Braga; la primera vez que Mara usó couchsurfing

Aprovechando la Semana Santa, hice una escapada a Portugal con una de mis mejores amigas, Mara. Nuestro plan estaba claro: viajar con poco dinero, usar couchsurfing: ¿Qué es Couchsurfing?, intentar conocer a gente local y divertirnos mucho. Elegimos Portugal porque es el país más próximo a Galicia y en Semana Santa los precios de los vuelos son desorbitados. Pagar 200 euros por viajar a Alemania desde España, no nos cabía en la cabeza. Nuestra primera parada fue Braga, Mara nunca había estado y yo visité la ciudad cuando era una niña y todavía funcionaba Bragalandia (un parque de atracciones).

20160321_170349.jpg
Braga

Fuimos hasta Vigo, donde mis abuelos tienen un piso, e hicimos una parada técnica. Dormimos ahí y a la mañana siguiente nos fuimos en autobús hasta Braga, creo recordar que pagamos once euros. Tuvimos que ir caminando hasta la estación, por culpa de las procesiones de Semana Santa cortaron algunas calles y no podía pasar el autobús urbano. Tardamos dos horas en llegar a Braga.

Un par de semanas antes, me puse a buscar host a través de couchsurfing. Para mi sorpresa, me contestaron bastantes personas y al final decidimos quedar en casa de unos estudiantes de intercambio que eran de Río de Janeiro. Couchsurfing me parece una buena idea para viajar, no solo porque te ahorras el dinero del alojamiento, sino porque tienes la posibilidad de conocer a otras personas y posiblemente locales. En esa ocasión, la primera vez para mi amiga Mara, pasamos tiempo con gente de nuestra edad y que eran de otro continente. A mí me encantó recordar cosas de Brasil, por donde estuve viajando en enero del 2015: Mi viaje por Brasil. Su gente es sencilla y hospitalaria, te hacen sentir como en casa.

DSC_2413.JPG
Procesiones de Semana Santa

Gustavo, nuestro host, nos recibió en su casa con una deliciosa comida y avisó a otros amigos suyos. Todos eran de Brasil y estaban estudiando un semestre en Braga. No pararon de ofrecernos cosas, desde cerveza a pollo asado. Era chistoso mezclar inglés, portugués y español. Su acento era chistoso cuando intentaban hablar español con tonada argentina, mi amiga es de la provincia San Luis así que se estaba matando de risa.

Braga no es una ciudad grande, se ve todo en un día. Gustavo junto a Felipe, un amigo suyo de Río de Janeiro, nos enseñaron toda la ciudad y hacían comentarios interesantes. Estudiaban Historia y Filosofía, cualquier edificio o calle tenía algo que contar y nos mostraron una imagen de Braga que ninguna guía turística te podrá ofrecer. No eran portugueses, pero estaban perfectamente integrados.

DSC_2441.JPG
Compañero de piso de Gustavo

Al final pasamos dos días con ellos; Gustavo insistía en que nos quedásemos más tiempo pero nosotras teníamos que seguir con nuestro viaje. Tampoco queríamos abusar, él dormía en el sofá y nosotras en su cama. No consintió que echásemos los sacos de dormir en el salón.

DSC_2419.JPG
Felipe, Mara y Gustavo

Uno de los días que estuvimos en Braga, empezó a llover y nos fuimos al piso de Felipe. Terminamos rodeadas de un montón de brasileños, cada uno era de una parte de Brasil y estudiaban algo diferente. No entendía bien su pronunciación a la hora de hablar portugués, nada tiene que ver el de Portugal con el de Brasil, pero al final con sonrisas y gestos todo se soluciona. Disfrutamos de la ciudad, a pesar de que Mara y yo no somos católicas y no celebramos la Semana Santa. La ruta había empezado con buen pie y Mara se llevó una buena primera experiencia couchsurfing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s