¿Por qué la República de Moldavia es tan pobre?

República de Moldavia es el país más pobre de Europa. El salario mínimo aprobado para 2022 es de, 6732 MDL (alrededor de 350 euros), pero la media se estima en, 9900 MDL (514 euros). Los grupos vulnerables son los jubilados, el colectivo LGTBI y las mujeres, pero en este artículo de Sen Enderezo te explicaremos cuáles son las causas y por qué en Chisináu se gana tan poco dinero. Adelanto que no todo se debe a la corrupción política o la herencia de la caída de la URSS y la independencia firmada en 1991.

Índice: ¿Por qué la República de Moldavia es el país más pobre de Europa?

Importante: La República de Moldavia es un país de Europa del Este que hace frontera con Rumanía, Ucrania y dos territorios independientes no reconocidos: Transnistria y Gagauzia. En rumano se dice «Republica Moldova» o «Moldova«; de llamarle Moldavia en español, no debes confundirte con la región de la actual Rumanía que lleva el mismo nombre. Si quieres saber a qué se debe esta «coincidencia», lee más información sobre el festivo nacional del 1 de diciembre en Rumanía. En este artículo iré intercambiando los nombres.

¿Qué tan pobre es Moldavia? Cómo medimos la pobreza del país

La pobreza de la República de Moldavia se aprecia en el difícil acceso de parte de la población a la asistencia sanitaria de calidad, la educación, el agua corriente en sus viviendas e infraestructuras de saneamiento. Por otra parte, los expertos también analizan las oportunidades laborales en las ciudades y pueblos, así como la representación política de todos los colectivos, en especial los más vulnerables.

A la pregunta: ¿quién es pobre en Moldavia? Debemos señalar estos 8 grupos extremadamente vulnerables. Nota: al final de cada publicación de senenderezo.com, puedes revisar la bibliografía empleada.

1. Población rural moldava: sin acceso a agua potable y el cambio climático

El 57% de los moldavos viven en el rural (datos del 2021). Es decir, 1.467.190 personas de las 2.574.000 que residen en el país. Todas ellas tienen que lidiar a diario con infraestructuras y carreteras muy deficientes, pero hay otro problema: el acceso al agua potable. El cambio climático es un gran reto debido a sus devastadoras consecuencias: se está secando parte de su territorio, la contaminación del agua y la comida, hay más incendios, enfermedades respiratorias por culpa de la baja calidad del aire (las familias más pobres, calientan la casa con carbón, por ejemplo)…

Las consecuencias del cambio climático en Moldavia son muy graves: desertificación, contaminación del agua y la comida, especies invasoras... Esto incrementa todavía más la pobreza de los moldavos que viven en rural, el 57% de la población.
Las consecuencias del cambio climático en Moldavia son muy graves: desertificación, contaminación del agua y la comida, especies invasoras… Esto incrementa todavía más los niveles de pobreza de los moldavos que viven en rural, el 57% de la población. Fuente: Zoi Environment Network, “Moldova Climate facts and policy”.

Garantizar el suministro de agua corriente y de calidad en todas las viviendas es otro objetivo de los próximos años. No todas las casas tienen instaladas cañerías que están conectadas al alcantarillado y ese tipo de infraestructuras públicas, por lo tanto, a veces el baño está fuera del área residencial y no hay cadena. Yo misma lo vi en un viaje a Chisináu con parada en la ciudad de Ungheni.

En el autobús conocí a una chica moldava maravillosa que me invitó a comer en su casa, su abuela nos preparó una ciorba (sopa) con carne magnífica. Cuando pregunté dónde estaba el baño, mi nueva amiga me acompañó, atravesamos el corral con gallinas y abrió la puerta de un minúsculo cuarto en el que había un agujero. Ese era el inodoro. Soy gallega, hasta la década de 1970, en la casa de mi abuela no había el baño que usamos hoy.

Sin embargo, ni mi familia materna ni la de la moldava que me abrió las puertas de par en par se dejaron llevar por la dejadez. Tardé, ya que era una ingenua acostumbrada a las ciudades occidentales, pero al final me pregunté: «A ver, esto es Europa, pero ¿dónde van a colocar tuberías, desagües y demás con poco dinero y en un barrio a las afueras en el que no había alcantarillado público funcional

Recursos de agua dulce
per cápita (m3)
Suecia17636
Georgia15597
Bielorrusia3589
Armenia2282
Rumanía2129
Polonia1410
Ucrania1217
Hungría608
Rep. Moldavia456
Fuente: Little Green Data Book 2017. La población de Moldavia es similar a la gallega (2.695.645, INE 2021), pero sus recursos de agua dulce son muy limitados. Con el constante avance del cambio climático se volverá un problema todavía mayor.

Cito textualmente una medida incluida en Cadrul de Parteneriat ONU – Republica Moldova pentru Dezvoltare Durabilă 2018-2022. Cadrul de Asistență ONU pentru Dezvoltare pentru Republica Moldova:

El Programa Nacional para la implementación del Protocolo sobre Agua y Salud en la República de Moldavia para los años 2016–2025: Mejora de la gestión del agua para garantizar la seguridad del agua, estándares de calidad del agua, acceso al agua y saneamiento para la población, incluyendo acceso a agua potable para el 99% de la población urbana y el 85% de la población rural por en 2025 y mejorar el acceso a saneamiento para el 85% de la población urbana y el 25% de la población rural para 2025.

En 2017, el 97% de los residentes en zonas urbanas contaba con acceso a agua potable y solo el 63% lo conseguía en el rural. Solo hay dos ríos importantes eN Moldavia, un afluente del Danubio y Nistru, tampoco cuentan con grandes bosques. Esa fue la lotería geográfica.

Otro dato importante a tener en cuenta es que el 36% de las personas que trabajan en la agricultura son mujeres. Sin embargo, solo el 19% es propietaria de la tierra que explota.

2. Estados no reconocidos: población que no cuenta

La economía se mueve por la política. Al menos esa es mi visión, puesto que no creo en la «mano invisible» de Adam Smith. Por eso incluyo en esta lista de causas de la pobreza de Moldavia a los territorios no reconocidos de Transnistria y Gagauzia. La política moldava vive a caballo entre: los que quieren formar parte de la Unión Europea vs. los que tienen el ojo puesto en Moscú.

Un porcentaje enorme de la población es bilingüe: hablan rumano y ruso. Asimismo, hay otras minorías étnicas, por ejemplo familias de origen ucraniano que conservan su lengua. Intentaré explicar los conflictos de forma esquemática qué ocurre en los Estados no reconocidos:

¿Qué pasa en Transnistria?

  • Transnistria es el último trozo que existe de la URSS. Quiere independizarse legalmente de la República de Moldavia y se identifican como rusos. Cuando viajé a Transnistria hace unos años, tuve que pasar un control fronterizo «ficticio» y usar su moneda local. A los extranjeros, previa entrevista personal en ruso— el conductor del autobús, que hablaba un poco de inglés, me hizo de traductor—, solo le dan un «visado» por 24 horas. Si realizas los trámites pertinentes, te permiten visitar el territorio por más tiempo.
  • El sistema educativo sigue el modelo soviético, la mayoría de las personas que viven en Transnistria no saben o hablan mal rumano. En las ocasiones en las que he conocido a gente de Transnistria de etnia no moldava, he comprobado que solo saben expresiones en rumano muy arcaico.
  • Son prorusos, pero en la actualidad ni siquiera Rusia reconoce la independencia de Transnistria. En noviembre del 1999, años después del conflicto armado de 1992 entre Moldavia y el Estado no reconocido, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y Rusia firmaron en Estambul un acuerdo para retirar las tropas rusas de Transnistria (aprox. 1.200 soldados, aunque es difícil saberlo). También se incluyó Georgia, ¿te suena la campaña  ‘Spend Your Summer in Georgia’ de 2019? Rusia se marcó un «si te he visto, no me acuerdo«, por ahí siguen los soldados.
  • Moldavia depende energéticamente de la Central eléctrica de Cuciurgán (Transnistria). Desde 2018, Rumanía y Moldavia se mantienen en conversaciones para desarrollar un plan que se pueda enviar gas y electricidad entre ambos países.
  • ¿Quién es más pobre y vulnerable en Transnistria? El pueblo gitano (etnia Roma), colectivos LGTBI y la minoría moldava que habla rumano como primera lengua – si te preguntas por qué hablo de rumano y no moldavo, simplemente repito la concepción de la escritora Tatiana Țîbuleac y otros lingüistas.

El nacionalismo de la Unidad Territorial Autónoma de GagauziaUnitate teritorială autonomă Găgăuzia

En Gagauzia conviven minorías turcas, moldavas y rusas. Desde 1994, se reconoce un status especial y se trata como una región autónoma, llegando a tener representación en el Parlamento.

En el 2016, se organizó un grupo de trabajo que sigue intentando mejorar el diálogo entre el gobierno y la región, aunque las tensiones continúan.

La empresa SANA diseña sus campañas publicitarias en tres idiomas: turco (hablado por la población de avanzada edad), rumano y ruso. En Rumanía, el Imperio Otomano también dejó huella (mucha), por ejemplo en la Isla de Ada Kaleh.

Por supuesto que en Moldavia hay casos de corrupción política, como en cualquier otro país. En 2014 salió a la luz que entre el 13-15% del PIB del país fueron transacciones ilegales de dinero a cuentas extranjeras. Se han aprobado medidas anticorrupción, por ejemplo, en el gobierno del 2019, aunque finalmente la coalición fracasó.

3. Las mujeres de Moldavia: las violencias de género

Las mujeres moldavas cobran menos que sus compatriotas hombres. Según datos de ONU Mujeres (2020), en Moldavia los varones obtuvieron salarios 14,4% más altos con respecto a los ingresos de las mujeres. Sectores como los cuidados, la limpieza o los trabajos informales llevan mayoritariamente nombres femeninos, coincidiendo con las actividades peor pagadas.

  • Techos de cristal que empiezan con el reparto desigual de las tareas del hogar y los cuidados. Comprueba por ti misma cuánto tiempo de tu vida destinas al trabajo gratuito.
  • Escasas o nulas políticas de conciliación familiar. Aquellas con hijos, especialmente las solteras, deben reducir la jornada laboral o apoyarse en familiares, eso de las guarderías públicas se complica.
  • Etc. La teoría feminista no se cansa de enumerar las causas y el origen de la desigualdad de género en el ámbito laboral.

La extrema pobreza se ceba con las mujeres, haciéndolas más vulnerables para caer en las garras de la trata de blancas o la prostitución. Rodrigo Terrasa, en el libro La ciudad de la euforia, narra la corrupción valenciana con toda clase de detalles. En la doble contabilidad del PP, la policía se encontró con conceptos del tipo: «traductoras de rumano» y facturas con costes muy elevados. Dirigentes muy conocidos en la Comunidad Valenciana gastaban dinero público en trabajadoras sexuales de Europa del Este. De hecho, uno de esos políticos se fugó a República de Moldavia bajo una identidad falsa y se dedicó esta clase de negocios.

Un 75% de los moldavos aceptaría en su comunidad a personas con algún tipo de discapacidad, un 44% en caso de ser judíos y hasta un 35% a los inmigrantes. En el lado contrario, el 86% rechaza al colectivo LGTBI (en especial en Transnistria). Tampoco quieren ver cerca a personas con adicciones a drogas, trabajadoras sexuales y ciudadanos con VIH. Este estudio fue publicado en: The Social Cohesion and Reconciliation (SCORE), “Social Tolerance”, Moldova, 2017.

Las violencias de género también pasan por el ámbito doméstico, que se encuentran con una legislación y unos recursos totalmente insuficientes para atender a las víctimas. Las moldavas lo tienen difícil, pero sobre todo las de etnia romaní y aquellas con limitaciones físicas o psíquicas.

4. Los más jóvenes: emigrar a la ciudad o el extranjero

Las poblaciones de Moldavia y Rumanía están envejecidas, en parte por la masiva emigración durante décadas. Hacían las maletas para escapar del Comunismo, aquellos que podían ingeniárselas y pagar, y después por las pocas oportunidades laborales y los salarios bajos. El kit básico de todo pueblo emigrante, como ocurrió —y sigue pasando— en mi Galicia natal.

  • Los más jóvenes dejan el campo para irse a la ciudad. Los sueldos de Chisináu son los más altos de todo el país.
  • Entre el año 2000 y 2020, el flujo de emigración no ha parado y se estima que 1/3 moldavos en edad de trabajar reside en el extranjero.
    • Históricamente, los trabajadores poco cualificados eran los que emigraban. Se iban a Rusia, Israel y países de la Unión Europea. Debido a su historia en común, aquellos que hablan rumano y proceden de esta etnia, pueden solicitar la nacionalidad rumana. El porcentaje de rumanos nietos, hijos o nacidos en República de Moldavia es enorme.
    • En la actualidad, los moldavos que emigran son jóvenes, con estudios y de clase media preparada. Como Viorica Chelban, que en la actualidad trabaja en Reino Unido, volvió a su pueblo de origen durante la pandemia y donó equipos de protección personal, diseñó un plan de acción local y brindó apoyo diario a los médicos en el tratamiento de pacientes hasta que la situación mejoró.

Hay moldavos en todo el mundo, es una nación de emigrantes. Quizá por eso en Eurovisión 2022 ganaron tantos puntos. Mis vecinos de Courmayeur (Acosta, Italia) eran una familia italiano-moldava. Cuando viajé a París, la chica que limpiaba el piso de Booking era de Transnistria, toda la plantilla hablaba ruso y ella estaba aprendiendo francés, para entendernos usamos nuestro nivel básico de rumano. De niña, a principios del 2000, a mi pueblo llegaron varias mujeres jóvenes con sus hijos y eran de Europa del Este. Recuerdo a Irina, una moldava que trabajó un tiempo limpiando escaleras con mi madre, aunque al final se fue a Málaga. Fue la primera vez en mi vida que escuché palabras en ruso, idioma en el que le hablaba a su bebé.

5. Personas con diversidad funcional: los más vulnerables

Las evidentes deficiencias en la sanidad pública dificultan los procesos de rehabilitación, los tratamientos psicológicos y psiquiátricos, así como la atención adecuada de las personas con discapacidad. En el rural, aunque también ocurre en el ámbito urbano, a menudo pasan la mayoría del tiempo en casa y bajo el cuidado de una mujer (madre, tía, abuela… o una cuidadora asalariada, las familias que se lo puedan permitir).

Ni Ley de dependencia, ni rampas y otros elementos que faciliten la circulación por la vía pública. La mayoría de las escuelas no están adaptadas, tampoco los hospitales o los medios de transporte públicos.

En cuanto a otro tipo de problemáticas, se puede resumir en: la salud mental es un lujo.

6. Los jubilados: pensiones que no alcanzan y vivir de las remesas

Los que en la actualidad son pensionistas en Moldavia, desarrollaron sus actividades profesionales en tiempos de la Unión Soviética. Las pensiones de jubilación son muy pequeñas:

Fuente: Informe de Casa Națională de Asigurări Sociale (CNAS) de Moldavia, 2018. No he sido capaz de encontrar datos más actuliazados.
  • 530.800 personas cobraron pensiones de jubilación por valor de 1591 MDL (82,60 euros), de media. Estos datos corresponden al Informe del CNAS de Moldavia, 2018.
  • En esas mismas fechas, hasta 125.500 moldavos cobraban una pensión de invalidez de, 1245 MDL (64,40 euros) de media. Las más altas, por ejemplo, los antiguos trabajadores en aviación civil, llegan hasta los 8206 MDL (425,60 euros).
  • ¿Dónde viven los jubilados con pensiones más altas? En Chisináu. Se calculó una media de, 2933 MDL en 2018 (152,22 euros) o, lo que es lo mismo, aumentó un 42% en comparación al 9% del resto del país. Por lo contrario, en la municipalidad de Șoldănești se daban las pensiones más bajas: 1308 MDL (67,89 euros), -335 MDL (17,39 euros) que la media nacional (27%).

Creo que no hace falta comparar el coste de la vida entre tu país y Moldavia, las pensiones de jubilación no cubren las necesidades de estos grupos de edad.

Llegan a final de mes gracias a las remesas de dinero que les envían desde el extranjero. En muchas ocasiones, los ancianos (sobre todo las abuelas) se quedan al cargo de los nietos mientras sus padres trabajan en el extranjero.

La esperanza de vida en Moldavia (2020) era:

  1. 72 años de media (igual que en Bolivia)
  2. Hombres: 67,73 años
  3. Mujeres: 76,25 años
  4. En España era de 82 años.
Espensas de dinero
enviadas a Moldavia
201816%
201717%
201618%
201520%
201422%
201323%
201223%
201122%
201025%
La economía de Moldavia sigue dependiendo del dinero que se envía desde el extranjero, Las remesas son parte de los salarios de los moldavos que trabajan en otro país, por ejemplo, las madres y padres que dejaron a sus hijos al cuidado de los abuelos en Moldavia. Fuente: World Bank Group, October 2019. «The World Bank in Moldova Country Snapshot».

El récord histórico en los índices de pobreza extrema se alcanzó en 1999, cuando lo padecía el 38,5% de la población. En el año 2017, solo el 0,1% entraba en esta categoría. Las familias que vivían con menos de 5,5 USD/día (90,4% en el 2000) era mucho menor en 2018, alrededor del 13,3%. Los pensionistas son un grupo vulnerable.

Algunos datos sobre la pobreza extrema en Moldavia

7. Niños sin padres: 1/5 menores en Moldavia

No me refiero a las madres solteras o los huérfanos, sino a los niños cuyos padres (él, ella o los dos) emigraron y ellos se quedaron al cargo de un familiar. El 10% de los niños de Moldavia se están criando con los abuelos y, en mayoría de los casos, se debe a la emigración forzosa. En numerosas ocasiones no es posible instalarse en otra ciudad con los hijos, al menos al principio de la emigración, por lo que pasan una temporada en casa de algún familiar. Hasta no hace mucho, en los gallegos hacían lo mismo.

Y los que no emigran, ¿de qué viven? La mayoría de los trabajadores se dedican al sector servicios, seguido de la industria (20%) y la agricultura (18%). Las explotaciones ganaderas y agrícolas son pequeñas e ineficientes, además de suponer un grave problema los pesticidas que se utilizan y la escasez de agua. Las exportaciones se dirigen a Rumanía, Rusia, Italia, Alemania, Biolorrusia (al menos antes de la Guerra en Ucrania)…

La población moldava envejece y no hay relevo generacional. La línea azul representa a los futuros pensionistas, la amarilla a los asalariados. Fuente: CNAS, ONU, calculele autorilor, 2021.

8. Colectivo LGTBIQ: la discriminación y los medios en contra

El 94% de los habitantes de Moldavia afirma que es cristiano ortodoxo. Cada sermón es una oportunidad para lanzar un mensaje contra derechos que defienden los feminismos: el derecho al aborto, la libertad sexual y autodefinición del género, la variedad de modelos de familia… Ciertos medios de comunicación de Moldavia (que mantinen un auténtico monopolio mediático) ayudan a propagar el rechazo a los colectivos LGTBI. El Plan de Acción Nacional para los DD. HH. (2018-2022) pretende cambiar esta lamentable situación. Ya adelantamos que la homofobia es especialmente alarrmante en Transnistria, territorio de mayoría prorusa.

En otros países del antiguo bloque soviético (o afines a este modelo), se ha avanzado en la legislación de derechos para las personas LGTBI -garantizar los DD. HH., en definitiva- , aunque queda mucho por hacer:

  • En Lituania se reconocen los matrimonios igualitarios celebrados en el extranjero. Por el momento, los homosexuales no pueden dar el «sí, quiero» en esta nación. En Rumanía ni siquiera se reconoce la legalidad de las uniones civiles, por ejemplo españolas, entre personas del mismo sexo.
  • Cuba ha aprobado recientemente la ley que reconoce el derecho al matrimonio igualitario.

Helsilki de La casa de papel, actor y personaje de origen serbio, se puso en la piel de un delincuente homosexual. Fueron muchas las críticas que recibió por parte de grupos homofóbicos de los Balcanes, ya que nos les gustó que esa fuera la «imagen» de un hombre de esa parte del mundo.

Imperdonable que una mujer trans fuese interpretada por una actriz normativa, por mucho que me guste cómo interpreta esta mujer.

¿Qué riqueza tiene Moldavia?

Creo que nunca acertarías los sectores que empujan la economía moldava. Pocas veces habrás visto anuncios de estos productos en la televisión española. Toma nota:

Las mejores bodegas de Europa del Este están en Moldavia

La tierra moldava es fértil. Durante siglos sus habitantes han vivido de la agricultura y hoy destaca una industria: el vino. La cultura vitivinícola se remonta a unos 3000 años, pero ese currículum no fue suficiente en el siglo XX, cuando el país quedó sellado a cal y canto por la URSS. Quizá sea por eso que muchos ubican los vinos de La Rioja, pero pocos hablan de los caldos moldavos.

En mi casa de Bucarest siempre hay una botella de 1827.

Casi un 30% de las exportaciones son botellas de vino y salen de las más de 170.000 hectáreas de vides que recorren el territorio. Feteasca Alba, Feteasca Regala, Feteasca Neagra o Rara Neagra. Este sector se está adaptando a los retos climáticos y tecnológicos actuales.

La comida espacial: la tecnología e innovación de la URSS

Sí, has leído bien, la República de Moldavia comercializa comida para astronautas. Ya lo hacía en la época soviética, las empresas moldavas eran las que elegían el menú de las primeras cosmonautas. El equipo de médicos, ingenieros y el resto de expertos analizada cuántas calorías necesita un adulto en esas circunstancias y qué tipo de nutrientes. En el bloque comunista, lo cierto es que estaban obsesionados con este tipo de estudios y la estricta entrega de alimentos en largas colas.

La industria de elaboración de comida en cápsulas iba de maravilla. En el colegio todos leímos en los libros de texto la importancia de la carrera espacial EE. UU. vs. URSS, pero seguro que no sabías que los soviéticos comían ciorbas y otras comidas elaboradas con carne y hortalizas moldavas.

Muestras del Muzeul Cosmonauticii de Chisináu.

Al igual que ocurrió con las bicicletas comunistas Pegas de Rumanía, la generación Z se ha apoderado de la comida espacial moldava y la vende online. Basta hacer una búsqueda en Google para encontrar portales donde se comercializan platos tradicionales en formato tubo. Ojo con los precios en este nicho de mercado.

La acogida de refugiados de Ucrania: Moldavia ha multiplicado x10 su población

Moldavia, Rumanía y Polonia abrieron las fronteras cuando empezaron a llegar los primeros refugiados ucranianos en febrero del 2022. No entraré en el debate de qué pasaría si las familias no fueran blancas de ojos azules (una idea bastante banal sobre los rasgos de las personas de Europa del Este, pero esa también es otra discusión).

En este apartado solo quiero destacar que República de Moldavia, el país más pobre de Europa, acogió a miles de personas. En solo 10 días de marzo, la población aumentó en un 4%, con lo que esto implica en la atención primaria, las escuelas, las carreteras y otras infraestructuras públicas. Eso era secundario, las familias moldavas abrieron las puertas de su casa a los ucranianos. Muchas personas se acercaron a la frontera para ayudar, otros actuaron de intérpretes, algunos ofrecieron servicios jurídicos…

Y ahora, me gustaría mencionar una pequeña anécdota. En Bucarest rápidamente se habilitaron páginas para alojar a los refugiados que iban llegando desde Ucrania. Yo puse a su disposición el salón de mi apartamento, el único espacio del que dispongo porque vivo sola en un piso de una habitación. Al final, retiré el comentario.

Veronika, una niña refugiada de Ucrania de 6 años, fotografiada afuera de las oficinas de un negocio de fabricación de pallets en Moldavia, donde ella y su familia se resguardan.  © ACNUR/Caroline Bach

¿Que por qué lo hice? Pues porque no hizo falta. A las pocas horas había miles de mensajes con apartamentos, casas y habitaciones privadas. Los rumanos no pararon de ofrecer de forma gratuita sus propiedades y el gobierno habilitó residencias de estudiantes y otros espacios para estas personas. Hubía más viviendas disponibles que refugiados registrados en el país. Esta es la verdadera generosidad de Europa del Este.

De toda la bibliografía y referencias que he encontrado (en español), me quedo con el rigor de La Base. Tienen varios programas dedicados a esta cuestión en los que entrevistan a expertos, analizan la prensa y apuntan a cuestiones fundamentales. Esta gente se toma en serio la revisión de fuentes.

Bibliografía y fuentes

Últimos artículos de Sen Enderezo

5 pueblos medievales cerca de Madrid para visitar en otoño

Si estás buscando un buen plan de fin de semana y low cost, seguro que te gustan estos pueblos medievales cerca de Madrid. Sen Enderezo te va a demostrar que este otoño solo necesitas reservar 1,30 euros para un billete de autobús. En la Comunidad de Madrid hay 5 localidades que cuentan la historia de la Edad Media, ¿qué te parece una escapada por estos lugares? Monumentos históricos, rutas de senderismo y gastronomía sin saturación de turistas.

Feminismo en Bolivia: la primera ola y por qué empezó

Las mujeres bolivianas pueden votar desde 1945 en las elecciones municipales, y libremente desde 1952. Esta victoria se la deben a la primera ola del feminismo en Bolivia, ¿quieres conocer los orígenes de las marchas del 8M?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: