Violencia obstétrica: la historia de 6 mujeres

En la sociedad patriarcal en la que vivimos, continuamente nos bombardean con mensajes a favor de la maternidad. Como si fuese algo obligatorio, inherente a la naturaleza femenina, no una opción entre otras muchas. Maternidad lleva el artículo lA, con la A. Sin embargo, prevalece un sistema sanitario, social y político que nos niega nuestro derechos a decidir.

Continue reading “Violencia obstétrica: la historia de 6 mujeres”

Las mujeres (NO) somos DE…

Mi profesora de portugués es brasileña. Un día nos contaba lo caótico que resultaba realizar cualquier trámite burocrático en nuestro país. Tenía problemas con algo tan elemental como sus apellidos, porque su primer apellido corresponde al de su madre; es decir, en Brasil se sigue un orden matrilineal. Lxs hijxs heredan en primer lugar el apellido de la madre y no el del padre como ocurre en muchos países.

Maravillo, ¡el progreso ha llegado! Fue lo que pensé en ese momento, aunque rápidamente cambié de opinión, jamás utilizan el primer apellido para designar a alguien. No importa el orden, si automáticamente se utiliza el nombre que ha sido heredado del padre, o lo que es lo mismo, se mantiene el orden patrilineal. Otra vez más, queda en evidencia que hablar de igualdad de género en los papeles, no implica que sea un hecho en la vida real. Alguno se habrá puesto nervioso, pero tranquilos, en la mayoría de los países sigue siendo prioritario el apellido paterno. El patriarcado funciona, todavía.

dsc_2821
Porto, Portugal

Continue reading “Las mujeres (NO) somos DE…”

Violencia obstétrica, los pequeños detalles importan. Historia de Ariadna.

(Transcripción de su mensaje en Facebook)

´´ (Mi madre) Debido a los dolores lumbares que padecía por el peso del bebé y de secuelas de un accidente de tráfico tenía que hacerse masajes en la espalda con bastante frecuencia. La cuestión es que cada vez que se hacía uno, la barriga quedaba aplastada, con lo que la incomodidad era todavía mayor (no creo que fuese muy beneficioso para el bebé, para mí, en este caso). Ante esto, patentó una camilla con un hueco a la altura de la barriga para poder introducirla y así que se pudiese realizar el masaje sin ningún impedimento. No sé si te sirve, pero creo que encontró una forma de reducir esa “tortura” a muchas otras mujeres.´´

Enlaces:

´´Es más importante tu talla de sujetador que lo que escribes´´

En más de una ocasión he pensado dejar de escribir y cerrar el blog. Me encantan todos los cambios de la página, la madurez que estoy adquiriendo a la hora de redactar, me hace ilusión publicar novedades… pero siempre hay dos cosas que hacen que me pregunte si debo darle a enter: vergüenza por hacer pública mi opinión y los comentarios machistas que recibo. 

Al principio, mi blog era insípido. Un montón de información desordenada y ni siquiera yo tenía claro cuál era la razón por la que escribía. Con el tiempo, fui perdiendo la vergüenza y los miedos, plasmando mi opinión y narrando historias en primera persona. Sin querer violar mi intimidad, distinguiendo lo privado de lo público. No quería pecar de egocentrismo o prepotencia. No soy ejemplo de nada, ni lo pretendo. Y sí, Laura y Sen Enderezo no son perfectAs.

13227670_10206422522870935_95738704267315533_o
Braga, Portugal

Continue reading “´´Es más importante tu talla de sujetador que lo que escribes´´”

Violencia obstétrica: ´´esto está muerto´´. La historia de Mari Carmen.

Desde Vigo. Mari Carmen, me cuenta su historia, desde el sofá de su casa y en compañía de su hija Ingrid.

Lo que te relatamos a continuación ocurrió en agosto de 1981.

Antes de nada, mi madre tiene una discapacidad física porque tuvo polio cuando era pequeña, tiene parálisis en una pierna. Cuando la pasaron a la sala de partos, ella pidió ayuda para subir a la camilla donde se da a luz, la comadrona le dijo que cuando hizo el bebé no pidió ayuda a nadie

Continue reading “Violencia obstétrica: ´´esto está muerto´´. La historia de Mari Carmen.”

Violencia obstétrica. La historia de Izaskun, la lucha por ser madre

Mi marido y yo llevamos casi tres años intentando quedarnos embarazados. Tras un año de intentos, decidimos ir al médico de cabecera para que nos derivara al ginecólogo.  La médica era sustituta (45 años más o menos) y me dijo, como si fuera una revelación de verdad absoluta: “ya sabes que en cada ciclo solo hay tres días para quedarse: el día 14, 15 y 16.” en un tono muy maternal, que hizo que nos sintiéramos muy estúpidos. Y nos recomendó tener relaciones a la semana 5 días. Continue reading “Violencia obstétrica. La historia de Izaskun, la lucha por ser madre”

Violencia obstétrica, dar a luz con 17 años y sola. La historia de María

María, nombre ficticio, y yo nos conocemos desde que éramos niñas. Nuestras madres trabajaron juntas y fuimos al mismo colegio. Hace unas semanas me encontré con ella y su madre, después de años sin hablar, ya que yo estudié fuera y ellas se fueron para la ciudad dejando nuestro pueblo natal de Pontevedra. Sabía que María, con solo 17 años, tuvo un hijo llamado David (nombre también ficticio), pero no sabía cómo había sido el parto y todos los meses de embarazo. Mientras tomamos un café, me contaron todo y lo cierto es que no daba crédito a lo que estaba escuchando. Su testimonio, sus duras palabras y la impotencia que sentían, fueron el impulso para escribir este artículo. María era prácticamente una adolescente, quedó embarazada y decidió tener al niñx. Una decisión completamente válida, independientemente de la edad, es ella la que tiene que decidir.  Continue reading “Violencia obstétrica, dar a luz con 17 años y sola. La historia de María”

Somos el grito de las que ya no tienen voz

Ayer fui a otra concentración contra la violencia machista en Compostela. Año nuevo (2017), aunque continuamos con el mismo escenario: otra mujer es asesinada por su pareja, esta vez en Carballiño (Ourense). Los vecinos dirán a los medios que era un buen hombre, que no tenía mala pinta, que jamás escucharon quejas y que están tristes al conocer la mala noticia. Todos sabemos que los trapos sucios, se lavan en casa. ¿Hasta cuándo los secretos de familia van a ocultar violaciones y otras agresiones contra las mujeres? Los discursos vacíos no sirven para nada, pocos son los mecanismos reales que permiten intervenir en el ámbito doméstico-privado. Es cosa suya, que se maten entre ellos. Si alguna mujer denuncia, primero se enfrenta a un tribunal y un infierno burocrático, después se da cuenta de que las leyes son insuficientes y que no está segura en ninguna parte. Sólo hay miradas acusadoras. Y desgraciadamente, en numerosas ocasiones encontramos los cuerpos de las que no han sobrevivido al terrorismo machista. La doble moral. La hipocresía del supuesto progreso.

fhibcghjr1me7yrcx5fg_thumb_2834

Continue reading “Somos el grito de las que ya no tienen voz”

Voldemort existe. Lo que no debe ser nombrado: la regla.

Una exclusiva que no lo es: las mujeres pagamos más impuestos que los hombres. Sí, no importa el país del que hablemos, muchos de los productos de primera necesidad tienen un elevado IVA. Hablo de lo que una mujer necesita una vez al mes, durante 3-7 días, desde los 13 a los 50 años (aproximadamente). ¿Cuándo los gobiernos se van a dar cuenta de que media población mundial menstrúa? Las compresas (toallas higiénicas en Latinoamérica) y tampones son un bien de primera necesidad, no un lujo. 

grafico-tampax.jpg
Hablemos de IVA

IVA de las compresas/toallas higiénicas:

España: 10% de IVA

Colombia: 16% y se quiere subir a un 19%

Francia: 5,5%

Canadá: 0%

Continue reading “Voldemort existe. Lo que no debe ser nombrado: la regla.”

Siete pecados capitales

No, no hablaré de catequismo. Prefiero otros temas de conversación. Se cumplieron dos años de mi gran viaje como mochilera por Latinoamérica: Latinoamérica con una mochila. Y he decidido terminar el 2016 confesando mis ´´siete pecados capitales´´:

  • 1. No haberme rebelado antes. Querida Laura de hace dos años: deja de romperte la cabeza con tonterías. No te ahogues en un vaso de agua, respira hondo y si no te gusta algo: cámbialo. Me arrepiento de haberle dado tantas vueltas a mi viaje, dudaba porque temía por mi seguridad y no sabía ni por dónde empezar. Leí artículos en internet y no me convencían nada. Había los dos polos: las mujeres que viajan solas se empoderan y aprenden millones de cosas vs es una misión suicida. Perdí mucho tiempo por no ignorar a terceras personas y centrarme en qué quería hacer yo. 

 

Continue reading “Siete pecados capitales”