Día 1: Bilbao – Portugalete (20 km)

La idea de irnos a Euskadi fue completamente improvisada. Queríamos viajar después de los exámenes, pasar unos días fuera de Santiago y olvidarnos de los libros. Miramos varias páginas web: Ryanair, Renfe, Blablacar… hasta que al final compramos unos billetes de autobús, con la compañía Alsa, y nos fuimos a Bilbao por doce euros. Yo ya conocía Euskadi, hacía ya cuatro años, pero me quedaron ganas de volver. Si quieres echarle un ojo a dicho viaje (Irún – Bilbao): Camino del Norte.

Nuestro presupuesto, como siempre, era reducido. Buscamos en couchsurfing a alguien que nos alojase, era una forma también de conocer mejor las ciudades de Bilbao y Santander. Sin embargo, no tuvimos suerte. Eran los días festivos de Carnavales y todo el mundo tenía planes, además éramos dos personas y entiendo perfectamente que es más complicado. Necesitábamos un plan B, no podíamos pagar cinco días de hostels convencionales y más cuando no aparecían opciones económicas en la web. Todo lo que vimos, no bajaba de los 20 euros la noche. Imposible.

IMG_20170225_101918
Bilbao

Sigue leyendo “Día 1: Bilbao – Portugalete (20 km)”

Lisboa y Sintra; últimos días en Portugal

Lisboa es una ciudad multicultural. En sus calles se pueden ver a personas de Mozambique, Angola o Brasil. Les une una lengua y un pasado en común, la Colonización. Afortunadamente, los portugueses no pudieron robarles toda su identidad y hoy ambas culturas se han mezclado. Como en todas las grandes ciudades, hay barrios diferenciados por etnias y poderes adquisitivos. Me encantó la parte alta de Lisboa, donde se puede disfrutar de buena música en directo: fado mayoritariamente. O comer en algún restaurante a precios muy económicos. Portugal es un país que hace felices los estómagos de mucha gente.

DSC_3864.JPG
Lisboa

Mara y yo estábamos muy contentas y emocionadas; habíamos llegado a Lisboa haciendo autostop. Fabio, un joven sargento de las Forzas Especiais de Portugal, nos dejó a las afueras de la ciudad y fuimos al centro en tren. Aquel día sería recordado como: el día en el que rompimos prejuicios y nos atrevimos a hacer un largo viaje en autostop. En Lisboa íbamos a encontrarnos con un amigo argentino, de Rosario. Por casualidades de la vida trabajaba en un hostel, usó workaway. Tenía muchas historias de viajes: trabajó tres años en Brasil y recorrió gran parte del país. También hizo algunas rutas por Europa y Argentina. No era aburrido escucharle, a mí me daban ganas de viajar más. Dormimos en su hostel, situado cerca de la parada de metro: Parque. Pagamos 16 euros por una habitación compartida con cuatro personas, aunque al final dormimos Mara, un chico de Río de Janeiro y yo. Resultó un poco caro, teniendo en cuenta nuestro presupuesto, pero no planificamos bien la llegaba a Lisboa y no teníamos claro si usaríamos la tienda o no. Sigue leyendo “Lisboa y Sintra; últimos días en Portugal”

Día 33: Río de Janeiro

Río de Janeiro, a veces tenemos altas expectativas en una ciudad o un país entonces construimos una idea. No siempre acertamos. Lo cierto es que mi visita a Río no fue lo que esperaba, creo que no fui en el momento adecuado porque hacía mal tiempo y no acerté con el hostel donde dormí. Quizás hubiese sido mejor haber hablado con algún couchsurfing, a lo mejor en el futuro puedo volver. Ojalá.

Bueno, pues me quedé en el hostel más barato que encontré en hostelworld. Un auténtico asco, el peor sitio en el que he dormido. No pido lujos, jamás lo he hecho, pero nunca había estado en un lugar que me diese arcadas. La cocina producía ganas de vomitar, había bichos y olía mal. Dormí con una ´´loca´´americana cuya risa me inquietaba, un australiano quemado por el sol y que estuvo en un montón de países, unas argentinas jóvenes que estudiaban Medicina en Buenos Aires… en total ocho personas durmiendo en dos metros cuadrados. Sí, las camas tenían cuatro pisos y no había aire acondicionado. Por las noche no podía dormir, era como si estuviese en la ducha, jamás había sudado tanto. Llegué a marearme por el olor y el calor, muy desagradable. Sigue leyendo “Día 33: Río de Janeiro”

Viajar no es solo para ricos o expertos

En cada viaje aprendo algo nuevo. Siempre digo que soy un cachorro viajero que está aprendiendo el arte de viajar. Desde ahorrar en el alojamiento a encontrar la forma de conocer a gente local. No soy una iluminada o una experta, solo creo que por algún casual quizás mis consejos te resulten útiles.

Gustosamente escucharé nuevos truquillos. Aquí te dejo algunos:

• Especial chicas:

• Más historias:

• Dinerito:

•Idiomas:

•Apps:

  • ◦Skyscanner
  • ◦GoEuro
  • ◦Hostelworld

•Mi mejor amigo en Europa: Ryanair

  • ◦¿Cómo encontrar gangas?

Coquimbo, costa de la Región IV de Chile

Lo prometido es deuda, hace una semana visité la Región IV. Ya había escrito sobre La Serena y me quedaba pendiente contar mi experiencia en Coquimbo y Andacollo.

El primer día vimos La Serena como conté en la entrada anterior, el sábado quisimos visitar Coquimbo. Nos levantamos temprano, servían el desayuno de 8:00 a 10:00, pero podría ser antes como unas canadienses que iban a hacer un tour a las cinco de la mañana, el hostel realiza diversas visitas guiadas. Tenían un autobús propio y otros medios de transporte, por ejemplo se podía ir a Isla Dama (reserva de pingüinos humboldt), rutas por el Valle de Elqui, tours gastronómicas (todos los destinos turísticos de la Región IV)… Como estaba contando, fuimos a desayunar a las ocho y ya estaba todo sobre la mesa, la dueña y otra empleada fueron muy amables. Nos sirvieron huevos revueltos recién hechos, pan tostado, fruta… Comimos todo lo que pudimos y fue sencillo porque todo era delicioso, teníamos que aprovecharnos de que estaba incluido en el precio. Después la señora nos entregó mapas de la ciudad y nos nombró un montón de lugares dignos de ser vistos, fue muy buena anfitriona. La pequeña confusión con la reserva es culpa de la otra encargada, la del albergue de la playa se preocupaba de los clientes y hablaba amablemente con todos (en inglés o español).

 

Desayuno del albergue: Tostadas, leche, cereales, huevos revueltos…

Sigue leyendo “Coquimbo, costa de la Región IV de Chile”