¿Cuántas veces me han hospedado en couchsurfing?

He intentado hacer la cuenta y lo cierto es que he viajado mucho gracias a couchsurfing. Tres años, once países y dos continentes. Esta web me ha brindado la oportunidad de compartir tiempo con personas que probablemente no hubiese conocido de otro modo. Y sí, el patriarcado está presente. La mayoría de personas que me han alojado, son hombres. A nosotras nos dicen desde pequeñas que no podemos salir solas a la calle y viajar sin compañía, es pedir a gritos que nos maten. Claro, muy lógico (sarcasmo on), victimizar a las mujeres que intentan sobrevivir en esta sociedad desigual. ¿No será mejor enseñar a los hombres que sean eso, hombres?

Lo que digo siempre: podemos viajar solas, hay que dar ese paso y demostrar en qué hay que centrarse. Queremos ser libres y no valientes. Intentemos cambiar las cosas, incluso en el mundo del couchsurfing. Viajamos solas porque nos da la gana, punto. La gente sigue diciendo que estoy loca, que aceptar quedar en la casa de un desconocido es una temeridad. Al igual que abrirle las puertas de mi piso a vete tú a saber quién. Seguro que es un ladrón, te viola o te ahoga con la almohada mientras duermes. Otra vez lo mismo: la mujer tiene la culpa de cuanta desgracia pueda pasarle. ¡Basta!

No me lío más. Aquí dejo mi lista de personas que me han apadrinado en su casa.

Continue reading “¿Cuántas veces me han hospedado en couchsurfing?”

Anuncios

Voldemort existe. Lo que no debe ser nombrado: la regla.

Una exclusiva que no lo es: las mujeres pagamos más impuestos que los hombres. Sí, no importa el país del que hablemos, muchos de los productos de primera necesidad tienen un elevado IVA. Hablo de lo que una mujer necesita una vez al mes, durante 3-7 días, desde los 13 a los 50 años (aproximadamente). ¿Cuándo los gobiernos se van a dar cuenta de que media población mundial menstrúa? Las compresas (toallas higiénicas en Latinoamérica) y tampones son un bien de primera necesidad, no un lujo. 

grafico-tampax.jpg
Hablemos de IVA

IVA de las compresas/toallas higiénicas:

España: 10% de IVA

Colombia: 16% y se quiere subir a un 19%

Francia: 5,5%

Canadá: 0%

Continue reading “Voldemort existe. Lo que no debe ser nombrado: la regla.”

Países en los que he puesto mis pies…

Tres continentes: Europa, América del Sur y África.
20 países en total (dos Estados no reconocidos, pero con pueblo soberano). Toda la información a continuación.
 
Ser mujer y querer viajar con la mochila, no es una locura. Por supuesto que podemos viajar solas y sin un presupuesto millonario. Si yo lo hago, otras pueden.

 

 

Europa

Normalmente cometemos el error de meter todos los países europeos en el mismo saco, sin ser conscientes de las múltiples diferencias que existen entre ellos. Nada tiene que ver el Este de Europa con la zona del Mediterráneo, desde su historia a su gente. Ahí está lo interesante, la cercanía de estos territorios y al mismo tiempo la lejanía porque algunas veces mismo parecen antagónicos.

Hasta el momento he viajado un poco por el antiguo bloque soviético, los países del sur y algunos clásicos como Reino Unido. Me queda mucho por conocer, pero sé que Ryanair me ayudará en esta labor.

A continuación dejo los enlaces a los apartados de esta sección:

Constanza, reencuentro de gallegos

Dicen que hay un gallego hasta en la luna, a estas alturas ya no lo dudo. Cuando me puse a buscar un host a través de la página de couchsurfing: ¿Qué es Couchsurfing?, por pura casualidad encontré a un estudiante gallego en Constanza. Me hizo gracia ver su perfil y le mandé un mensaje. Al final pasé un par de días con aquel Erasmus de Ourense y sus dos compañeras de piso francesas.

Lo cierto es que cuando ves fotos de Constanza en internet te esperas otra cosa, la ciudad no es nada impactante y la zona vieja todavía está siendo restaurada. Sin embargo, tenía a un buen guía turístico ya que mi host sabía muchísimos detalles sobre la ciudad y Rumanía, país que había fichado desde hacía años. No toda la gente que hace un Erasmus lo hace para ´´limpiar el expediente´´. Continue reading “Constanza, reencuentro de gallegos”

Brasov

Al llegar de Bran, me despedí de Mao y aproveché para conocer bien la ciudad de Brasov. Comenzó a llover a mares y me refugié en un bar, tomando un café mientras escuchaba la lluvia al otro lado del cristal. Cuando paró, una hora después, salí a la calle y disfruté con la cámara porque todo estaba más bonito. Los edificios se reflejaban en los charcos y ya no había tanta gente en la calle. Después me fui a la casa de mi couchsurfing, caminando.

DSC_3358.JPG

Continue reading “Brasov”

Bucarest, capital de Rumanía

El día había llegado, después de consultar desde Italia a ver si era cierto que un vuelo de Bolonia a Bucarest costaba sólo nueve euros. En ese momento no tenía referencias de Rumanía, realmente no sabía nada de este país. Lamentablemente a mi cabeza solo vinieron imágenes de las personas que piden dinero en las calles de Madrid o una historia marcada por la URSS. Tenía mucha curiosidad, llegar allí y que muchos de mis prejuicios (que intento no tener, pero todos tenemos) se esfumasen. Me hacía ilusión patear un lugar que no es turístico, en España nadie se iría a Rumanía de vacaciones a no ser que fuese por cuestiones familiares. En los últimos años en España ha aumentado el número de rumanos, lo cual ha generado que se difundan muchas ideas equivocadas acerca de su país. Continue reading “Bucarest, capital de Rumanía”

Un país desconocido: Rumanía

Rumanía no es uno de los destinos turísticos más solicitados por los europeos. Yo decidí viajar a Bucarest porque conseguí un vuelo de Ryanair desde Bolonia (Italia) por 9 euros, por ese precio no había nada que pensar y desde luego que el Este de Europa me regalaría muchas cosas.

No conocí gran parte del país, al final me quedé con la parte más turística:

 

Volver: Europa del Este

Europa del Este

No conozco gran parte de Europa, a pesar de haber nacido en España. Es extraño pero sí, he estado en más países de Latinoamérica que de esta parte del mundo. Mi primer contacto con Europa del Este, fue Rumanía. Gracias a un barato billete de avión puse mis pies en un país del que no sabía absolutamente nada. Y una vez allí también estuve en Moldavia y Transnistria.

Realmente poco sabemos en España sobre Europa del Este, por supuesto depende de la persona, pero en líneas generales la primera idea que nos viene a la cabeza es la URSS, las bebidas alcohólicas fuertes y los reducidos precios.

Me gustó mucho viajar por ahí, quitarme una gran venda en los ojos que no sabía ni que tenía y aprender muchas cosas. Una de las lecciones más valiosas es que a veces aunque no se hable el mismo idioma, hay otras formas de comunicarse.

Bolonia, Forlí y Rímini

Me despedí de Stefano, me llevó en coche hasta la parada del autobús en Gattorna. Tardé una hora en llegar al centro de Génova. Estuve dos horas esperando en la estación de trenes de Génova y el viaje serían otras seis. Tuve tiempo suficiente para comprar algo de comer y beber en una tienda cercana, donde estuve hablando un rato con la dependienta con mi pobre italiano.

Mi tren no tenía enchufes ni baño. Uno de los baños estaba cerrado y el otro tenía la puerta medio abierta y no se podía cerrar bien, afortunadamente soy delgada y pude meterme igual, una señora francesa no tuvo la misma suerte. Fue el tren más caro, 25 euros, y el peor de todos. Sin embargo estaba más que feliz, iba a ver a mi mejor amigo de Madrid a quien no le veía la cara desde septiembre, cuando hice escala en la capital para irme a Rabat (Marruecos). Echaba de menos hablar tonterías con él y reírnos de las cosas más absurdas. Continue reading “Bolonia, Forlí y Rímini”