Mujeres chilenas, otra vez, en lucha

Como pude comprobar en su día, en Chile no solo hay farmacéuticos rancios que se niegan a darte la píldora anticonceptiva Continúa leyendo “Mujeres chilenas, otra vez, en lucha”

Anuncios

El cuerpo femenino (no) es territorio de hombres

El patriarcado domina el cuerpo de las mujeres. Desde leyes que impiden que la mujer decida sobre su propio cuerpo, a anuncios en la televisión Continúa leyendo “El cuerpo femenino (no) es territorio de hombres”

Pepa, outra viuva dun vivo

Con pouca idade, unha muller casaba. O casal moraba cos pais. Sachar, muxir e parir. Fartos da pobreza e deixar o lombo por catro patacóns, tocaba a emigración. Continúa leyendo “Pepa, outra viuva dun vivo”

Libros feministas: cuatro títulos que sueltan verdades

Hay muchas formas de viajar y una de ellas, es devorar libros que te trasladan a lugares lejanos. Continúa leyendo “Libros feministas: cuatro títulos que sueltan verdades”

Vigo, a historia do porto que non foi contada

A miña bisavoa María del Carmen (1903-1983), unha muller calquera cun nome do máis común. Continúa leyendo “Vigo, a historia do porto que non foi contada”

Historias en galego…

Aquí non vas atopar grandes historias. As/os protagonistas son xente común. Esquecidas e ignoradas polos grandes relatos. Continúa leyendo “Historias en galego…”

Treking, running, fitness. Sujetadores deportivos que no lo son

Querido Decathlon, no entiendo tu concepto de sujetador deportivo. Estoy harta de que todas las compañías, como Women Secret y otras, den por hecho que un buen sujetador es aquel que sube el pecho hasta el infinito. El otro día estuve buscando uno en Decathlon, ya que uno de mis propósitos de este septiembre ha sido apuntarme en el gimnasio. Mi sorpresa, en realidad no debería sorprenderme, fue que todos lo sujetadores tenían relleno.  Continúa leyendo “Treking, running, fitness. Sujetadores deportivos que no lo son”

Viajé a Marruecos sola y sigo viva. Dos años después de una gran experiencia…

Hace dos años, realicé un emocionante viaje. Abrí mi mente y me libré de toda clase de prejuicio. Como regalo de mi veintiún cumpleaños, me dieron unos billetes para Rabat. Viajé sola a Marruecos y estoy entera, es más, quiero volver. No sabía mucho sobre el país, lo que había visto en la televisión y, evidentemente, todo era negativo. Sabía que ese discurso no me representaba, no era posible que un país fuese tan horrible y su gente tan despreciable. Hasta el momento, los únicos marroquíes con los que había hablado, eran mi vecinos. Teníamos más o menos la misma edad y estudiaron en mi instituto. Continúo insistiendo para que me concedan una entrevista, todavía no he tenido éxito. Continúa leyendo “Viajé a Marruecos sola y sigo viva. Dos años después de una gran experiencia…”