Vallée d’Aspe, senderismo en los Pirineos franceses

Tercer día de nuestro viaje en coche por los Pirineos franceses. Dejamos la casa de couchsurfing, donde Cécile y su familia nos habían acogido una noche. Continúa leyendo “Vallée d’Aspe, senderismo en los Pirineos franceses”

Todo lo que sé sobre viajes baratos. Trucos para ahorrar y viajar; si yo lo hago, cualquiera puede.

Me han hecho esta pregunta millones de veces en los últimos años. Algunos piensan que para viajar hay que tener una cuenta bancaria con cuatro cifras, pero están muy equivocados. Provengo de una familia humilde, obrera, de un pueblo de la provincia de Pontevedra. No nos caracteriza nadar entre millones, no nos falta nada ni tampoco nos sobra. La clave está en saber organizarse y tener claras las prioridades de cada uno. Para mí viajar es imprescindible y mi vicio declarado.

Todos los meses ahorro para poder viajar, montando una ruta de algunas semanas. Tampoco dispongo de todo el tiempo del mundo, hasta el momento he sido estudiante y he tenido trabajos temporales. No tengo cargas familiares, solo tengo que preocuparme por mi bienestar y tengo el privilegio de organizarme como me apetece. Normalmente viajo en verano: Latinoamérica con una mochila (gasté tanto como haber vivido en Chile: 400 euros al mes. Hoy me organizaría de otra manera y gastaría menos). Aunque también en otras épocas del año, como el pasado mes de mayo (total: 200 euros):

Continúa leyendo “Todo lo que sé sobre viajes baratos. Trucos para ahorrar y viajar; si yo lo hago, cualquiera puede.”

Sulmona, Pescara y Ancona

En el tren yo me quedé dormida, Maarten me despertó cuando llegamos a Sulmona. Era ya por la noche, teníamos que encontrar rápido un lugar en el que echar la tienda de campaña. No queríamos pagar un camping, sabíamos que podíamos encontrar un descampado o algo así a las afueras del pueblo. No estábamos solos, nos teníamos el uno al otro, además de que las probabilidades de que nos pasase algo malo eran reducidas. No hay psicópatas por el mundo y con el sentido común se puede ir a cualquier lugar.

Caminamos un rato y llegamos a un pequeño río, al lado había un campo perfecto para acampar. Nos aseguramos de que no era propiedad privada, abrimos mi mochila y montamos la tienda en menos de cinco minutos. Es muy fácil de montar, está pensada para que hasta la persona más torpe del mundo sea capaz de hacerlo. Nadie nos dijo nada, desde la carretera no se nos veía y por la mañana recogimos nuestras cosas. No hicimos fuego ni dejamos basura, se trata de acampar y no de destrozar lugares. Continúa leyendo “Sulmona, Pescara y Ancona”

Lisboa y Sintra; últimos días en Portugal

Lisboa es una ciudad multicultural. En sus calles se pueden ver a personas de Mozambique, Angola o Brasil. Les une una lengua y un pasado en común, la Colonización. Afortunadamente, los portugueses no pudieron robarles toda su identidad y hoy ambas culturas se han mezclado. Como en todas las grandes ciudades, hay barrios diferenciados por etnias y poderes adquisitivos. Me encantó la parte alta de Lisboa, donde se puede disfrutar de buena música en directo: fado mayoritariamente. O comer en algún restaurante a precios muy económicos. Portugal es un país que hace felices los estómagos de mucha gente.

DSC_3864.JPG
Lisboa

Mara y yo estábamos muy contentas y emocionadas; habíamos llegado a Lisboa haciendo autostop. Fabio, un joven sargento de las Forzas Especiais de Portugal, nos dejó a las afueras de la ciudad y fuimos al centro en tren. Aquel día sería recordado como: el día en el que rompimos prejuicios y nos atrevimos a hacer un largo viaje en autostop. En Lisboa íbamos a encontrarnos con un amigo argentino, de Rosario. Por casualidades de la vida trabajaba en un hostel, usó workaway. Tenía muchas historias de viajes: trabajó tres años en Brasil y recorrió gran parte del país. También hizo algunas rutas por Europa y Argentina. No era aburrido escucharle, a mí me daban ganas de viajar más. Dormimos en su hostel, situado cerca de la parada de metro: Parque. Pagamos 16 euros por una habitación compartida con cuatro personas, aunque al final dormimos Mara, un chico de Río de Janeiro y yo. Resultó un poco caro, teniendo en cuenta nuestro presupuesto, pero no planificamos bien la llegaba a Lisboa y no teníamos claro si usaríamos la tienda o no. Continúa leyendo “Lisboa y Sintra; últimos días en Portugal”

Aljezur y Odeceixe; dormir en un Parque Natural

Continuábamos en nuestra ruta por Portugal, concretamente Mara y yo estábamos en Lagos. Teníamos pocos días, por lo que conseguir un coche haciendo autostop para que nos llevase hasta Aljezur: misión imposible, o casi. Decidimos ir a la estación de autobuses y al azar compramos un billete, no conocíamos el destino, solo que estaba más al norte: Bordeira. Nos equivocamos por completo, ahí no había nada de interés.

DSC_3785.JPG
Mara caminando por Aljezur

Continúa leyendo “Aljezur y Odeceixe; dormir en un Parque Natural”

Portimão y Lagos; primera vez que hice autostop

Cuando planificamos el viaje: comprar un billete de avión, coger un mapa y ver más o menos los sitios que había cerca de Faro y hacer la mochila; nos propusimos hacer autostop por primera vez en nuestra vida. En Latinoamérica conocí gente que viajaba así, incluso a mí me llevaron en un coche en Merlo porque estaba lloviendo y no levanté ni mi brazo para hacer la señal: Día 7: Merlo y Villa Elena (San Luis). No hace falta ni nombrar a Laura y Juan: Acróbata en el camino y Los viajes de nena, ahora mismo están en algún lugar de África y solo viajan haciendo dedo. Desde hace años narran sus viajes en la web. Las historias de estos argentinos son siempre interesantes. Nuestra conclusión fue la siguiente: si ellos podían, nosotras también.

dsc_3759
Portimao. Para un gallego, el agua era como caldo.

Continúa leyendo “Portimão y Lagos; primera vez que hice autostop”