La primera astronauta mujer y otras compañeras de la NASA

Para viajeras, la primera mujer astronauta y las que vinieron después. Una soviética fue la pionera, pasadas dos décadas, se animó una norteamericana y luego llegó el turno de las afro, hispanas y europeas. La NASA es un mundo masculizado, pero menos de lo que nos quieren hacer creer: físicas, ingenieras, comandantes… Solo así se pudo plantear la misión Artemisa, que en 2024 quiere llevar a la primera mujer en la Luna. En Sen Enderezo vamos a hacer un repaso por la herstory de la Agencia Espacial.

¿Qué hay en este artículo para ti? – Las mujeres en el espacio

La carrera del espacio y dónde se quedaron las mujeres del Mercury 13

Se empezó a hablar de hombres en el espacio el 4 de octubre de 1957. Los soviéticos pusieron en órbita el Sputnik 1 para darle en las narices a Estados Unidos, ¿recuerdas el capítulo de la Guerra Fría de tu libro de Historia de la ESO? La carrera espacial era una forma de medir sus fuerzas.

Esta misión estaba a cargo de los Mercury 7, los siete pilotos que aspiraban a ser los primeros astronautas. Entonces, ¿solo participaban varones? No, en paralelo había mujeres que luchaban por lo mismo: sentarse en una nave especial y ver la Tierra desde lo alto. No te hagas ilusiones, ya que las pruebas femeninas las realizaba una identidad privada y no la NASA.

  • William Rndolph Lovelace (1907-1965) trabajaba como médico realizando los tests de la NASA. Tenía curiosidad por las capacidades de las mujeres en la carrera espacial.
  • Habló con la increíble Geraldyn «Jerrie» Cobb, pionera en la aviciación, y pensó que sus conocimientos serían muy útiles.
  • En Sen Enderezo ya te presentamos a las primeras mujeres piloto, pero hoy te traemos a Jerrie Cobb (1931-2019) porque ella enseñaba a los hombres cómo pilotar, y tenía menos de veinte años.
  • A los 30 sumaba más de 7.000 horas de vuelo y anécdotas de lo más llamativas. Por ejemplo, por culpa de aterrizajes de emergencia en países lejanos pensaron que era una espía. Pocas comodidades tenía, aunque este personaje era único, porque incluso llegó a dormir en la cabina.
  • Con este CV, parece lógico que Lovelace la fichase para la primera selección de mujeres astronautas. Spoiler: sacó matrícula de honor en todos los ejercicios del Mercury 7 femenino (1961)– en el que en realidad terminaron participando trece mujeres y no siete-. Además, ella formaría parte del jurado para elegir al resto del equipo.
  • ¿Y la financiación? Un proyecto tan ambicioso necesitaba dinero. Cobb descolgó el teléfono y llamó a su amiga Jacqueline Cochran (1906-1980), otra piloto. Así empezó la campaña de promoción y recaudación de fondos.
  • Reclutaron a 19 mujeres que juntaban más de 1.000 horas de vuelo. Sin embargo, únicamente 13 pasaron las pruebas médicas y las todas las condiciones de la oferta.
  • El cine se encargó de darlas a conocer como Mercury 13, esta vez en chicas. Para la prensa de la época y la Academia, estas 13 aspirantes a astronautas eran las First Lady Astronaut Trainees (FLATs).

Gloria Cuesta fue pionera en la aviación española. No se trata de la primera mujer que se sacó el carné de piloto, pero sí la que lo hizo estando casada.

En Sen Enderezo también hemos escrito sobre la Amelia Earhart que hablaba español.

La NASA es la identidad capaz de poner en órbita a los astronautas. Establece tres fases de selección, que en la década de 1950 incluían dominar los aviones militares. No obstante, rechazó la idea de que las mujeres pudieran presentarse como aspirantes.

El «debate» terminó con un telegrama firmado por Lovelace diciéndole a las seleccionadas que no participar en el programa de la NASA. Estados Unidos, y el mundo, no estaba preparado en 1961 para enviar a mujeres al espacio.

El programa para elegir las mujeres astronautas se canceló, así de simple.

Aquel seco «no» retumbó en la cabeza de Jerrie Cobb. Concertó una cita con el vicepresidente de EE. UU. y escribió a Kennedy. Quería dejar claro que la discriminación contra las mujeres en la NASA y el mundo aeroespacial pasaba factura. ¿Qué pensaban sus compañeros hombres? El astronauta John Glenn (1921-2016) diría que “las mujeres astronautas irían contra el orden social establecido”. Tranquila, que años después rectificó sus palabras.

Si las mujeres que vivían en Estados Unidos (1961) no podían trabajar oficialmente como pilotos militares, ¿cómo iban a poner un pie en la Luna?

La NASA incluyó a las mujeres en sus programas a finales de 1978.

Viendo que Cobb estaba hablando contra un muro, dedicó su existencia a lo que mejor sabía hacer: volar. Ofreció ayuda humanitaria en el Amazonas, trabajó en Colombia, Brasil, Ecuador

En 1981 fue nominada al Nobel de la Paz. La NASA envió al espacio a astronautas retirados de casi 80 años, como John Glenn (77 en 1998), pero Jerrie Cobb se quedó con las ganas.

Jarrie Cobb (1931-2019) fue la primera candidata mujer a austranauta. Sin duda, la piloto nació en el tiempo equivocado.

Wally Funk (1939) fue una de las mujeres seleccionadas en el Mercury 13 y sigue viva. ¿Sabes cuándo consiguió ir al espacio? El 1 de julio del 2021, a sus 82 años se puso en órbita, pero como pasajera. Por lo tanto, es la mujer de más edad que ha ido al espacio (solo superada por un hombre de 90). Y como dato curioso, el pasatiempo de esta señora a los 71 años era aprender a pilotar un helicóptero Black Hawk. Vamos, lo mismo que hace cualquier abuela.

El programa para elegir las mujeres astronautas se canceló, así de simple.

Valentina Tereshkova, la primera mujer astronauta (1963)

Valentina Tereshkova (1937) fue la primera mujer astronauta. Se presentó candidata en un programa soviético que buscaba una joven para ir al espacio.

En la actualidad sigue siendo muy activa, va a eventos públicos y hasta se atreve a hacer declaraciones sobre su experiencia aeroespacial. Con esto último me refiero a la propaganda en torno a su persona, en la que jamás se diría que una heroína de la patria sintió náuseas estando en órbita.

La austronauta soviética Valentina Tereshakova.

Yelena Kodakova, otra rusa en una nave espacial

Yelena Kondakova (1957) es la primera mujer que hizo un vuelo espacial de larga duración (de octubre de 1994 a marzo del 1995). Asimismo, estamos ante la 3ª mujer que estuvo en el espacio.

Era ingeniera a bordo y recibió medallas, condecoraciones de Heroína de Rusia y en su segunda misión (1997) asumió el rol de especialista.

Yelena Kondakova (1957) actualmente es diputada en la Duma y ha dejado de lado la carrera aeroespacial.

Sally Ride, las astronautas de EE. UU. se ponen las pilas (1983)

Una mañana estás revisando el periódico, aunque ahora sea online, y en la sección de anuncios ves esto: se buscan mujeres para una misión de la NASA. Esto fue lo que le pasó a Sally Ride (1951-2012).

Al anuncio respondieron 8.900 personas y Ride salió seleccionada. Era la primera vez que aceptaban presencia femenina y nadie quería perdérselo.

La fisica y astronauta Sally Ride (1951-2012) nos dejó demasiado pronto por culpa del cáncer.
  • Sally Ride se sometió a las pruebas de la NASA en 1978 y las superó con buenas calificaciones. Por lo tanto, comenzó a trabajar para la institución hasta 1987, que volvió a la vida académica como profesora titular de la Universidad de California.
  • Primero en Estados Unidos, después en el mundo entero, Ride se convirtió en una estrella mediática. En la actualidad, las niñas pueden soñar con ir al espacio porque ella es un referente. No obstante, al revisar la prensa puedes encontrar titulares sobre cómo lavarse el pelo en órbita, el perfecto maquillaje para el espacio, qué pasa cuando tienes la regla en una nave espacial… y otras preguntas morbosas que hacían los periodistas.
  • La física astronauta partipó en el desarrollo de un brazo robótico que sirve para poner en órbita los satélites desde el espacio. Casi nada.
  • Despegó en 1983, siendo la primera mujer estadounidense astronauta. Iba a bordo del trasbordador espacial Challenger en calidad de «especialista de misión» (es decir, ingenieras y científicas, en vez de pilotos). Ella iba a controlar el brazo robótico y ubicar satélites a miles de kilómetros de la Tierra.
  • Un año después, en 1984, participó en otra misión espacial. No hubo un tercer viaje porque el Challenger tuvo un accidente y la investigación citó a Ride para saber qué había pasado.
  • Yendo al terreno más personal, tenemos que decir que Sally Read es la única astronauta que hizo público que pertenecía al colectivo LGTBI. Además de una forma muy peculiar, porque pasó después de muerta. A los 61 años le diagnosticaron cáncer de páncreas y dejó escritas sus últimas voluntades, así que su pareja Tam O´Shaughnessy publicó el epitagio de Sally Ride.
  • El amor surgió en Sally Ride Science, la iniciativa que lanzó la astronauta en 2001 con el objetivo de promover la ciencia entre las y los más pequeños.

Judith Resnik y Christa McAuliffe en el Challenger (1986)

La carrera espacial tiene una fecha negra en el calendario: 28 de enero de 1986, cuando emiten en directo el accidente mortal de los tripulantes del trasbordador Challenger.

Judy Resnik y Christa McAuliffe.

Judith Resnik (1949) y la maestra Christa McAuliffe (1948) fueron dos de las víctimas. La primera era compañera de promoción de Sally Ride y tenía experiencia en la NASA. El mismo año que se doctoró en Ingeniería Electrónica, llamó al contacto de un anuncio de la Agencia Espacial.

La trayectoria profesional de McAuliffe es completamente diferente. Daba clases de Historia y Economía en la ESO. Desde pequeña sentía curiosidad por el espacio, pero no vio su oportunidad hasta que Reagan salió por televisión para promocionar un programa de la NASA: «profesores en el espacio».

  • Christa tomaría notas de su experiencia a bordo y compartiría las enseñanzas con el alumnado.
  • Ella tuvo muchas dudas, creía que iba a ser imposible salir elegida, pero al final se animó.
  • Hubo 10 finalistas y salió su nombre.

Touria Chaoui tuvo una vida muy corta, apenas 20 años, pero fue suficiente para escribir una página en la herstory de Marruecos.

En 1952 se convirtió en la primera mujer piloto del país, hecho que nos parecía más que suficiente para incluirla en este blog feminista.

Mae Jemison, la primera afroamericana en ir al espacio (1992)

Siendo una adolescente de 16 años, Mae Jemison (1956) ya está en la universidad estudiando Ingeniería y Medicina. Trabajó en hospitales de Cuba, Kenia y Tailandia, pero nunca olvidó la emoción que sintió al ver a Sally Ride en los noticieros.

En 1987 envía una solicitud a la NASA para participar en un programa espacial y fue una de las 15 clasificadas (de entre 2.000 solicitudes).

Mae Jemison (1956) voló al espacio en 1992 y fue la primera afroamericana en conseguirlo.

A bordo del transbordador espacial Endevour, Mae Jemison se convirtió en la primera austronauta afroamericana (1992).

Mae Jemison fue la primera afroamericana que llegó a ser astronauta, además de estudiar medicina, ingeniería y dejar la NASA para dedicarse a la investigación.

Ellen Ochoa, la primera astronauta de EE. UU. hispana (1993)

Los abuelos paternos de Ellen Ochoa eran mexicanos y emigraron a Estados Unidos. Seguro que ni pensaban que futuras generaciones iban a subirse en un trasbordador espacial, tal y como hizo Ellen Ochoa (1958) en 1993.

Fue la primera mujer hispana que trabajó como astronauta en Estados Unidos.

Los abuelos de Ellen Ochoa (1958) viajaron de México a Los Ángeles, pero a ella eso le quedaba corto y se dio una vuelta por la galaxia.

La misión Artemisa: la mujer va a poner un pie en la Luna en 2024

Mi madre nació en 1969, el mismo año que el hombre puso un pie en la Luna. La abuela Alicia recuerda muy bien que cogió a la niña, tocó a la puerta de los vecinos con televisión y se sentó en una silla del salón hasta el despegue. A ella le parecía una gran hazaña, «algo que hay que verlo porque va a hacer historia».

Cuando se me ocurrió traer a Sen Enderezo a las primeras astronautas, le pregunté por 1969 y si se preguntaba por qué mandaban a varios hombres y ninguna mujer. Por resumir, diré que echó una carcajada.

Y su conclusión fue clara y concisa: Mira Laura, yo a los 28 estaba atontada del todo. Vivía en una dictadura donde todo era pecado y pisotearnos, ni se me pasaba por la cabeza imaginar que una mujer podía montarse en una nave espacial. Si aquí no pintábamos nada, porque no nos dejaban, ¿qué íbamos a hacer en la Luna?

La respuesta era precedible, pero no te pierdas el final:

«Vi la llegada del hombre a la Luna a los 28, y ahora voy a ver a una mujer poniendo un pie por allá con 83 años. ¡Anda que no hay diferencia!»

Mi abuela me dijo esto cuando le comenté que la misión artemisa va a llevar a la mujer a la Luna en 2024.

La misión Artemis, un guiño a la diosa griega Artemisa, es la hermana de Apollo. Y como en todas las familias de hace 53 años, el chico se llevaba la mejor parte (más estudios, salir sin hora de vuelta, pasar de las tareas domésticas…) y ellas tenían que aguantarse.

Pero como las cosas han cambiado, Artemisa va a llevar a la Luna a la primera mujer. Uno de los responsables de la misión dijo: «Tengo una hija de 11 años, y quiero que pueda verse a sí misma de la misma manera que se ve nuestro actual y diverso cuerpo de astronautas


¿Conoces las historias de otras mujeres de la NASA? ¿Quieres compartir con nosotras las hazañas de otras astronautas? ¿Nos recomiendas algún documental sobre el tema? Déjalo en los comentarios para que la sección de Feminismos por el mundo de Sen Enderezo traiga contenido de más calidad.


Bibliografía y fuentes


Últimos artículos de Sen Enderezo

Feminismo en Bolivia: la primera ola y por qué empezó

Las mujeres bolivianas pueden votar desde 1945 en las elecciones municipales, y libremente desde 1952. Esta victoria se la deben a la primera ola del feminismo en Bolivia, ¿quieres conocer los orígenes de las marchas del 8M?

El movimiento sufragista de Argentina y 15 nombres de sufragistas

La gran lucha del siglo XX fue la reivindicación del voto femenino. Nueva Zelanda, a finales del XIX, dio el paso y se convirtió en el primer país en reconocer este derecho. En este artículo de la colección feminismos de Latinoamérica vas a encontrar un repaso por el movimiento sufragista latino. He recogido datos y 15 nombres de algunas sufragistas de Argentina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: