Día 5: Noja – Santander (35 km)

Cuando despertamos en Noja (Cantabria) y abrimos la ventana, vimos que estaba lloviendo muchísimo. Descartamos por completo llegar andando a Santander, donde nos esperaba un host de couchsurfing que tenía nuestra misma edad. Recogimos nuestras cosas, desayunamos las provisiones que teníamos, pusimos los chubasqueros y empezamos a caminar hacia el centro del pueblo para mirar dónde estaba la parada del autobús.

17015735_10208679603056529_547711363315167961_o
Modo peregrinas…

Sigue leyendo “Día 5: Noja – Santander (35 km)”

Día 4: Santoña – Noja (14 km)

La ruta por Catabria continuaba. Los pies ya dolían de todos los kilómetros hechos los días anteriores, pero por suerte el buen tiempo nos acompañaba. Salimos de Santoña siguiendo un carril bici, por el que paseaban personas de diferentes edades y gente que quería hacer deporte lejos de la sala de un gimnasio.

DSC_4892
Camino a Noja, Cantabria

Sigue leyendo “Día 4: Santoña – Noja (14 km)”

Día 3: Castro Urdiales – Laredo – Santoña (30 km)

Desayunamos en Castro Urdiales con el chico madrileño que conocimos el día anterior. Continuaron las anécdotas y las risas, no todos los días se conoce a un loco que hace el Camino de Santiago desde Países Bajos con una bicicleta del Decathlon, después de escuchar algunas de sus historias lo cierto es que me dio ganas de hacer lo mismo. Quizás pronto me anime, no lo descarto.

DSC_4867
Laredo

Sigue leyendo “Día 3: Castro Urdiales – Laredo – Santoña (30 km)”

Día 2: Portugalete – Castro Urdiales (35 km)

Dormimos en un hostel en Portugalete, pagamos 12 euros. El dueño era muy simpático y siempre estaba gastando bromas. Tuvimos todo el albergue para nosotras, a nadie se le ocurría hacer el Camino de Santiago en el mes de febrero. En el pueblo había ambiente de Carnaval, niños y adultos iban disfrazados pero Mara y yo no teníamos mucha gana de fiesta. Estábamos muy cansadas de la primera jornada del camino. Por la mañana, cuando estábamos desayunando, nos dimos cuenta de que no estábamos solas y en la otra habitación estaban unos madrileños. Ni idea de cuándo llegaron.

DSC_4820
Portugalete

Sigue leyendo “Día 2: Portugalete – Castro Urdiales (35 km)”

Día 1: Bilbao – Portugalete (20 km)

La idea de irnos a Euskadi fue completamente improvisada. Queríamos viajar después de los exámenes, pasar unos días fuera de Santiago y olvidarnos de los libros. Miramos varias páginas web: Ryanair, Renfe, Blablacar… hasta que al final compramos unos billetes de autobús, con la compañía Alsa, y nos fuimos a Bilbao por doce euros. Yo ya conocía Euskadi, hacía ya cuatro años, pero me quedaron ganas de volver. Si quieres echarle un ojo a dicho viaje (Irún – Bilbao): Camino del Norte.

Nuestro presupuesto, como siempre, era reducido. Buscamos en couchsurfing a alguien que nos alojase, era una forma también de conocer mejor las ciudades de Bilbao y Santander. Sin embargo, no tuvimos suerte. Eran los días festivos de Carnavales y todo el mundo tenía planes, además éramos dos personas y entiendo perfectamente que es más complicado. Necesitábamos un plan B, no podíamos pagar cinco días de hostels convencionales y más cuando no aparecían opciones económicas en la web. Todo lo que vimos, no bajaba de los 20 euros la noche. Imposible.

IMG_20170225_101918
Bilbao

Sigue leyendo “Día 1: Bilbao – Portugalete (20 km)”

Volterra, Siena y Grosseto

Eran nuestros últimos días en Italia y queríamos aprovecharlos al máximo. Después de nuestra parada de dos días en Cecina: Cecina, rincones de Italia, nos fuimos en autobús hasta Volterra. Dicho pueblo se ha hecho famoso por ser uno de los más bonitos de la Toscana y han rodado varias películas, entre ellas, Crepúsculo. Dicho dato nos traía sin cuidado, ni a Maarten ni a mí nos gustaba ese tipo de cine. Nos imaginamos que estaría lleno de gente y así fue, lo que se espera en el mes de agosto.

DSC_4422.JPG
Toscana

Nosotros no fuimos con ningún tour, cogimos un autobús convencional que atravesó toda la Toscana. A través de las ventanillas podíamos ver las colinas de color verde con tonos marrones y una gran extensión de tierra donde no se veía ni una sola casa. Me encantaban las vistas. Sigue leyendo “Volterra, Siena y Grosseto”

Cecina, rincones de Italia

Queríamos escapar de las grandes ciudades y aprovechar la playa, eran nuestros últimos días en Italia. Al azar elegimos Cecina, subimos en el tren y llegamos en unas horas. Cuando bajamos, preguntamos en la taquilla de la estación por un camping o un lugar donde acampar. Nos indicó la parada de un autobús urbano, pero tendríamos que esperar una hora. Fuimos andando.

A mí me pesaba la mochila y quería probar suerte, quizás alguien nos podía llevar en coche. Me puse a hablar con un señor que tenía el coche aparcado, aunque seguía al volante. Imaginé que estaba esperando por alguien, pero por preguntar que no fuese… Intenté hablar italiano, mezclando palabras con el portugués y el español. Fue amable no, lo siguiente. Nos dijo que subiésemos y que él nos acercaba porque eran 3 kilómetros y hacía mucho calor. 

dsc_4385

Sigue leyendo “Cecina, rincones de Italia”