Fiestas patrias, el gran día de los chilenos

Cómo iba a cometer el sacrilegio de no dedicar una entrada al día que los chilenos aguardan todo el año. Por supuesto que estoy hablando de las Fiestas Patrias.

Después de muchos días sin escribir nada al fin me he puesto frente al ordenador dispuesta a contar mi experiencia de esa gran semana de celebraciones, las Fiestas Patrias chilenas. Antes de decir cuál sería el destino de mi año de intercambio busqué información de todos los países que me ofertaban: Argentina, México o Chile. La verdad es que no me interesaba quedarme en Europa, quería un cambio radical y conocer una cultura que fuese totalmente desconocida para mí. Finalmente elegí Chile, me parece muy interesante la cuestión Mapuche, los paisajes, la belleza del norte y el sur, no sabía mucho sobre el tipo de sociedad y otras muchas razones.

 
 

Pero volviendo al tema en el que me centraré en esta entrada, una de las cosas que me parecieron más curiosas de este país es la celebración de sus Fiestas Patrias. Lo primero que apareció cuando tecleé »Chile» en Google fue esta semana. Todos los chilenos se esmeran en que el aniversario de la independencia se celebré por todo lo alto, el momento de la historia en la que un pueblo consigue la soberanía y rechaza las órdenes de una monarquía lejana. Cómo me lo iba a perder.

 

Durante el quince de septiembre hasta el veinte las calles se cubren de banderas nacionales, casi todos los comercios y edificios lucían la suya, además había ofertas para que nadie se quedase sin ella (yo compré una para sentirme más chilena). Como era predecible, los supermercados estaban abarrotados de gente haciendo las compras de última hora. Fue muy complicado encontrar carne para hacer en la parrilla, el plato estrella de esas fiestas.

¡Sigue los artículos de Sen Enderezo!

Todos los viernes a las 22:00 (en España) publica un nuevo artículo feminista. ¿Quieres unirte al club?

 

Sin duda la mayor celebración se concentra en el dieciocho y el diecinueve. Unos amigos chilenos, se trata de cruzar el Atlántico para conocer a los autóctonos, nos invitaron a una parrillada en Valparaíso. En la ciudad ya se notaba el ambiente festivo y había muchos puestos de comida por supuesto todo estaba rico.

 

Valparaíso

Me sorprende la amabilidad y familiaridad de los chilenos (al menos los que he conocido), en Galicia parece que para ir a una fiesta es necesaria una invitación oficial y que haya mucha confianza. No pretendo generalizar, no sería una buena socióloga si lo hiciese, todas las personas son diferentes y por ser de un lugar no significa nada.

 
 
 

 

Celebrando las Fiestas Patrias

Pero esa semana no se limitó únicamente a comer carne a la parrilla. Otro día fuimos a una ramada o también llamada fonda, un lugar donde ponen una carpa con comida y se exhiben los bailes chilenos. Nosotros estábamos en la Ramada de Mamá Rosa, un amigo que siempre conoce a alguien que sabe de otra persona que tal vez pudiese encontrar esa cosa, en resumidas cuentas nos consiguió las entradas no sé cómo. Yo creo que le puedes pedir un elefante y al día siguiente te lo presenta en la puerta de tu casa.

 

Ramada Mamá Rosa

Fiestas Patrias

Anticuchos

Terremoto y chicha

Está claro que para ser chileno es necesario lo siguiente: tener la marca de una vacuna en el brazo izquierdo (no recuerdo para qué era pero todos la tienen), saber beber terremotos y bailar cueca (hasta la presidenta de Chile ha salido en la televisión bailando).

 

El 19 de septiembre fui a Santiago para aprovechar el fin de semana tomé un avión al país vecino, esa es otra historia que ya contaré. Por casualidad vi el desfile militar y muchas personas estaban viéndolo.

Desfile militar

Desfile militar

Y este ha sido mi resumen de la semana de las Fiestas Patrias chilenas, no me ha decepcionado en absoluto y me ha encantado estar aquí para celebrarlo.

Laura Oliviera Sánchez

Soy una gallega emigrada a Rumanía. En el tercer año de carrera, estudié en Chile (2014-2015). Antes de emprender esta aventura, decidí empezar a escribir este blog para animar a más mujeres que quieren viajar solas.

Últimas entradas del blog

¿Por qué hacer el Camino de Santiago Portugués sola?

Atrévete a hacer el Camino de Santiago Portugués desde Tui como hizo Raquel. En este artículo puedes leer su experiencia y contagiarte de sus ganas de hacer tu propio camino. Sin duda, ¡una aventura que hay que vivir alguna vez!

5 mejores libros de Isabel Allende que debes leer (sin spoiler)

Isabel Allende lleva décadas escribiendo un libro por año y en Sen Enderezo queremos recomendarte 5 de sus obras. Además, para cerrar el 2021, al final puedes ver los 3 libros de Almudena Grandes (la Allende española) que no deben faltar en tu biblioteca personal.

¿Los electrodomésticos hicieron más fácil la vida de las mujeres?

No, los electrodomésticos no hicieron la vida de la mujer más fácil, al menos no como pensamos. La revolución de las criadas de 1920 cambió las condiciones del trabajo doméstico, pero siguen siendo ellas las que se ocupan de los cuidados y el hogar. ¡Hoy toca la herstory de la aspiradora!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: