Viajé a Marruecos sola y sigo viva. Dos años después de una gran experiencia…

Hace dos años, realicé un emocionante viaje. Abrí mi mente y me libré de toda clase de prejuicio. Como regalo de mi veintiún cumpleaños, me dieron unos billetes para Rabat. Viajé sola a Marruecos y estoy entera, es más, quiero volver. No sabía mucho sobre el país, lo que había visto en la televisión y, evidentemente, todo era negativo. Sabía que ese discurso no me representaba, no era posible que un país fuese tan horrible y su gente tan despreciable. Hasta el momento, los únicos marroquíes con los que había hablado, eran mi vecinos. Teníamos más o menos la misma edad y estudiaron en mi instituto. Continúo insistiendo para que me concedan una entrevista, todavía no he tenido éxito. Continue reading “Viajé a Marruecos sola y sigo viva. Dos años después de una gran experiencia…”

Anuncios

Viajo sola, no pido a gritos que me violen

He perdido la cuenta. No recuerdo la cantidad de veces que me han dicho que si salía a la ruta: ´´Laura, estás pidiendo que te violen´´. Sí, así de claro. Siempre nos dicen que los peligros están fuera de casa o lejos de tu zona de confort, imagino que es una mezcla entre: miedo a lo desconocido y vomitar los mensajes que vemos en la televisión, las escuelas o las lecciones que nos inculcaron nuestros padres. Todas recordaremos el clásico: ´´no aceptes caramelos de desconocidos´´. Sin embargo, pocos (ninguno) son los mecanismos reales que una niña tiene para defenderse de los abusos que ocurren de puertas para dentro.

Lo dicen las estadísticas, no yo. La mayoría de las violaciones, abuso me parece una palabra demasiado simpática para tratar este serio asunto, ocurren en el núcleo familiar o el círculo más cercano. Una de cada tres mujeres, ha sido violada. Y lo que me sorprende, con escándalo y absoluto asco, es esta cifra si la mayoría de las violaciones no son denunciadas. En España y cualquier sociedad, incluso los clanes más tradicionales, hay el puñetero tabú del incesto. Lo que nadie quiere nombrar, lo que no tiene nombre y lo más inhumano que se me puede ocurrir.  Continue reading “Viajo sola, no pido a gritos que me violen”

Todo lo que sé sobre viajes baratos. Trucos para ahorrar y viajar; si yo lo hago, cualquiera puede.

Me han hecho esta pregunta millones de veces en los últimos años. Algunos piensan que para viajar hay que tener una cuenta bancaria con cuatro cifras, pero están muy equivocados. Provengo de una familia humilde, obrera, de un pueblo de la provincia de Pontevedra. No nos caracteriza nadar entre millones, no nos falta nada ni tampoco nos sobra. La clave está en saber organizarse y tener claras las prioridades de cada uno. Para mí viajar es imprescindible y mi vicio declarado.

Todos los meses ahorro para poder viajar, montando una ruta de algunas semanas. Tampoco dispongo de todo el tiempo del mundo, hasta el momento he sido estudiante y he tenido trabajos temporales. No tengo cargas familiares, solo tengo que preocuparme por mi bienestar y tengo el privilegio de organizarme como me apetece. Normalmente viajo en verano: Latinoamérica con una mochila (gasté tanto como haber vivido en Chile: 400 euros al mes. Hoy me organizaría de otra manera y gastaría menos). Aunque también en otras épocas del año, como el pasado mes de mayo (total: 200 euros):

Continue reading “Todo lo que sé sobre viajes baratos. Trucos para ahorrar y viajar; si yo lo hago, cualquiera puede.”

Trabajar como aupair: sinónimo de precariedad. Mi opinión después de mi experiencia en Reino Unido e Italia.

Hace un año me embarqué en una gran aventura, quise conocer Europa a la vez que finalizaba mis estudios universitarios. Después de meditarlo, mucho, decidí trabajar como aupair en Londres y unos meses más tarde probé suerte en Italia. Puedes leer mis experiencias en: Au pair en Londres y Mi experiencia como aupair en Italia. Google me proporcionó toda la información que necesitaba, o eso creía. Leí diferentes blogs y todos hablaban de la gran oportunidad que suponía el mundo aupair. Me encandilaron con sus buenas palabras y me encantó la idea de practicar un idioma, de la forma más natural posible: metiéndome en otra cultura y tener que comunicarme en esa lengua las 24 horas del día. Lo admito, idealicé el concepto de aupair.

A los 21 años, se quieren hacer muchas cosas y nuestra falta de experiencia puede hacer que nos llevemos un buen batacazo. Sin embargo, creo que el único fracaso es no intentar algo que anhelas. En mi blog intento ser fiel a lo que pienso, contar mis experiencias tal cual fueron vividas. Desde luego, tal vez hable mi opinión sesgada fruto de una pésima suerte, pero jamás volvería a trabajar como aupair. No dudo del testimonio de otras personas, en su mayoría mujeres; pero a raíz de mi experiencia como aupair, sólo puedo concluir que viví en primera persona la precariedad que otras compatriotas sufren a diario en Europa. Continue reading “Trabajar como aupair: sinónimo de precariedad. Mi opinión después de mi experiencia en Reino Unido e Italia.”

Roma

Lo primero que hicimos Andrea y yo al bajar del autobús, fue comprar un bocadillo enorme de lomo y queso. Fueron casi cinco horas desde Pisa y no teníamos comida, estuvimos muriendo en los asientos de atrás y riéndonos de auténticas estupideces. Pasar tiempo con esta mujer significaba que después te iba a doler la barriga de reír tanto. Estábamos emocionadas, siempre quisimos ver la ciudad y comprobar si el encanto que se veía en las películas era cierto o no.

DSC_4047.JPG
Un artista callejero, Roma.

Nos subimos en un tren e intentamos llegar a un camping que encontramos en internet. Costaba 12 euros la noche, por persona. Lo cierto es que la web era rara, no parecía el precio de las parcelas sino de una especie de bungalow más cutre. Fue un caos llegar, pero al final lo conseguimos. La gente se explicaba mal, hablaban un pésimo inglés o italiano muy rápido y con gestos. El tráfico era espantoso. En resumen, el primer contacto con Roma no fue maravilloso. Cuando llegamos, pagamos y yo fui directa a la ducha. Aquel camping tenía piscina, un bar enorme, baños decentes… después de dormir cuan indigente dos días, aquello me parecía lujo. Lo irónico fue que no dormimos en mi tienda de campaña, costaba más la parcela que el bungalow. Tuvimos acceso a electricidad, wifi y una cama. La habitación era para tres, al día siguiente llegó Maarten desde Bruselas. Continue reading “Roma”

Tres semanas mochileando por Italia (agosto 2016)

El verano del 2016 estuvo lleno de viajes:

Julio: Portugal; viajar con una de tus mejores amigas. Una de mis mejores amigas y yo nos fuimos al sur de Portugal, con poco dinero y muchas ganas de juntar anécdotas dignas de ser recordadas.

Agosto: Conociendo el país de la bota, Italia. En esta ocasión viajé con un amigo belga, a quien por cierto conocí gracias a couchsurfing: Couchsurfing en Galicia. Hospedando a unos belgas. Los dos queríamos viajar, al principio decidimos ir a Croacia y después cambiamos de opción. Por supuesto, volamos con Ryanair, un presupuesto reducido y una tienda de campaña.

Es decir, en julio y agosto casi no pisé mi casa. A continuación mostraré mi ruta por Italia. En total fueron tres semanas, estuvimos en grandes ciudades y en pueblos que no aparecen en las guías turísticas:

Si quieres saber más cosas sobre mi paso por Italia, te dejo un enlace: Conociendo el país de la bota, Italia.

Europa Occidental

Por todos es sabido que Europa es muy diversa, se compone de muchos países con culturas bien diferentes. Ahí está la gracia, al menos desde mi humilde punto de vista. Son necesarias pocas horas de avión para conocer otras realidades y mezclarse con personas que seguro que tienen muchas cosas que aportarte. Portugal y Alemania forman parte de Europa Occidental, aunque no parezcan de la misma familia.

Todavía estoy conociendo mi continente, me queda mucho por aprender, pero en este apartado narraré todas mis experiencias por Europa Occidental:

Si quieres leer más cosas sobre otras zonas de Europa:

Más información sobre países en los que he estado:

5 cosas erróneas que pensaba antes de ir a Marruecos

Tenía esas ideas de forma inconscientemente. Me considero una persona abierta y que acepta otras formas de pensar, pero era inevitable desconfiar o pensar que podría ser peligroso porque no sabía qué me deparaba ese país. No hay mejor remedio que viajar y experimentar en primera persona que estaba equivocada y dejar de plantearme mal las cosas. Las opiniones son subjetivas, quizás me haya quedado con una imagen sesgada y tuve mucha suerte; no pretendo abrir polémicas, solo quiero dejar mi testimonio basado en mi experiencia.

  • 1. No llevé mi cámara réflex porque me dijeron que era peligroso.

Fue un comentario muy repetido por todos, independientemente si era amigo o familiar. La imagen que se da de Marruecos en España, desgraciadamente, es que te pueden robar a la vuelta de la esquina y más si eres mujer. No hay seguridad y llevar algo de valor es una provocación. Nada más lejos de la realidad. Todas las grades ciudades, con independencia del punto geográfico en el que se encuentren, tienen buenos y malos barrios. Hay que tener sentido común siempre. No hace falta lucir una réflex las 24 horas del día y gritar a los cuatro vientos que eres turista. Tampoco llegar al extremo de no llevarla, utilicé una cámara normal pequeña y no pude sacar fotografías de tanta calidad. La próxima vez pienso llevarla conmigo, es como otra extremidad de mi cuerpo, somos un pack. No tuve ningún susto en Marruecos, de hecho Marrakech tiene mucha presencia policial en las calles porque es muy turístico. Un tópico, nadie me advirtió con la misma intensidad que Madrid podría ser peligroso y cuando vivía allí quisieron robarme cerca de Sol. Continue reading “5 cosas erróneas que pensaba antes de ir a Marruecos”

Países en los que he puesto mis pies…

Tres continentes: Europa, América del Sur y África.
20 países en total (dos Estados no reconocidos, pero con pueblo soberano). Toda la información a continuación.
 
Ser mujer y querer viajar con la mochila, no es una locura. Por supuesto que podemos viajar solas y sin un presupuesto millonario. Si yo lo hago, otras pueden.

 

 

Aljezur y Odeceixe; dormir en un Parque Natural

Continuábamos en nuestra ruta por Portugal, concretamente Mara y yo estábamos en Lagos. Teníamos pocos días, por lo que conseguir un coche haciendo autostop para que nos llevase hasta Aljezur: misión imposible, o casi. Decidimos ir a la estación de autobuses y al azar compramos un billete, no conocíamos el destino, solo que estaba más al norte: Bordeira. Nos equivocamos por completo, ahí no había nada de interés.

DSC_3785.JPG
Mara caminando por Aljezur

Continue reading “Aljezur y Odeceixe; dormir en un Parque Natural”