Cirque de Gavarnie: senderismo por los Pirineos franceses

El Cirque de Gavarnie es parte del macizo de Monte Perdido (Huesca). En 1997, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Continúa leyendo “Cirque de Gavarnie: senderismo por los Pirineos franceses”

Anuncios

Tres años después de viajar sola por Latinoamérica…

Es increíble ver lo rápido que pasa el tiempo. Hace tres años, un día como hoy, estaba cerrando la mochila y dejando mi departamento en la ciudad chilena de Viña del Mar. Continúa leyendo “Tres años después de viajar sola por Latinoamérica…”

¿Cuántas veces me han hospedado en couchsurfing?

He intentado hacer la cuenta y lo cierto es que he viajado mucho gracias a couchsurfing. Continúa leyendo “¿Cuántas veces me han hospedado en couchsurfing?”

Voldemort existe. Lo que no debe ser nombrado: la regla.

Una exclusiva que no lo es: las mujeres pagamos más impuestos que los hombres. Sí, no importa el país del que hablemos, muchos de los productos de primera necesidad tienen un elevado IVA. Hablo de lo que una mujer necesita una vez al mes, durante 3-7 días, desde los 13 a los 50 años (aproximadamente). ¿Cuándo los gobiernos se van a dar cuenta de que media población mundial menstrúa? Las compresas (toallas higiénicas en Latinoamérica) y tampones son un bien de primera necesidad, no un lujo. 

grafico-tampax.jpg
Hablemos de IVA

IVA de las compresas/toallas higiénicas:

España: 10% de IVA

Colombia: 16% y se quiere subir a un 19%

Francia: 5,5%

Canadá: 0%

Continúa leyendo “Voldemort existe. Lo que no debe ser nombrado: la regla.”

Siete pecados capitales

No, no hablaré de catequismo. Prefiero otros temas de conversación. Se cumplieron dos años de mi gran viaje como mochilera por Latinoamérica: Latinoamérica con una mochila. Y he decidido terminar el 2016 confesando mis ´´siete pecados capitales´´:

  • 1. No haberme rebelado antes. Querida Laura de hace dos años: deja de romperte la cabeza con tonterías. No te ahogues en un vaso de agua, respira hondo y si no te gusta algo: cámbialo. Me arrepiento de haberle dado tantas vueltas a mi viaje, dudaba porque temía por mi seguridad y no sabía ni por dónde empezar. Leí artículos en internet y no me convencían nada. Había los dos polos: las mujeres que viajan solas se empoderan y aprenden millones de cosas vs es una misión suicida. Perdí mucho tiempo por no ignorar a terceras personas y centrarme en qué quería hacer yo. 

 

Continúa leyendo “Siete pecados capitales”

Vivir en Chile? 10 clásicas preguntas

Desde que me fui de intercambio a Chile, muchas han sido las personas que me han preguntado cosas sobre mi experiencia. Tanto estudiantes que tenían en mente hacer un Erasmus, como jóvenes licenciados que veían un futuro negro en España. Por todos es sabido que cada día, en cualquier aeropuerto español, se exilian ingenieros, médicos, profesores o filólogos. Y también trabajadores, padres de familia, madres solteras… los perfiles son muy variados. Se van sin ningún tipo de seguridad, al más estilo gallego: con una mano delante y otra detrás. Galicia, eterna tierra de emigrantes y exilio. Estas personas prefieren arriesgarse e irse que quedar mano sobre mano en el sofá de su casa; no todos han tenido la suerte de conseguir un contrato de trabajo desde aquí. Tampoco parece una opción esforzarse, trabajar un montón de horas para recibir una miseria a cambio y unas condiciones laborables que parecen de otra época. Empleo en España es sinónimo de precariedad.

A nadie le van a regalar nada en otro país. Chile no es la gallina de los huevos de oro, sin embargo, merece la pena intentarlo. Aquí ya sabemos lo que nos espera: pura miseria, lo que nos depara Latinoamérica todavía es una incógnita. Como gallega, conozco de sobra el exilio: biznieta de exiliados en Buenos Aires, nieta de exiliados en Suiza, hermana de exiliado en Reino Unido… Y encima yo también estuve un año sin pisar mi propio país, una especie de entrenamiento previo a mi destierro porque sé, desgraciadamente, que aquí poco me van a ofrecer siendo socióloga y antropóloga.

10710478_10202715746203835_5416660359845735166_o
Los Andes desde el aire

Continúa leyendo “Vivir en Chile? 10 clásicas preguntas”

Viña del Mar, mi casa durante un año. Dos en uno: el Chile turístico y el de las tomas de terreno.

Mi universidad estaba en Viña del Mar, por lo que viví allí un año. La ciudad está casi pegada a Valparaíso, en realidad no sé dónde empieza una y termina la otra. Se podría decir que es la misma, aunque con estéticas bien diferenciadas. Digamos que Valparaíso tiene un aspecto más alternativo, moderno o artístico; mientras que Viña del Mar, es más una ciudad de vacaciones con altos edificios. Puedes leer más cosas sobre Valparaíso en el siguiente post: Valparaíso, una ciudad de artistas.

El caso es que Viña del Mar se está modernizando, para ser capaz de albergar los numerosos turistas que van durante el verano. No me atrae tanto ese ambiente, durante los meses de verano estuve viajando por Latinoamérica (Más información en: Latinoamérica con una mochila) y cuando volví, a finales de febrero, pasé una semana en Rancagua con la familia de una amiga.

dsc_0608
Viña del Mar desde uno de sus cerros

Continúa leyendo “Viña del Mar, mi casa durante un año. Dos en uno: el Chile turístico y el de las tomas de terreno.”

Valparaíso, una ciudad de artistas

Valparaíso fue mi hogar durante un año. Allí maduré y puedo ver lo mucho que cambié después de mi experiencia en Chile como alumna de intercambio. Vivir en otro país es siempre algo que te enriquece como persona, en tantos aspectos de tu vida que soy incapaz de nombrarlos todos: valoras más a tu familia que está lejos, aprendes a hacer nuevos amigos, te hace ser más tolerante con otras creencias o formas de vivir, quizás empieces a hablar otra lengua o ampliar tu vocabulario como me pasó en Chile con todos esos chilenismos… Viajar es maravilloso, una experiencia que no se compara con ninguna otra. Animo a todo el mundo a hacer un Erasmus, es una gran oportunidad, tanto a nivel académico (aprenderás mil cosas nuevas) como a nivel personal. 

10869403_10203226114482723_3337652352656484468_o
Océano Pacífico, Valparaíso.

 

Continúa leyendo “Valparaíso, una ciudad de artistas”

¿Vivir en Chile es más caro que en España? 10 diferencias. Datos según mi experiencia Erasmus de un año.

Creo que es lo que más veces me han preguntado desde que viví un año en Chile como estudiante de intercambio, gracias a un Erasmus Bilateral. Es algo subjetivo y depende de las prioridades de cada uno, un presupuesto para pasar el mes es algo muy personal que no se puede extrapolar. Yo vivía como estudiante: compartía piso, comía muchos macarrones, viajaba low cost… Puedo asegurar que jamás me faltó nada, no tenía lujos pero podía hacer casi todo lo que quería.

51939-dscn1330
Reñaca, a pocos kilómetros de mi casa

Podía escaparme el fin de semana a La Boca de Concón y alquilar una tabla para hacer surf, hacía escapadas en autobús al sur, salía de fiesta por Valparaíso, compré algo de ropa, de vez en cuando comía en restaurantes… Todo es cuestión de organizarse. Si Lucas, mi compañero de piso mexicano del primer semestre, y yo sobrevivimos con un presupuesto limitado cualquiera puede hacerlo. Dentro de lo malo, yo tenía euros, mi hermano mexicano lo pasaba peor y el cambio de moneda no era justo.

Yo tuve que alargar lo máximo posible mi beca del Ministerio de Educación del gobierno de España, una ayuda económica del Banco Santander y un premio extraordinario de mi universidad por mi expediente académico. Mi familia me daba dinero cada mes, pero no son precisamente de la alta sociedad española. Provengo de una casa obrera en la que se trabaja muchas horas y el sueldo se puede mejorar. Vuelvo a repetirlo, con poco dinero, se pueden hacer muchas cosas. Todo depende de cómo te organices, mi madre es una artista de llegar a final de mes y yo aprendí de ella. Continúa leyendo “¿Vivir en Chile es más caro que en España? 10 diferencias. Datos según mi experiencia Erasmus de un año.”

Países en los que he puesto mis pies…

Tres continentes: Europa, América del Sur y África.

Continúa leyendo “Países en los que he puesto mis pies…”