que roba carcajadas y algunas series.

Mujeres jugando fútbol. Pioneras y actuales

La inclusión de la mujer en el fútbol ha sido una revolución feminista. En este artículo hacemos un recorrido desde las pioneras a las deportistas actuales. Un viaje centrado en España y Argentina. ¿Vienes a la cancha con nosotras?

Compositoras y otras mujeres en la música clásica

Evelyn Plana Jiménez nos trae un reclamo: la urgencia del reconocimiento de las mujeres en la música clásica. ¿Cuántas veces has tocado una partitura firmada por una mujer? ¿Directoras de orquesta? ¿Intérpretes de grandes piezas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: